Capítulo 5: “Visitas”


#18 llegó a casa de su hermano, pero no encontró a nadie.

#18: ¡Rayos! Bueno, ya será en otra en ocasión; hmmm, tal vez si le dejo una nota. No, esto debemos hablarlo en persona. Mejor me voy y regreso al rato.

Cuando la androide se disponía a marcharse, escuchó una voz que la detuvo.

Katrina: Espere, espere, no se vaya.

#18: ¿Eh?

Katrina corrió hasta donde se encontraba #18 y al llegar…

Katrina: Menos mal que no se fue. Usted debe ser #18, la hermana de #17.

#18: Sí, lo soy. ¿Qué se te ofrece?

Katrina: Vienes a ver a #17, supongo.

#18: Sí.

Katrina: Está cortando leña, pero regresará dentro de poco.

#18 vio a la mujer de arriba abajo. Luego, con una sonrisa llena de malicia, le preguntó:

#18: Y, ¿cómo sabes tú eso?

Katrina: Bueno, la verdad, este… yo… vivo acá con él.

La noticia tomó por sorpresa a 18 a pesar de ser bastante obvia; nunca pensó que su hermano pudiera empezar una relación.

#18 (pensando): Creo que Krilin tenía razón; tal vez mi hermano sí haya cambiado después de todo.

Katrina: ¿Quiere esperarlo?

#18: ¡Por supuesto! Y tú me acompañarás y me contarás todo sobre ustedes. Lo tenían bien escondido.

Esas palabras hicieron ruborizar a Katrina.

Katrina: Cl…claro, como guste.

#18: Vamos, no me trates de usted, somos familia, ¿no? Trátame de tú. Por cierto, ¿cuál es tu nombre?

Katrina: Disculpa, ni siquiera me he presentado; me llamo Katrina.

#18: Bueno, ya sabes mi nombre así que no es necesario que lo repita. Bueno, ya estoy lista, puedes empezar tu relato.

Katrina le contó a 18 cómo conoció a 17 y todo lo demás, la androide se mostraba muy interesada en la historia.

Katrina: …y eso es todo.

#18: Interesante; bueno, me alegro por ustedes.

Katrina: Gracias. Disculpe. ¿Se puede saber el motivo de su visita?

#18: ¡Claro! Es que con todo esto lo olvidé; venía a invitar a 17 al cumpleaños de mi hija; bueno, ahora los invito a los dos.

Katrina: Creo que a 17 le agradará la noticia.

#18: ¡Cielos! Se me ha hecho tarde; ya debo irme, espero le des el mensaje a 17, estaré esperándolos, no falten.

Al decir esto, 18 levantó el vuelo y se fue.

Katrina: Bueno; #18 no es tan mala persona después de todo.

No pasó mucho tiempo antes de que 17 regresara y cuando lo hizo Katrina le contó de la visita de 18 y le habló de la invitación.

Katrina: ¿Qué dices? ¿Iremos?

#17: Yo no.

Katrina: ¿Por qué?

#17: No me agradan las fiestas.

Katrina: Por favor, 17; nunca me has llevado a ningún lado, al menos llévame a la fiesta de tu sobrina.

Estas últimas palabras bombardearon el cerebro de 17; “sobrina”. Ese ser fruto del más grave error de su hermana; niña que vino a echarlo todo a perder; ser que nunca debió nacer; él estuvo muy cerca de descargar su ira con Katrina por decir semejante barbaridad, pero luego de pensarlo mejor, se contuvo.

#17: Si quieres ir, ve, no te lo estoy impidiendo.

Katrina: Sí quiero ir, pero no quiero ir sola.

#17: Yo no iré.

Katrina: ¿Acaso te avergüenzo?

#17: ¿Eh?

Katrina: Me consideras tan poca cosa que te da pena que me vean contigo.

#17 (pensando): Si hay algo que detesto de los humanos es esa cosa de tratar de interpretar las palabras y acciones de los demás; ¿se creen adivinos? Yo no necesito intérpretes, sé expresarme perfectamente. Lo peor es cuando mi hermana adopta esa conducta.

Katrina: ¿Y bien?

#17: No me avergüenzo de ti, jamás he dicho eso.

Katrina: Pero tus acciones así lo indican.

#17 (pensando): Ja, no está ni tibia; si hay algo que dicen mis acciones es que la estoy usando como el juguete que es; pero realmente estoy siendo algo obvio, vamos a sacarle provecho a esa conducta humana.

#17: Tienes razón, cariño, he sido un tonto; está bien, iremos a la fiesta.

Katrina: ¡¡De verdad!!

#17: Sí, voy a mostrarle a todos lo feliz que me haces y lo orgulloso que estoy de ti.

Katrina: No sé qué decir, te amo, te amo con todas mis fuerzas y tú también me haces muy feliz. Espérame un poco, voy al cuarto a cambiarme.

#17: Ponte hermosa.

Katrina: Sí.

Cuando 17 se quedó solo en la sala, se paró frente a un espejo que había en ella y se quedó mirando su reflejo sumido en sus pensamientos.

#17 (pensando): ¿Realmente yo dije eso? No sé qué hago cortando leña, debería ser actor; si lo hubiese repetido una vez más hasta yo me lo habría creído. Ja, ja, ja, ja.

Luego de una rato, los dos estaban rumbo a casa de Krilin. Al llegar, la fiesta ya había empezado. El asombro fue general al ver a 17 tomado de la mano de Katrina, nadie lo podía creer, no luego de lo que había pasado un año antes. Ella se veía muy alegre, él estaba serio como siempre. #18 rompió el silencio producido por la llegada de su hermano.

#18: Bienvenidos, pasen, están en su casa.

#17: Gracias.

#18: 17; ¿nos podrías presentar a tu acompañante?

#17 (pensando): ¡Rayos! ¿Ahora qué digo? A ver, a ver. ¡Ya sé! Imitación barata de conducta humana.

#17: Bueno, ella es Katrina, y es… mi… prometida.

El asombro no se hizo esperar ante esas palabras, sólo que esta vez #18 y Katrina estaban incluidas; es que eran demasiadas cosas juntas; luego de un rato, todos se habían calmado.

#17 (pensando): Creo que se me fue la mano; “novia” habría quedado mejor; bah, da igual.

La fiesta continuó y rápidamente las mujeres se llevaron a Katrina para que les diera detalles (18 incluida) y #17 quedó alejado del resto en un rincón de la casa. En la cocina.

Bulma: Bueno, cuéntanos todo.

Milk: No omitas ningún detalle.

#18: Empieza de una buena vez.

Katrina: S…s…s…sí.

Katrina tardó un poco en contar la historia de ella y 17 y responder al cuestionario policíaco de las tres mujeres que estaban con ella.

Bulma: Bueno, será mejor que regresemos con los demás.

Las cuatro mujeres se incorporaron a la fiesta, aunque Katrina estaba pensando en algo que habían dicho en la cocina.

Katrina (pensando): “Bulma: bueno, ahora los androides 17 y 18 tienen su propia familia”. “#18: Eso parece”. ¿Androides? ¿Qué habrá querido decir con eso? Bueno, por las risas debió ser una broma, no voy a preocuparme por eso.

La fiesta siguió y todos disfrutaron mucho, luego llegó el momento de la despedida. Sólo se quedaron 17 y Katrina, y 18 aprovechó para hablar con 17 a solas fuera de la casa.

#18: Realmente me alegra que decidieras rehacer tu vida.

#17: ¿Eh?… Ahhhhh. Sí, bueno, todos tenemos derecho a cambiar.

#18: Sí. Ella parece ser una buena persona, espero sean muy felices.

#17: Yo también lo espero.

#18: ¿Vendrás a visitarme más seguido?

#17: Sí.

Luego de esto, 17 y Katrina se fueron. En el camino.

#17 (pensando): O imitar a los humanos ha vuelto idiota a mi hermana o yo realmente soy muy buen actor; ¡¡no puede creer que lo creyera todo!! En fin, mientras yo disfrute, no me interesa lo que crean o piensen los demás.
Luego de este día pasa un mes y la expedición hacia la pirámide de Kamentutan parte. ¿Qué pasará? Esta historia tendrá un vuelco muy interesante, no dejen de leerla.