Capítulo 5: “Gokú y Gohan contra el rey Vegeta II”


Cápsule Corp.

La última vez que nos ocupamos de lo que pasaba en la Tierra, vimos que Vegeta II fue llevado a la C.C, y creyéndose víctima de un complot, atacó a Trunks y a Bulma. Entonces Gokú y Gohan acudieron a ayudar y Vegeta II confundió al primero con Bardock.

Vegeta II: Bardock, ¿cómo pudiste traicionarme? ¿Eres de la O.SA.PA, no?

Gokú: ¿Qué dices? No entiendo, yo…

Vegeta II: Pero no sé , estás distinto. Eras un hombre maduro y ahora pareces un muchacho… (Su cara toma una expresión feroz) De todas formas ¡¡MUERE!! (Le lanza un rayo que Gokú apenas alcanza a esquivar) ¡¡¡¡AAAAAAAGGGGGGGHH!!!! (Vegeta II se transforma en SSJ) ¡Ahora sí me las pagarán, insectos!

Gohan: ¡Ten cuidado, papá!

Gokú: ¡¡¡¡AAAAAGGGGGGHH!!!! (Se transforma también y se prepara) ¡Vegeta, tranquilízate, estás entre amigos!

Vegeta II: ¡Cómo te atreves a hablarme de ese modo, insolente!, ¿Olvidas que soy tu rey? Yo te enseñé a ti y a todos los demás a convertirse en SSJ y ahora osan traicionarme. ¡Morirán por esto! (Vegeta II cierra los puños y se coloca en posición de combate. Luego concentra su ki y el resultado asombra a los presentes por su intensidad)

Gohan: ¡Oh, su ki es muy poderoso!

Bulma: Ya sabía que se iba a volver loco con ese tema del SSJ y de superar a Gokú, ¡Ahora dice que él les enseñó a todos! ¡Dios nos ampare!

Gokú: ¡Vegeta, vámonos de aquí a luchar a un lugar donde no haya gente!

Vegeta II: ¿Desde cuándo te importa eso, Bardock, o quien quiera que seas? Tú debes ser uno de esos roñosos pacifistas, estas palabras tuyas lo demuestran. Me das asco, traidor, cobarde, te ultimaré en un santiamén y luego será el turno de este muchacho. (Señala a Gohan) ¡Pelea, maldito!

Vegeta II ataca a Gokú con una serie de trompadas y patadas que le resultan muy difíciles de parar. Entonces Vegeta II aprovecha una fracción de segundo en la que Gokú se distrae para meterle una certera patada en la boca del estómago que lo hace pasar a través de la pared.

Gohan: ¡¡¡Papá!!!

Vegeta II: ¿Así que ése es tu padre, no? Espera que termine con él y luego será tu turno.


En el palacio de Dende.

Dende: Mr Popo, acabo de recibir una horrible noticia que me informó por vía telepática Kaiosama: Los dioses Talos y Secur, quienes fueron encerrados en una dimensión alternativa hace mil años, por los Kaios, consiguieron escapar.

Mr Popo: ¡Oh, no! ¿Cómo lo lograron?

Dende: Aprovecharon una rarísima conjunción de planetas para incrementar sus poderes y romper las paredes de su prisión.

Mr Popo: Es terrible, Mr Popo escuchó hablar de ellos al anterior Kamisama.

Dende: Y eso no es todo, por alguna razón trasladaron a Vegeta a un universo paralelo, donde el planeta de los saiyanes no fue destruido y donde es el rey, y al otro lo mandaron a la Tierra, a Capsule Corp.

Mr Popo: Mr Popo sabe que ese Vegeta siempre trae broblemas.

Dende: Un momento: percibo dos grandes ki (se concentra para investigar lo que pasa en la Tierra) ¡Oh, el otro Vegeta y Gokú están peleando! ¡Me comunicaré con Pikoro para que le avise a Gokú y a los demás, de otro modo las consecuencias serán impredecibles…! Pikoro… Pikoro…
En un rincón de nuestro planeta…

Pikoro: ¡Eh!, Dende, ¿qué sucede?… ¿Cómo?… Voy enseguida (Sale volando a toda velocidad) Siento por aquí dos grandes kis, uno de ellos se parece al de Vegeta, pero es mucho más maligno (nunca pensé que diría esto) ¡Al fin llegué! ¡¡Gokú!!


Capsule Corp.

Gokú: Vegeta, no sé lo que te pasa, así como no imagino cómo hiciste para que te creciera la cola, pero te detendré cueste lo que cueste. Eres demasiado poderoso para dejarte en este estado.

Vegeta II: Cállate, vasallo irrespetuoso, ¿a tu rey le hablas así?

Gohan (asombrado): Está totalmente loco, sin duda.

Gokú y Vegeta II se trenzan nuevamente y la lucha es muy pareja, aunque se inclina un poco a favor de Gokú. En es momento es cuando llega Pikoro.

Pikoro: ¡Deténganse! ¡Hay algo muy importante que tienen que saber!

Gokú: ¡Pikoro!

Vegeta II (Con una sonrisa maligna): ¿Tú también quieres morir, namek?

Pikoro: ¡Escúchenme, tengo algo muy importante que contarles! Si les parece seguirán peleando después! ¡Ha sucedido algo anormal! (Dirigiéndose a Vegeta II) Su Majestad, ¡esto os afecta especialmente!

Al oírse llamar Majestad astutamente por Pikoro, Vegeta II se aplaca un poco y dice:

Vegeta II: Veo que eres un súbdito respetuoso, por eso te concederé el honor de informarme sobre eso que dices que es tan importante, pero te advierto: si llega a ser una tontería o una trampa, morirás.

Pikoro (pensando): Funcionó.

Gokú: ¿Qué sucede, Pikoro?

Pikoro se acerca y les cuenta todo desde el principio. También se enteran Bulma y Trunks.


En el palacio real del planeta Vegeta.

Rya camina rápidamente por un pasillo y se topa con Nappa, quien va en la dirección opuesta.

Rya: ¡NAPPA! ¡Oh!

Nappa: Perdóneme, Su Alteza.

Rya: ¡Eres un torpe!

Nappa: Quisiera hablar con Su Alteza, si me lo permite.

Rya: ¿Qué quieres ahora? Dímelo rápido, porque tengo que hacer.

Nappa (Toma a la princesa fuertemente por los cabellos, acerca su cara a la de ella y le dice, solemnemente): Según los antiguos ritos saiyanes vengo a retarte a un combate para que cuando yo te venza te haga mi mujer.

Rya todavía no se soltó de la presa que el saiyan hizo en sus cabellos. Lo mira a los ojos, divertida y un poco excitada por la situación, de repente su rostro toma una expresión feroz, se suelta y golpea con su puño a Nappa en la boca del estómago, lanzándolo contra la pared. Luego se acerca a él, lo toma del mentón y lo besa salvajemente en la boca, después le dice con una sonrisa despreciativa:

Rya: Acepto, claro, pero perderás. Eres muy ambicioso, de ser un simple guerrero, guardaespaldas de mi hermano, ahora quieres pertenecer a la familia real. No lo lograrás y deberías darte cuenta de eso, soy una guerrera de clase alta y tú no me llegas ni a los talones. Raditz me hizo la misma propuesta y le hice morder el polvo y a ti te pasará lo mismo. (Cruel) No te preocupes, Nappa, si estoy de buen humor tal vez te dé un premio de consuelo, a pesar de que eres un poco viejo para mí. ¿Eso te gustaría, no? Naturalmente que no debes soñar con que serás mi marido, se trata de dos cosas distintas ¿no te parece? (Pellizca sus mejillas mientras ríe)

Nappa: Quiero que combatamos ahora mismo porque estoy ansioso de que seáis mía para haceros tragar esas palabras. Recordad, esta noche será el comienzo de nuestra luna de miel. Ya me vendréis a suplicar, entonces. Allí os recordaré este momento y estoy seguro de que me besaréis y me pediréis perdón. (Nota la mirada entre sorprendida e indignada de Rya y agrega con una sonrisa sarcástica) ¡Ah!, me gustaría que esta noche uséis el perfume “Saiyan nº5”, es el más excitante, ¿no? Os dejo, Alteza, iré a prepararme.

Rya: Vete de una vez, maldito insolente, me tratas así porque el ritual te protege, pero ¡ya verás!

Rya se dirige a sus habitaciones, muy enojada, pero antes encuentra a un chambelán y le dice:

Rya: Chambelán, te ordeno que hagas todos los preparativos para un combate nupcial que se llevará a cabo dentro de dos horas.

Chambelán: Sí, Su Alteza, prepararé todo. ¿Quiénes se enfrentarán, si puedo saberlo?

Rya: Por supuesto, seremos el mariscal Nappa y yo. Quiero que le avises a Su Majestad, al príncipe y a toda la Corte, no quiero que nadie se lo pierda.

Chambelán: Sí, Alteza, enseguida, sólo que no tendré tiempo para preparar todo lo demás.

Rya: ¿De qué hablas, imbécil?

Chambelán: De vuestra boda, mi señora.

Rya (furiosa): ¡Maldito insecto! ¿Acaso estás insinuando que voy a perder? (Rya carga energía en su mano y la arroja contra el asustado chambelán que cae al suelo malherido. Ella se le acerca, le pone un pie en la garganta y le dice lo siguiente) Ahora, rata, cumplirás todas mis órdenes, te levantarás y harás lo que te indiqué. Si sigues en el suelo te remataré. (Lo patea con fuerza, el chambelán realiza un gran esfuerzo y consigue levantarse.

Chambelán: Perdón, Alteza, disculpadme, no me matéis, por favor.

Rya: Vete de una vez, basura, antes de que cambie de idea. (El chambelán se retira, apoyándose contra las paredes) ¡Nappa, ahora es tu turno! ¡Barreré el suelo contigo!
¿Qué pasará en la Tierra con nuestros amigos? ¿El rey Vegeta II creerá la explicación de Pikoro? ¿Terminará Nappa convirtiéndose en el cuñado de Vegeta?