El Deseo de Goten

por Claudia

Faltaba sólo un mes para el día más esperado por todos (excepto por Vegeta, claro): La Navidad. Goten no sabía qué pedir de regalo, no tenía ni idea.

Goten: Cosas caras, no. Nintendo, no. Dulces, ya tengo. Och, no se me ocurre nada…

Milk estaba cocinando, pensando qué tenía que comprar, ya que la celebración sería en la Capsule Corporation. Goten llega a la cocina…

Goten: Mamá, ¿qué puedo pedir esta Navidad?

Milk: Mi amor, no sé, algo que tú desees mucho.

Goten: Es que no sé.

Dicho esto, se fue a su cuarto. Mientras buscaba un lapiz, encontró una foto.

Su cara interrogativa cambió a una triste. La foto era la familia antes que él naciera, o sea, Milk, Gohan y su padre.

Goten: Yo nunca conocí a mi padre, Gohan me dice que era como yo de ingenuo y feliz, pero no es lo mismo a que lo hubiera conocido.

Una lágrima cayó en la foto, empezó a llorar sin consolación. De pronto oyó que alguien abría la puerta, guardó la foto y se secó las lágrimas.

Gohan: Goten, ¿qué haces aquí?

Goten: No, nada, estoy pensando qué pedir esta Navidad. ¿Cómo te fue en la escuela?

Gohan: Bien.

Gohan vio la cara de Goten, parecía triste.

Gohan: Goten, ¿te pasa algo?

Goten: Nada, ¿por qué?

Gohan: No, por nada (pensando): “A lo mejor no sabe qué pedir”

Gohan cierra la puerta y Goten se queda solo.

Goten:Como me gustaría ver a mi padre aunque sea sólo un minuto. ¿Y si pido eso?, dicen que Santa Claus es mágico y cumple todos los deseos.

Al decir esto, se le iluminó la cara y empezó a escribir. Después de haber terminado, se quedó profundamente dormido. Gohan entró de nuevo al cuarto, y vio la carta, la agarró y la leyó. Después de leerla, fue con Milk…

Gohan: Mamá, ¿ya leíste lo que quiere Goten?

Milk: Hace rato me dijo que no sabía que pediría, ¿qué es lo que pidió?

Gohan: Toma.

Gohan le dio la carta, y Milk la leyó.

Milk: No puede ser, ¿qué haremos?

Gohan: Mmmmhh… no sé.

Milk: ¡Sí, ya sé! Uranai ibaba, ¿cómo se me pudo olvidar?

Gohan: Uranai ibaba puede traer por un día a las personas ya fallecidas, ¿verdad?

Milk: Sí, así es. Ve y pídele el favor.

Gohan: Sí.

Gohan partió rápidamente a donde estaba Uranai ibaba, cuando llegó…

Gohan: Sra. Uranai ibaba, ¿podría hacerme un favor?

Uranai: Pero si es el hijo de Goku, Gohan. ¿Qué se te ofrece, muchacho?

Gohan le explica todo…

Uranai: Así que quieres que traiga a Goku en Navidad.

Gohan: Sí, asi es. Puede hacerlo, ¿verdad?

Uranai: Te costará muy caro.

Gohan: ¿Me cobrará? ¿Cuánto?

Uranai: Unos cuantos Billones.

Gohan: ¡¡¡¡¿BILLONES?!!!! Pero, yo no tengo esa cantidad.

Uranai: Bueno, estamos hablando del que salvó la Tierra unas 10 veces… Está bien, será gratis.

Gohan: ¡Muchas gracias! ¡Nos vemos en Navidad!

Uranai: Hasta entonces.

Gohan regresa a su casa…

Gohan: Mamá, ya llegué.

Milk: ¿Qué pasó? ¿Sí lo hará?

Gohan: Sí, sí aceptó.

Goten: Mamá, tengo hambre.

Milk: Ah, sí. Ya está la comida.

Gohan: Goten, ¿qué vas a pedir esta Navidad?

Goten: Es mi secreto. Mamá, ¿mi papá era muy fuerte?

Milk: Era el hombre más fuerte de este mundo.

Goten: ¿Y cómo murió?

Al preguntar esto, a Gohan se le atoró la comida en la garganta…

Milk: Gohan, ¿qué te pasa?

Gohan (tragando lo que estaba comiendo): No, nada, ya pasó.

Goten: Gohan, ¿tú sabes cómo murió papá?

Gohan y Milk se miraron el uno al otro…

Gohan: Goten, es mejor que sepas la verdad.

Milk: Gohan, ¿se lo vas a decir?

Goten: ¿Qué, qué pasa?

Gohan tomó aire, y empezó a contarle la batalla con Cell. Goten se quedó sin aliento.

Goten: Entonces, ¿tú fuiste el culpable de la muerte de mi papá?

Gohan: S-sí, fui yo.

Milk, al ver tanto silencio, los mandó a dormir.

El día de Nochebuena, la familia Son fue a la casa de Bulma…

Trunks: ¡Hola, Goten! Oye, dime qué pidiste para ahora.

Goten (en tono burlón): Es mi secreto.

Trunks: Oye, ándale, dime y yo te digo.

Goten: No, no te voy a decir, espera hasta la noche.

Trunks: Mmmhh… de acuerdo.

Ya en la noche, todos estaban cenando un exquisito pavo. Ya después, iban a abrir los regalos. Goten vio muchos con su nombre, pero ninguno sería su padre. Cuando le tocaba a él abrir sus regalos, hacía gestos de alegría, aunque falsos. Cuando le tocaba a Gohan darle su regalo…

Gohan: Este es un regalo de parte de mi mamá y mío.

Gohan abrió la puerta, y de pronto salió… chakanchakan, ¡¡¡GOKU!!! Todos se quedaron boquiabiertos.

Goku: Hola a todos, ¿cómo están?

Bulma: ¿Go-Goku? ¿Acaso reviviste?

Goku: No, tengo el permiso de estar aquí por un día.

Goku miró y saludó a todos sus viejos amigos.

Milk: Te estábamos esperando (le decía llorando)

Gohan: Papá, él es Goten.

Goku volteó adonde estaba Goten, algo confundido.

Goku: Hola, Goten.

Goten: ¿Tú eres mi papá?

Goku sólo le lanzó un sonrisa. Goten, al ver la respuesta afirmativa, corrió hacía él llorando y lo abrazó feliz.

Goten: Tenía muchas ganas de conocerte, papá.

Goku: Yo también, hijo. Eres igualito a mí.

Goten no dejó de llorar y durmió con él. Al siguiente día tenían que despedirse…

Goku: Espero que me vuelvan a dar permiso de venir a visitarlos.

Todos se despidieron, menos Goten.

Goku: ¿Qué pasa, Goten?

Goten levantó la cara y de nuevo estaba llorando…

Goten: Te extrañaré, papá.

Goku: Yo también, Goten. Y a todos también.

Dicho esto, Goku despareció. Goten se limpió la cara y miró a los demás. Milk, Gohan, y los viejos amigos de Goku también lloraban. Al día siguiente, todos regresaron a sus respectivos hogares. Goten no dejaba de ver el cielo…

Goten: Mi deseo se cumplió y mi papá era tal como mi hermano me dijo. Creo que pediré lo mismo el año entrante (Dijo mientras veía al cielo, imaginando a su papá, y sonrió).