Capítulo 7: “La batalla comienza”


En casa de #17.

#17: ¡Demonios! ¿Por qué no pudo llevarse todas sus cosas cuando se fue? Voy a tirar todo esto… no, tengo una mejor idea, voy a divertirme un rato a costa de mi hermanita, pues estoy casi seguro que Katrina está con ella.

#17 sale de su casa, con su típica sonrisa cínica, rumbo a casa de #18.

#17: Hermanita, tu hermano 17 te hará una pequeña visita.

En la pirámide.

Ar: Muy bien; no pensaba quedarme en este planeta, pero ya que uno de esos seres está vivo y que mi pirámide está acá, me quedaré… lo primero tengo que hacer es despertar los poderes de ese ser para poder ubicarlo y matarlo; pero ¿cómo? Ya sé, si comienzo una masacre en este planeta, sus instintos harán el resto y así voy practicando para el gran duelo.

Al decir esto, el temible Dios Ar salió de la pirámide rumbo a la civilización.

Ar: Primero acabaré con las ciudades más grandes.

En casa de #18, los Guerreros Z estaban reunidos, pues ya se habían enterado del ataque de Ar.

Piccoro: No hay duda de que quien quiera que sea es muy poderoso.

Gohan: Sí, y es más poderoso que Cell.

#18: Tiene un KI extraordinario.

Krilin: Comparado con este sujeto, Cell era un principiante.

Bulma: ¿Van a pelear con él?

Piccoro: Sí, pero ¿dónde está Vegeta? Nos será de mucha ayuda ahora que Gokú está muerto.

Bulma: No lo sé, lo siento.

Piccoro: No te pre…

Krilin: Un momento, siento el KI de Vegeta y se dirige hacia el otro ser.

Piccoro: ¡Rayos! Vegeta también notó su presencia y se dirige a luchar contra ese sujeto. Debemos ayudarlo rápido.

Milk: ¡Gohan! ¡Tú no irás a ning…! ¿Eh? Gohan?… ¿GOOOOOOHAAAAAAAAANNNNNNNN?

Los Guerreros Z fueron a ayudar a Vegeta y a tratar de eliminar esa nueva amenaza para la Tierra. En casa de #18.

Bulma: Oye, Katrina, Milk y yo vamos a casa para buscar el radar del dragón. ¿Vienes con nosotras?

Katrina: ¿Regresarán?

Milk: ¡Claro!

Katrina: Mejor las espero, la verdad no tengo ánimos de ir a ninguna parte.

Bulma: Bueno, regresaremos lo más pronto posible.

Las dos mujeres se fueron en una nave de la Corporación Cápsula y Katrina se quedó sola, pues el Maestro Roshi se había ido a una excursión con la pequeña Marrón (claro que las maestras de los niños tenían unos cuerpos que el viejo no pudo resistir); y #18 había ido junto con Krilin a la pelea. En ese momento, alguien tocó a la puerta. Cuando Katrina abrió…

Katrina (algo emocionada): #17.

#17 entró a la casa haciéndole caso omiso a Katrina.

#17: ¡Oye, 18, tu hermano te está visitando! (irónico): ¿No te alegra verme de nuevo? ¿No vas a venir a recibirme?

Katrina: Ella no está aquí.

#17: ¿Eh?… ¡Qué lástima! Yo que quería divertirme un rato. Bueno, vine a traerte lo que dejaste en la casa. ¡¡¿Por qué demonios no te lo llevaste?!!

Luego de esto, 17 tiró todas las cosas de Katrina al suelo.

Katrina: ¿Por qué me tratas así? Nunca te hice nada. ¿Tan poco valgo para ti?

#17: No empecemos con eso de nuevo, ya te expliqué todo y no pienso repetirlo.

Katrina: ¿Qué va a pasar con nuestro hijo?

#17: Realmente no me interesa lo que le ocurra; fue un error que cometí, pero te confieso que no me caería mal que se muriera.

Katrina: ¡¡Eres un desgraciado!!

#17: ¿Ya vas a comenzar con tus insultos? Eres rápida.

Katrina comenzó a llorar y se dejó caer al suelo para recoger sus cosas.

#17: Bueno, me retiro, ya no soporto tu llanto.

Katrina: Eres despreciable.

#17: No; soy sincero.

Cuando los Guerreros Z llegaron al sitio donde se encontraba ese ser, sólo vieron las ruinas de una de las ciudades más importantes del mundo.

Piccoro: ¡Maldición! Llegamos tarde.

Gohan: Sí. ¿Qué haremos ahora?

Vegeta: Qué les parece irse a sus casas.

Piccoro: Así que aquí estás.

Vegeta: ¿Tienes algún problema?

Gohan: ¡No puede ser!

Todos: ¿Eh?

Gohan: Ese ser se dirige hacia la casa de Krilin.

Krilin: ¡Hija!

Vegeta (pensando): Bulma.

#18 (pensando): Katrina está allá junto con Milk y Bulma, y puede que Marrón también. No debí dejarlas solas.

Krilin: No sé ustedes, pero yo voy para allá.

Todos se fueron lo más rápido que pudieron a casa de Krilin; y allá…

#17: Adiós.

Katrina (llorando): Por favor, 17, recapacita.

#17: ¿Podrías cortar el drama? Adiós.

Cuando 17 estaba a punto de abrir la puerta, alguien apareció fuera de la casa.

#17: ¿Quién rayos es este sujeto?

Ar: ¡A todos los que habiten en este lugar les doy este mensaje: “Júrenme obediencia o prepárense a morir”!

#17: Vaya, vaya, parece que voy a tener mi diversión después de todo; será mejor que te escondas, no querrás morir.

Katrina: ¿Vas a pelear?

#17: Sí.

Katrina: No te dejes matar, por favor.

#17: No necesito tu preocupación; será mejor que te vayas a un sitio seguro, si no me equivoco esta casa tiene un sótano en la cocina, al menos creo que una vez escuché a 18 decirlo. Si es verdad, deberías ir allí.

Katrina: Gracias.

#17: Quiero aclarar algo, no lo hago porque me intereses o algo por el estilo, simplemente no quiero que te maten y los demás piensen que yo te maté y me busquen para eliminarme, eso es todo. Y ahora ¡lárgate de aquí!

Katrina: Sí.

Katrina se fue al sótano (que sí existía), pero a pesar de todo estaba preocupada por #17.

Katrina: No quiero que te maten, 17.

Mientras tanto, #17 salió al encuentro de Ar.

Ar: Veo que hay alguien en este lugar.

#17: Sí.

Ar: ¿Eres el único aquí?

#17: Realmente no te interesa saberlo, pero sí, soy el único aquí.

Ar: Bien, ¿qué decidiste?

#17: Asesinarte.

Ar: Has sellado tu destino.

#17 (irónico): Realmente estoy muy asustado.

Ar: Créeme; lo estarás.

#17: Ya hemos hablado suficiente.

#17 le lanza un Energy Ha a Ar, pero el Dios no recibe ningún daño.

Ar: ¿Hasta aquí llega tu poder, mortal?

#17: Claro que no. Sólo te probaba y veo que eres muy fuerte, mejor, así será más divertido eliminarte.

Ar: Te aseguro que tu muerte será muy dolorosa; pagarás caro haberme retado.

#17: ¡Cierra la boca y pelea!

#17 se lanzó a atacar a Ar, pero no le causó ningún daño.

#17: ¡Increíble!

Luego Ar respondió al ataque y la pelea se tornó muy pareja, luego de un rato Ar se veía algo agotado.

#17: Veo que tu energía ha disminuido, te informo que la mía es ilimitada.

Ar: Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja.

#17: ¿Qué te causa tanta gracia?

Ar: Bueno, realmente me has divertido mucho, mortal; pero ya no tengo tiempo para jugar contigo, e dije que tu muerte sería dolorosa y cumplo mis promesas.

Lejos de allí.

Piccoro: Alguien está peleando con ese sujeto.

Krilin: Y la pelea está pareja.

Vegeta: Pero no siento el KI del otro sujeto.

#18: Entonces su rival debe ser mi hermano.

Piccoro: Pero, ¡qué demonios!

Krilin: El KI del otro sujeto se está elevando de una forma impresionante.

Gohan: No cabe duda que antes sólo estaba jugando.

Vegeta: #17 está a punto de ser destruido.

#18 (pensando): No seas idiota, hermano, deja a un lado tu orgullo y vete de allí… ¿Estará peleando por Katrina? Tengo que llegar cuanto antes.

En la pelea.

Ar: ¡Muere!

El Dios se lanzó contra el androide y le propina una gran paliza, 17 sólo gritaba por el intenso dolor que sentía en todo el cuerpo. Finalmente, Ar lo lanzó al suelo y luego descendió.

Ar: ¿Pensaste que podrías vencerme? ¿A mí? Yo soy el poder encarnado y tú eres un simple mortal.

#17: Di lo que quieras, para mí eres un imbécil más.

Ar: ¿De verdad?

Al decir esto, Ar le lanzó un rayo de KI a 17 que le atravesó un brazo, repitió el proceso con cada brazo y cada pierna y 17 por más que se contenía no podía evitar gritar debido al dolor. En el sótano, Katrina escuchaba los gritos y estaba llorando desesperada por no poder hacer nada para ayudar a la persona que amaba.

Katrina (llorando): Por favor, 17, resiste. Resiste, mi amor, no te mueras.

Fuera de la casa.

Ar: Ya me cansé de jugar, te ha llegado la hora.

En ese momento, Ar se levantó y atravesó a #17 con otro rayo de KI, dejándolo inmóvil.

Ar: Bueno, ya terminé este trabajo, ahora a seguir con mi plan; no vale la pena que pierda el tiempo destruyendo este lugar.

Luego, Ar se fue del lugar.

¿Qué pasará ahora? ¿Qué será de #17? No se pierda el próximo capítulo.