Los Guerreros del Mañana – Capítulo 1

En mi historia, Pan y Marrón tienen la misma edad y Bra nacerá después de ellas.

Miles de años en el futuro, la Tierra vive tiempos muy difíciles; el Imperio de los Vampiros ataca de forma más frecuente y devastadora y los Super Guerreros no pueden hacer nada contra ellos. ¿Quiénes son estos Super Guerreros? Pues nada más y nada menos que los descendientes de los Saiayins, que hace siglos se agruparon formando una organización para defender la Tierra (y el Universo) de todos sus enemigos. El problema es que la sangre saiayin se ha diluido mucho, y estos Super Guerreros ya no son lo que eran. Incluso han tenido que recurrir a tener hijos entre ellos y manipular los fetos para potenciar sus habilidades, pero esto no ha sido suficiente para detener a los Vampiros; entonces surge la idea de traer a los legendarios héroes del pasado para que protejan a la Tierra en esta hora de necesidad.

La industria “Galactic Capsules” (La evolución de Capsule Corp.), que durante estos milenios ha sido aliada tecnológica de los Super Guerreros, consigue crear una puerta temporal para traer a los Guerreros Z a este distante futuro…

En Galactic Capsules:

Ryan: ¿Ya encontraron la época donde existieron los Guerreros Z?

Joseph: De acuerdo a los libros de historia, eso es a poco más de 3500 años en el pasado.

Ryan: Bien, procedan con el plan y traigan a esos guerreros pronto. Los Vampiros han dicho que, si no les decimos el secreto de las esferas del dragón, la próxima vez que vengan acabarán definitivamente con nosotros.

Mientras tanto, en el planeta Blood.

Random: Señor, he regresado.

Tomás: ¿Conseguiste las esferas del dragón, Random?

Random: No, mi señor, pero he amenazado a los humanos y créame, en mi próximo viaje las tendré.

Tomás: ¿Próximo viaje?, la incompetencia no se premia con viajes. Tu ineficacia será castigada inmediatamente.

Random: ¡No Por favor!, ¡No me mate!, ¡Se lo suplico!

Tomás: ¡¡Cómo es posible que un Vampiro suplique misericordia!!, los Vampiros tienen dos caminos de honor: o enfrentan la batalla, o aceptan su destino. ¡Nunca suplican ni ruegan! No mereces morir por mi mano. ¡Soldados!

Soldados: ¡Mande su majestad!

Tomás: Llévense a este imbécil y ejecútenlo.

Soldados: Como Ud. ordene, Su Excelencia.

Random: ¡No, por favor!, ¡Noooooooo!

Seenías: Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?

Tomás: Hazla.

Seenías: ¿Por qué no acabamos con la Tierra de una buena vez?, hemos perdido mucho tiempo en ese insignificante planeta y faltan muchos por conquistar.

Tomás: Lo sé, pero por desgracia la Tierra es el último planeta donde existen las famosas esferas del dragón según nuestros informes, ya que los Namekuseí fueron exterminados.

Seenías: Puede ser que los informes estén equivocados, señor.

Tomás: Es posible, pero no hay porqué arriesgarse.

Luego, el Rey Tomás se entera de algo terrible que va a suceder.

Fabio: Mi rey, tengo que darle una mala noticia.

Tomás: Si la noticia es mala o buena lo decido yo. Cuéntame, ¿qué sucede?

Fabio: Se trata de los príncipes, excelencia.

Tomás: ¿Qué pasa con mis hijos?

Fabio: Me he enterado que Tim está planeando asesinar a Tom, su majestad.

Tomás: Deja los formalismos, eres el único en quien puedo confiar aparte de mi familia.

Fabio: Gracias, señor.

Tomás: Sabía que tarde o temprano esto pasaría. Realmente no sé porqué Tom es así. El odio de Tim hacia su hermano me aterra y debo hacer algo antes de que ocurra una tragedia. Aunque es un idiota, no quiero que Tom muera.

Fabio: Señor, tengo una idea, ¿por qué no lo envía a la Tierra a buscar las esferas del Dragon? Si Tom lo logra será un héroe.

Tomás: No es mala tu idea, de hecho creo que lo haré. Tráeme a Tom a mi presencia.

Fabio: Sí, mi señor.

A los pocos minutos, Tom llega al salón del trono del Castillo donde viven.

Tom: ¿Qué pasa, padre?, ¿por qué me has hecho llamar?

Tomás le explica brevemente el motivo a su hijo, ocultando lo del plan de Tim.

Tom: ¿Cómo me pides algo así?

Tomás: ¡¡No le repliques a tu padre!! Lo harás de inmediato y solo.

Tom: ¿¡Solo!?

Tomás: Si envío un ejército contigo se sospechará del plan, y quiero que tu triunfo sea una sorpresa. Además, a ti no te conocen y te será más fácil infiltrarte y obtener lo que queremos.

Tom: Bien, padre, lo haré.

Tomás: Bien, porque una nave te está esperando para que partas ahora mismo. Recuerda esconder tu Ki para que no seas detectado. Suerte, hijo mío.

Tom: Gracias padre, adiós.

Luego Tom parte rumbo a la Tierra. Mientras, allá:

Joseph: Todo está listo.

Ryan: Procedan.

En ese momento, los Guerreros Z son traídos a Galactic Capsules.

Guerreros Z: ¿Qué sucede?

Ryan: ¿Están todos?

Joseph: Creo que sí, déjeme ver. Gokú, Gohan, Goten, Trunks, Vegeta, #17, #18, Bulma, Marrón, Milk, Pan, Videl, Piccoro, Krilin, Mr. Satán… sí, creo que están todos.

Gokú: ¿Podría alguien decirme qué demonios está sucediendo?

Vegeta: Sí, pero no se lo expliquen a Kakaroto, tardarían años en hacerlo.

Bulma: ¡Ya! ¡Dejen de pelear!

Ryan: Disculpen si les hemos causado alguna molestia, espero que su viaje haya sido cómodo, pronto sabrán todo.

Y en ese momento, dos seres con armaduras de saiayin aparecen.

Go-koo: ¿Qué te parecen, Be-yeet?

Be-yeet: Son tal como los describen los libros de historia.

Los Guerreros Z son rápidamente informados de los motivos que llevaron a traerlos hasta esa época.

Go-koo: Es por eso que necesitamos su ayuda.

Vegeta (en tono irónico): Oye, Kakaroto, creo que tu linaje logró evolucionar después de todo.

Gokú: ¿Linaje?, ¿Evolucionar? Vegeta, te agradecería que no me insultaras ¿OK?

Vegeta: ¿¡Y cómo sabes lo que significan esas palabras!? El viaje por el tiempo te arregló el cerebro.

Gokú: En realidad… no tengo idea de lo que significan, pero viniendo de ti debe ser un insulto.

Be-yeet: Luego terminan su discusión, no queda mucho tiempo y este planeta no es un lugar seguro para elaborar el plan de ataque.

Go-koo: Los enviaremos a Caronte, que es la luna del planeta Plutón, allá hemos construido una ciudad subterránea que no puede ser detectada por los Vampiros porque el frío bloquea los radares de esos seres repulsivos.

Vegeta: ¿Cuándo partimos?

Be-yeet: De inmediato.

Mr.Satán: ¿No será muy largo el viaje? Me mareo.

Go-koo: No podremos ir a mucha velocidad, pues los vampiros podrían detectarnos.

Mientras, la nave de Tom está entrando a la atmósfera de la Tierra, pero sufre un desperfecto y Tom debe abandonarla, pues está a punto de estallar. Luego de la explosión, Tom siente el Ki de los Guerreros Z y se da cuenta que la energía de estos guerreros sobrepasa lo normal. Por eso, y aprovechando que estaban cerca, decide seguirlos. Be-yeet, al ver la explosión, cree que los vampiros han llegado.

Be-yeet: Deben irse, esas malnacidos han llegado.

Gokú: ¿Uds. no irán?

Go-koo: Aunque nuestra sangre está muy diluida, aún disfrutamos luchar contra oponentes más poderosos.

Bulma: Bueno, adiós.

Go-koo y Be-yeet: Adiós.

Los Guerreros Z parten rumbo a Caronte. En ese momento, en el planeta Blood.

Tim: ¡¿Cómo pudiste hacerlo, padre?!

Tomás: Es mi decisión y no se diga más.

Tim se marcha, pero para ejecutar un plan que se le había ocurrido.

Tim: Si ese idiota consigue las esferas con sus diplomacias, será el heredero del trono y eso ¡NO LO PERMITIRÉ!

Tim llama a varios soldados de su confianza y se lanza a la Tierra para destruirla junto con su hermano. Tim llega a la Tierra casi al mismo tiempo que los Guerreros Z llegan a Caronte.

John: Bienvenidos a Caronte, Guerreros Z. Go-koo y Be-yeet, líderes de la resistencia, nos informaron de su viaje hasta acá.

Guerreros Z: Gracias.

Tom (pensando): ¿Qué?, ¿Caronte?, así que aquí se esconde la resistencia… Interesante.

Dan: Bienvenidos, esperábamos con ansia su llegada.

Gokú: Oye, tú eres igual a Dende.

Dan: Soy un descendiente de él y ocupaba su lugar como Kamisama en la Tierra hasta que llegaron esos malvados.

Vegeta: Entiendo, y fuiste traído aquí para proteger las esferas del dragón.

Dan: No del todo, las esferas desaparecieron hace mucho cuando mi antecesor fue asesinado por los Vampiros.

Piccoro: Pero, ¿cómo que destruidas?, las esferas sólo debieron desactivarse.

Dan: Tú no sabes el poder que poseen esos demonios, ellos las destruyeron en uno de sus tantos ataques.

Piccoro: ¿Y no puedes hacer otras?

Dan: Sí, pero ¿para qué?; mi antecesor que fue asesinado por los Vampiros le pidió al Dragón Sagrado que acabara con ellos, pero Sheng Long no pudo, además casi todos los miembros de la resistencia han sido revividos ya.

Vegeta: ¡Maldición!, nosotros también hemos sido revividos con las esferas.

John: Sí, pero hay algo a nuestro favor.

Guerreros Z y Dan: ¿Qué?

John: En esta época Uds. son de otra dimensión y por lo tanto pueden ser revividos una vez más con las esferas del dragón.

Dan: Tienes razón, John. No había pensado en ello.

Vegeta: Entonces, ¡¡¡¿Qué esperas para hacer las esferas?!!!

Dan: Bien, las haré en este momento, adiós. Por suerte soy capaz de hacer las esferas del dragón en cualquier planeta.

Mientras tanto, Dan iba rumbo a su cuarto, otra persona llega corriendo.

Darío: Señor, tenemos malas noticias de la Tierra.

John: ¿Qué ocurre?

Darío: Los Vampiros llegaron, y luego de asesinar a todos, destruyeron todo lo que nos quedaba allá. El foco de resistencia de la Tierra ha quedado exterminado.

John: ¡No puede ser!, ¡no es posible! ¿Estás seguro? ¿Qué pasó con Go-koo y Be-yeet?

Darío: Sí señor, estoy seguro, y me apena decirle que los líderes de la resistencia han sido asesinados en batalla.

John: Al menos murieron como querían.

Tom (pensando): ¿Por qué mi padre dio la orden tan pronto?

Mientras Dan crea las nuevas esferas, los Guerreros Z son llevados a sus cuartos y Tom sale de la nave, roba un uniforme y se infiltra en la ciudad para ver qué logra averiguar. Realmente Tom no quería cumplir su objetivo, pero la decepción que había en la cara de su padre la última vez que hablaron hizo que, cambiara de opinión.

Entretanto, los Guerreros Z discutían sobre el tema.

Trunks: Parece que esa nueva raza es muy fuerte.

Gokú: ¡Genial!, hace tiempo que no teníamos una batalla tan divertida.

Milk: ¡Cállate, Gokú!, ¿acaso no puedes pensar en otra cosa?

Gokú: Sí, también pienso en la comida y en comer.

Milk: No tienes remedio.

Lo que los Guerreros Z y Tom no saben es que Tim se enteró del viajecito a Caronte (con los detalles acerca de los Guerreros Z) y por si fuera poco sintió el Ki de su hermano en ese mismo lugar.

Tim: Eres un idiota, Tom. ¿Crees que ocultando tu Ki no te encontraré? ¿Ya se te olvidó que los Vampiros pueden sentir a los de su raza por más que oculten su Ki? Tu fin es sólo cuestión de tiempo, hermanito.