Capítulo 6: “Peleas, revelaciones… ¿y al final?”


GH: ¿¿A qué te refieres??

SV: Levántate y pelea, ¿o prefieres que te refresque la memoria antes?

VD: ¿De qué estás hablando, Sven?

GH: No, no es necesario. Lo sé perfectamente.

SV: ¿Cómo pudiste hacerme esto? Pensé que eras mi amigo, pero veo que me equivoqué. Eres un traidor.

VD: ¡¡Ya basta!! ¿Por qué le dices todo esto a Gohan?

SV: Así que no le has dicho nada. ¿Tienes miedo de que cambie de opinión?

GH: Se lo iba a decir hoy después de hablar contigo. Hace dos días traté de decírtelo, pero te fuiste y no me diste oportunidad para hacerlo.

SV: Sí, como no. Ahórrate tus excusas, y ahora responde como hombre si es que lo eres. –se abalanza hacia él, empujándolo y encarándolo.

VD: Déjalo en paz, Sven. Sea lo que sea, Gohan no lo hizo con esa intención.

SV: ¡¡¡Tú cállate, que ni siquiera sabes lo que pasa!!! –respondió de muy mala gana, pues estaba cegado por el enojo hacia Gohan.

GH: ¡¡¡Óyeme. estúpido, a ella no le vas a hablar así!!! –y terminando de decir esto, le dio un golpe en el estómago que le sacó el aire a Sven.

Ya para entonces una rueda de invitados curiosos estaban disfrutando del espectáculo, actividad que no pasó desapercibida para Goten y Trunks.

TR: Oye, Goten, ¿por qué le habrá pegado tu hermano a ese muchacho?

GT: No tengo ni la menor idea, pero si viste, ese tipo fue quien lo provocó.

TR: Sí, al parecer creo que quiere pelear con él. ¿Por qué no vamos a decirle a tu papá que venga por si ese tipo se pone violento?

GT: ¿Qué? ¿Crees que mi hermano no pueda sólo con él? –dijo molesto.

TR: No, pero ten en cuenta que ésta es la casa de Videl, la novia de Gohan, y si ese tipo lo provoca mucho, le puede arruinar la fiesta –le contestó con una gran gota de sudor por la reacción de su compañero.

GT: Pues no entiendo, pero si tu crees que es mejor, vamos por él –y fueron en busca de Gokú, quien se encontraba a unos metros de la pelea, conversando con Vegeta.

GK: Estas cosas se ven muy ricas… mmm…shig… deligchiosags. –Eran una galletas con un tipo de aderezo arriba–. Lo que no entiendo, es cómo pretenden que la gente se llene con esta comida tan pequeña.

VG: Éstas son sólo galletas y las dan como aperitivo, Kakaroto.

GK: ¿Aped-qué?

GT: Papá, papá, papá…

GK: ¿Qué pasa, Goten?, ¿por qué tanto escándalo?

TR: Papá, Gohan está peleando con un muchacho.

VG: ¿¿Qué??

GK: ¿Es cierto eso, Goten?

GT: Ajá. Creo que es con su compañero que a veces va a la casa…

GK: Debe ser Sven…

VG: Pero, ¿por qué estarán peleando?

GK: No lo sé, será mejor que vaya a ver. Vamos, Goten –y empezó a caminar un poco confundido por lo que su hijo estaba haciendo.

VG: Te acompaño. Camina, Trunks.

SV: Cof, cof. Vaya, al parecer sí sabes pelear… pero no creo que lo hagas tan bien como traicionar a tus amigos…

GH: Ya cálmate, Sven. Vamos a aclarar las cosas, no creo que valga la pena golpearnos así, recuerda en dónde estamos. Por mi parte, no quiero echar a perder la fiesta de Videl.

SV: Pues eso debiste de haber pensado antes de robarme lo que me pertenecía –y así empezaron a intercambiar golpes, que por supuesto Gohan evadía y detenía con mucha facilidad.

IR: ¡¡Videl!! ¿Por qué están peleando así?

VD: No lo sé, yo estaba con Gohan y de pronto llegó Sven y empezaron a discutir y ahora hasta golpearse –atinó a decir sollozando.

IR: Tranquilízate, lo único que hay que hacer es buscar una manera de detenerlos antes que tu papá se entere.

GK: Vegeta, ¿ya viste eso?

VG: Lo veo y no lo creo…

GT: ¿Ves? Te dije que estaban peleando.

TK: Mira, tío, ahí está Videl.

GK: Está muy nerviosa. Voy con ella y luego a separar a esos dos. –Caminó hacia ella, quien se encontraba bastante alterada–. Videl, tranquilízate, por favor. No va a ocurrir nada –la abraza.

VD: Lo sé. Por favor, deténgalos. El único que sale perjudicado es Sven y no quiero que le pase nada…

GK: No te preocupes, a Gohan no le gusta pelear con nadie y mucho menos si te perjudica. Es más, ahora mismo los separaré… –y se acerca a donde están Gohan y Sven, pero en ese momento Gohan se tira al suelo con Sven para calmar las cosas y le impide levantarse. Gokú llega y lo aleja de Sven–. Ya déjalo, hijo, creo que ya fue suficiente, Sven ya descargó se enojo, ya no hay necesidad que sigan peleando.

SV: ¡¡No!! Agh… agh… aún… no termino, Gohan… Vas a pagar por lo que hiciste…

VG: Pues déjame decirte que yo no pienso eso –y Vegeta alzó su mano y le dio un golpe en el cuello que lo dejó inconsciente (me encanta su forma tan pacífica de resolver las cosas)

GK: Vegeta… no era necesario que hicieras eso.

VG: ¿Y qué querías?… ¿que siguiera dando un espectáculo?

GK: No, pero no era la manera… En fin… Gohan, ¿ya estás más tranquilo? ¿Qué pasó?

GH: Lo que me imaginé que pasaría cuando Sven se enterará de mi relación con Videl.

MS: ¿Pero qué es lo que está pasando aquí? ¡¡Videl, te exijo una explicación!! –gritó totalmente exaltado mientras empleados, por ordenes de Satán, se disponían a alejar a los curiosos–. ¿Que acaso no me oíste?

GK: No te alteres tanto, Mr. Satán, no ha pasado nada grave, es sólo una discusión entre los chicos, es todo…

MS: ¿Y qué fue lo que le pasó a Sven?

VG: Lo dejé inconsciente, para que no causara más problemas. (N.del A: simplemente me encanta este sujeto)

Y en lo que ellos discutían, Gohan fue a lado de Videl, quien se encontraba muy alterada con Iresa.

GH: Perdóname, por favor, no quería que esto ocurriera. –La abraza.

IR: Bueno, creo que voy a ayudar a Sven, porque con el golpe que le dio el tío de Gohan, no creo que reaccione enseguida –y corrió, pero más que por ir a ayudar a Sven, lo hizo porque sabía que Gohan podría controlar mejor a su amiga.

VD: No tengo nada que perdonarte, es sólo que me asusté un poco y no sé por qué si sé que a ti no te puede pasar nada, ni tampoco te atreverías a hacerle daño a Sven…

GH: Shhh, yo lo sé, chiquita, pero entiéndeme, no podía dejar que te hablara así.

VD: Oye, ¿y por qué Sven te dijo todo eso? ¿Qué problema hay entre ustedes dos? –y justo antes que él hablara, Mr. Satán interrumpió.

MS: Videlll, ¿qué estás haciendo con él?

VD: Papá, por favor, ya hablé contigo de esto. Gohan es mi novio y no pienso renunciar a él –dijo comenzando a llorar y aferrándose más al abrazo de Gohan.

MS: Y yo ya te dije que no voy a permitir esa relación, así es que te metes a la casa a atender a los demás invitados. –Avanzó para tomarle la mano a su hija, pero Gohan lo impidió interponiéndose entre los dos.

GH: Señor, por favor, quisiera hablar con usted. Creo que tenemos que hacerlo.

VD: Papá, por favor, escúchanos, danos una oportunidad…

GH: Videl, déjame hablar con él a solas.

VD: Pero… –no pudo continuar porque Gohan puso un dedo en sus labios.

GH: Déjame hacerlo, estoy seguro que lo puedo convencer.

VD: Está bien. Suerte. –Le da un beso en los labios y lo abraza, enseguida va con su padre y lo besa en la mejilla–. Gracias por escucharlo, papá –se va.

GK: Bueno, creo que nosotros también nos vamos. Andando, Goten –tomó de la mano a su hijo menor y se fueron.

VG: Vamos con tu mamá, Trunks.

TK: Sí, papá –y de un salto se sube a la espalda de su padre, quien no puso resistencia.

MS: Muy bien, antes que me digas lo que me tengas que decir, vamos a sentarnos. –Se sientan en una de las bancas del jardín–. Hace un rato, mi hija me contó que tú le habías pedido que fueran novios y ella aceptó, y como ya has de saber, yo me negué a eso.

GH: Sí me lo contó, por eso quería pedirle que me dejara demostrarle que en verdad la quiero y que la puedo hacer muy feliz. Además, yo… –fue interrumpido por Satán.

MS: Mira, hijo, estoy seguro que la harías muy feliz, pero también quisiera que me entendieras a mí. Ella es mi única hija y la tengo que cuidar de cualquiera que quisiera hacerle algún daño.

GH: Estoy de acuerdo con usted. Yo… –y nuevamente fue interrumpido.

MS: Gohan, voy a ser sincero contigo, así es que escucha muy bien lo que te voy a decir. –El muchacho asintió con la cabeza–. Como tú sabrás, hace muchos años murió la madre de Videl cuando ella era sólo una niña, y desde entonces yo me he dedicado a cuidar de mi pequeña, a velar por ella, no tanto porque sea mi hija, sino porque al ver a Videl, me acuerdo de mi mujer. Tú sabes que son idénticas, tienen los mismos ojos. –Un momento de silencio, en el que hubo un suspiro y una lágrima derramada por parte de Mr. Satán. Después de un momento, él prosiguió–: ¿Sabes cómo murió la madre de Videl?

GH: No, no he querido preguntarle a Videl. Sé que ése es un momento muy triste para ella, y no quisiera que pasara ese dolor. Es muy duro, yo ya sé lo que se siente perder a un padre.

MS: Pues si tú crees que es eso lo único que tienen en común, estás equivocado. –Gohan lo miró con ojos de no entender a lo que se refería–. Si mal no recuerdo, Gokú murió por culpa de Cell. Mi esposa también. –El chico quedó muy sorprendido por lo que escuchó, nunca pensó que la causa de la muerte de la madre de Videl pudiera haber sido la misma de la de su padre… “Cell”

GH: Pero… ¿cómo fue? –preguntó un poco temeroso por lo que le pudiera contestar su “suegro”.

MS: Ella estaba aquí en la casa, con Videl, cuando de pronto recibió una llamada de su trabajo, así que salió con la niña, subió a su aerocoche y se fueron. Justo antes que llegara a su destino, un rayo de Cell le obstruyó el paso al chofer que conducía, por lo que ellos bajaron del vehículo y se fueron a refugiar a un edificio que poco después se derrumbó a causa de otro disparo de ese maldito. Momentos antes, mi esposa le pidió al chofer que ayudara a salir a Videl; él le hizo caso y alcanzaron a salir antes del derrumbe, pero ella… –paró un poco su relato y comenzó a sollozar–… le fue… imposible… salir.

GH: Lo…siento mucho, señor –le dijo muy dolido, pues nunca se imaginó que Mr. Satán guardara tanto dolor en su corazón. Después de un momento, Mr. Satán se calmó y continuó:

MS: Tú eres muy fuerte, eres un saiyajin al igual que tu padre y tío y sé que tu deber es proteger este planeta de cualquier villano que quiera destruirla, y que cuando Gokú y Vegeta ya no estén, es responsabilidad tuya, de Goten y Trunks seguir protegiéndola, es por eso que tengo miedo que Videl esté a tu lado, tengo miedo que la historia se repita, que un villano la aparte de mi lado. Ella es lo único que tengo en la vida.

GH: Lo entiendo, pero déjeme decirle que nunca dejaría que le ocurriera algo a ella, y por eso mismo quisiera protegerla, porque la quiero como a nadie y también quiero hacerla muy feliz.

MS: Gracias, Gohan. Gracias por quererla tanto y discúlpame si llegué a pensar mal de ti, pero es que es mi hija y sólo quiero lo mejor para ella, y ahora me doy cuenta que eres justo lo que hubiera querido para ella.

GH: No, gracias a usted por aceptarme, y para que se convenza de que amo a su hija, quisiera pedirle… también… su autorización para… casarme con ella… Claro, si ella acepta, jajaja –terminó de decir muy nervioso.

MS: Pues creo que por mí ya no hay problema. ¿No se lo has propuesto aún?

GH: No. Pensé en decírselo hoy, después de hablar con usted.

MS: Bien, no hay nada más que hablar. Cuentas con mi permiso y mis mejores deseos para ambos. Sólo un último favor… cuídala mucho y hazla muy feliz. Se lo merece.

GH: No necesita decírmelo. Lo haré…

Por fin todo parece estar a favor de Gohan y Videl, pero ¿y Sven?, ¿también estará a favor? Esto y más lo sabremos en nuestro siguiente capítulo…