Los Guerreros del Mañana – Capítulo 3


En el planeta Stark.

Piccoro: Bien, Tom, ya estamos aquí; ahora ¡¡quiero que me digas toda la verdad!!

Tom: Está bien, lo haré. Antes que nada debo decirles que cuando llegué lo hice como espía y mi intención era robar las esferas del dragón.

Todos: ¿Qué?

Vegeta: Lo sabía, eres un maldito; vas a morir.

Piccoro: Espera un momento, Vegeta; escuchemos lo que tiene que decir.

Tom: Cuando llegué a la Tierra, me di cuenta que su energía se salía de lo normal y decidí seguirlos, y en secreto abordé su nave hasta acá y cuando llegamos, ustedes se alejaron y aproveché para infiltrarme.

Gokú: Por eso escondiste tu Ki.

Tom: Sí. Luego, en mi búsqueda encontré el cuarto del chico Namekuseí y fue cuando lo vi crear las esferas, al menos eso creo porque las vi aparecer de la nada frente a él.

Dan: Sí, yo las puedo crear; quisiera que me respondieras algo; si ustedes buscan las esferas del dragón, ¿por qué las destruyeron cuando asesinaron a mi antecesor en la Tierra?

Tom: ¿Destruirlas?, pero si ahí están.

Dan: Estas son otras, las originales fueron destruidas por ustedes.

Tom: Ya entiendo, debió haber sido un error; hasta ahora nadie de nuestra raza las había visto.

Gokú: ¿Es decir que los únicos que conocen esas esferas realmente son tu hermano y tú?

Tom: Sí; lo que sabíamos de las esferas lo conocíamos por relatos de los habitantes de los planetas que íbamos conquistando, por eso queríamos encontrarlas y apoderarnos de ellas; bueno, después de una larga búsqueda averiguamos que las esferas existían en el Planeta donde habitaban los Namekuseí y en la Tierra; pero esa información llegó tarde, pues poco antes ese planeta había sido conquistado y destruido.

Dan: Por eso decidieron atacar la Tierra, para obtenerlas.

Tom: Sí. Bueno, lo demás creo que ya lo saben.

Piccoro: Aún hay algo que no tengo claro.

Tom: ¿Qué?

Piccoro: Si eres tan bueno como Dan dice; ¿por qué viniste a robar las esferas?

Tom: Mi padre siempre ha pensado que soy un idiota, porque no tengo sus sentimientos malignos y mi hermano siempre me ha envidiado por ser más fuerte que él.

Piccoro: Eso no explica nada.

Tom: Aún no termino. Mi padre me envió a hacer esto, al principio me rehusé, pero el me obligó, pero lo que en realidad me hizo venir fue la decepción que vi en el rostro de mi padre.

Piccoro: Esa es la excusa más tonta que jamás he oído.

Tom: Yo no sé cómo tratan ustedes a su familia, pero para nosotros la familia es todo; siempre soñamos ser el orgullo de nuestros padres y deseamos algún día tener nuestra familia; esposa, hijos, en fin, una descendencia para querer, respetar, cuidar y sobre todo, enseñar.

Bulma: Deberías aprender de ellos, Vegeta.

Vegeta: Quieres callarte.

Piccoro: ¿Sus conocimientos van de padre a hijo?

Tom: Sí, esa es nuestra forma de enseñar.

Vegeta: No me vengan con idioteces; ¿se creen muy nobles y van de planeta en planeta conquistando y asesinando gente?

Tom: Una cosa es la conquista del Universo y otra es la familia.

Gokú: Bueno, bueno, dejemos la pelea; ya sabemos dónde estamos y a qué vinimos a esta época, eso creo, ahora falta saber qué haremos.

Tom: Ustedes ya saben todo de mí, a mí me gustaría saber quiénes son ustedes.

En pocos minutos, Marrón le explicó a Tom quiénes eran los Guerreros Z. Al terminar la explicación llegaron Go-koo y Be-yeet.

Go-koo: Después de explorar este planeta, hemos llegado a la conclusión de que es apto para los humanos y para los demás.

Be-yeet: Aún no les damos las gracias por salvarnos, ahora tendremos otra oportunidad para luchar. Esperen un momento; ¿quién eres tú?

En “breves” momentos los Guerreros Z pusieron al tanto a Go-koo y Be-yeet de la identidad del sujeto (con todos los problemas que eso trajo).

Go-koo: OK, entiendo que no eres malo, pero aún sigo odiando a tu raza y no creas que te tengo cariño.

Be-yeet: No te asesino ahora mismo porque los demás dicen que no eres malo.

Tom: ¿De verdad creen que pueden matarme?

Todos: ¿Eh?

Tom: Uds. No son rival para alguien de mi raza; al menos no antes de que los ayude a liberar su energía interior…

Todos: ¿Qué?

Tom: Antes de seguir diré algo, aquel que crea que me puede derrotar en combate que hable ahora.

Vegeta: Yo lo creo, insecto.

Tom: Entonces salgamos para que lo pruebes.

Cuando salen de la base, los Guerreros Z, Dan, Tom, Go-koo y Be-yeet van a un lugar apartado para que el combate dé inicio.

Vegeta: Bien, ahora verás.

Vegeta lanza un Energy ha que es desviado por Tom; luego Tom golpea a Vegeta en el estómago y después lo lanza contra el suelo. La pelea dura un rato más, pero Vegeta sigue siendo apaleado por Tom.

Tom: Vamos, que aún estoy en mi forma humana.

Vegeta: ¿Qué?, ya verás.

Entonces Vegeta concentra su Ki y se eleva a SSJ2 de una vez y así logra equiparar los poderes, de hecho le da una golpiza a Tom.

Vegeta: ¿Lo ves, insecto?; nadie es rival para El Príncipe de los Saiayins.

Tom: Así que Uds. se pintan el pelo para pelear mejor, bueno, es mi turno.

En ese momento Tom comienza a acumular energía; sus pupilas se tornan blancas, su cabello se pone negro, sus colmillos crecen y un aura negra lo rodea.

Gokú: Ese Ki es tremendo.

Piccoro: Nunca había visto algo así.

Vegeta: No puede ser, supera mis poderes.

Tom: No se asombren, este apenas es el 25% de mi verdadero poder.

Todos: ¿Qué?

Tom: La mayor parte del tiempo permanecemos con nuestra forma humana (la llamamos así desde que llegamos a la Tierra), pero cuando una pelea se torna difícil pasamos a nuestra verdadera forma, es decir, nos transformamos en Vampiros; de ese modo podemos liberar nuestro máximo poder.

Gokú: ¿Todos ustedes tienen el mismo poder?

Tom: No exactamente; el poder no es igual para todos; algunos tenemos habilidades que otros no tienen. ¿Quieres seguir la pelea, Vegeta?

Piccoro: Detengan esto.

Tom: Por mí no hay problema.

Tom dice esto y regresa a la forma humana.

Vegeta: No me agrada admitirlo, pero debo reconocer que eres realmente fuerte.

Tom: A partir de hoy empezaré a entrenar con Uds. para que juntos incrementemos nuestros poderes y de esa forma se puedan defender de sus enemigos.

Piccoro: ¿Qué harás tú?

Tom: No lo sé, Tim tiene razón, si regreso a mi planeta seré ejecutado por traidor y de cierta forma lo soy.

Marrón: ¿Te quedarás y lucharás con nosotros?

Tom: Me quedaré un tiempo, luego me iré, por razones obvias no puedo luchar de su lado contra los de mi raza.

Gokú: Te entendemos y nos conformamos con que nos entrenes.

Mientras tanto, en el planeta Blood, Tim le dijo a su padre lo de la traición de su hermano, pero el Rey Tomás no le creyó y le dijo que iba a nombrar a Tom como heredero. Esto enfadó mucho a Tim; además el Rey le prohibió a Tim que saliera del planeta (para evitar que fuera a buscar a su hermano). Pero hubo un detalle que extrañó a Tomás.

Tomás: Fabio.

Fabio: Sí, mi rey.

Tomás: ¿Cómo es que no sabíamos de la existencia de una base humana en Caronte?

Fabio: No lo sé.

Tomás: Se supone que nuestra tecnología es la más avanzada del Universo.

Fabio: Sí, señor, pero esos humanos debieron encontrar la forma de burlar nuestros radares.

Tomás: Entonces busquen la manera de solucionar ese detalle, porque no quiero que esto se repita.

Fabio: No volverá a ocurrir.

Tomás: Ahora llama a mi hija.

Cuando Tania llega.

Tomás: Hija mía, quiero que busques a tu hermano Tom y le informes que él es el nuevo heredero del trono.

Tania: ¿Padre?; ¿Sabes que pasará si haces eso?

Tomás: ¿Te refieres a la ley?

Tania: Sí, sabes que sus sentimientos –los de Tom– no son como los tuyos.

Tomás: Confío en que tú hagas que él cambie de opinión.

Tania: ¿Yo?

Tomás: Sí, hija mía, ¿Lo harás?

Tania: No sé.

Tomás: Es muy importante para mí.

Tania: Está bien, padre.

Luego Tania parte en busca de su hermano, sin saber que esto lo aprovechará Tim para asesinar a su padre y convertirse en Rey. En el palacio.

Tim: Padre, lo siento pero no puedo permitir que nombres a Tom como heredero.

Tomás: Ya lo he decidido, hijo. Espera, ¿qué vas a hacer? ¡¡NOOOOO!!

Tomás estaba de espaldas y al voltearse Tim le clava un puñal y con una Dark Ball asesina a su padre (La Dark Ball es una esfera negra de energía que los vampiros crean con ambas manos y lanzan con una, esta técnica es muy destructiva). Después de esto, Tim es coronado Rey (por supuesto que Tim les dijo a todos que su padre había muerto en una explosión por accidente y asesinó muy discretamente a aquellos que no le creyeron).

Tres años pasaron y las cosas han cambiado mucho tanto en el planeta Blood como en el planeta Stark; cuando la pobre Tania regresó al planeta Blood sin hallar a su hermano un año después de su partida, fue desterrada por Tim bajo el cargo de traidora por haber ido a buscar a Tom; luego de esto Tania decide buscar a Tom para que vuelva al planeta Blood y reclame el trono que le pertenece.

En el planeta Blood, Tim gobierna y extiende el Imperio conquistando y destruyendo planetas de forma más cruel que su padre, pero el verdadero motivo de esta conquista para Tim no es extender el Imperio, sino encontrar y asesinar a su hermano (Tim se ha vuelto mucho más fuerte que antes gracias a implantes en su cuerpo y manipulación de sus genes). En el castillo.

Tim: ¡Maldición, Tania!, tenías que preferir al inútil de Tom, pero me las pagarás, esta es la traición que más me duele porque realmente te apreciaba y pensar que te aliarás con él en mi contra basta para que mis deseos de matarlo y matarte crezcan aún más que antes, y gracias a la biotecnología mi deseo pronto se hará realidad.

En el planeta Stark han pasado muchas cosas; lo primero es que, gracias al entrenamiento de Tom, todos los Guerreros Z incrementaron mucho sus poderes y todos los Saiayins pueden alcanzar el nivel 3 (demás está decir que Tom también elevó sus poderes y que su estadía se prolongó indefinidamente).

Lo segundo es que con la tecnología de Galactic Capsules los androides 17 y 18 fueron mejorados y ahora son tan poderosos como un SSJ2 (Además, para no seguir siendo el esclavo de #18, Krilin se hizo reconstruir como androide con la misma fuerza de ella, por supuesto que Krilin hizo esto en secreto).

Otra cosa es que Marrón y Tom se casaron y tuvieron un hijo llamado Tommy; Vegeta y Bulma tuvieron otra hija llamada Bra; #17 se casó con Pan y tuvieron un hijo llamado Max (todos los niños tienen dos años).

En general, los que no son Saiayins han logrado elevar su poder bastante. Además todos saben que Tom es más fuerte, pero ni él mismo sabe cuánto.

En la casa de Bulma hay una fiesta para celebrar los cumpleaños de Bra, Tommy y Max (los tres nacieron en fechas muy cercanas y por ello celebran el cumpleaños de los tres el mismo día).

Mr. Satán: Mi bisnieto Max es todo un hombrecito, ¿no?

Pan: Sí, abuelo, ¿no es lindo mi hijo?

#17: Claro que es lindo, es hijo del gran #17.

Krilin: ¿Dónde está Tommy?

#18: Está conmigo, ¿algún problema?

Krilin: Oye, no me hables así; mira que ahora soy tan fuerte como tú y soy la autoridad en esta familia.

#18: Sí, mi amor… (murmurando): cuando encuentre al idiota que hizo que Krilin se reconstruyera, me las pagará.

Vegeta se pone a silbar mientras mira hacia otro lado.

Krilin: ¿Qué dices, amor?

#18: Nada.

El Príncipe de los Saiayins no podía contener las ganas de burlarse de #18.

Vegeta (irónico): Oye, Krilin. Ahora sí has tomado tu papel de esposo.

#18: Grrrrrr.

Vegeta (irónico): ¿Te molesta algo, 19 – 1?

#18: ¡¡¡Cállate!!!

Vegeta: Ja, ja, ja, ja.

Tommy: Papá.

Tom: Hola, disculpen el atraso.

Marrón: Creo que exageramos en las compras, al menos es un alivio que en estos tres años los miembros de la resistencia construyeran una ciudad relativamente normal.

Pan: ¡Papá, abuelo!

Gokú: Hola.

Gohan: Bueno, aquí estamos.

Vegeta: ¿Y Bulma?

#18: ¿Qué?, ¿te preocupa dónde está?

Vegeta: ¿Tienes algún problema con eso, implante ambulante?

Milk: Ya dejen de pelear, aquí viene.

Bulma: Antes era con Gokú y ahora con #18.

Vegeta: mi problema con Kakaroto es genético, pero lo de #18 es personal.

#18: Hay alguien por allí a quien le di una paliza hace tiempo y no lo puede olvidar.

Tom: ¿Alguien podría explicarme qué sucede con estos dos?

#18: Yo te contaré; hace tiempo, cuando me reconstruyeron junto con mi hermano #17 y un gran amigo (#16), bueno, aunque para ese entonces era un perfecto desconocido, teníamos la intención de matar a Gokú. A Vegeta se le ocurrió la brillante idea de impedirlo y en ese momento yo era más fuerte que él, por eso lo vencí y dejé en ridículo y ese ser aún no ha podido reponerse de eso.

Vegeta: ¿Quieres pelear conmigo ahora, chatarra?

#18: No voy a caer en tus provocaciones.

Vegeta: Al menos tuve mi venganza haciendo que Krilin se reconstruyera y te dominara.

#18: Así que fuiste tú, te voy a…

Vegeta (irónico): Oye, Krilin, parece que a tu mujer no le gustó que te reconstruyeras, hasta me reclamó que te diera la idea.

Krilin: ¿Es verdad eso, #18?

#18: No, mi amor, era un chiste; lo que pasa es que Vegeta no acepta una broma.

Todos: Ja, ja, ja, ja, ja.

#18: ¿Hasta tú te ríes, #17?

#17: Eh… ah… bueno, hermanita, es tu esposo, ¿no?

Marrón: ¿Podemos seguir con la fiesta?

Todos disfrutan la fiesta, incluso Vegeta (claro que lo hace peleando con Gokú y #18); luego de soplar las velas y comer de la torta, todos se van a sus casas. En casa de Bulma viven Vegeta, Trunks y Bra; en casa de Milk viven Gokú, Gohan, Videl, Pan, Goten, Mr. Satán, #17 y Max; Piccoro y Dan viven en un templo (muy parecido al de la Tierra) que construyeron cerca de la ciudad, y finalmente, en casa de Krilin viven #18, Marrón, Tom y Tommy.

Todos están tranquilos, pero saben que pronto vendrán los Vampiros y será la hora decisiva. Falta tan sólo un año para la batalla; lo que los Guerreros Z no saben es que en ese año vendrán cosas terribles y problemas muy difíciles de superar.