Capítulo 5: “El que no corre… ¿vuela?”


Pasó un buen rato antes que las chicas se marcharan a sus casas, todas muy contentas por la tarde tan divertida que habían pasado, en especial Tsubasa… ya que a ella tuvieron que sacarla casi a rastras de la corporación. Una vez que Bra terminó de despedir a sus amigas, subió a su habitación todavía riéndose por todo lo que había pasado y en la puerta se encontró cara a cara con su hermano, que tenía una expresión de pocos amigos y que la miraba como si quisiera matarla…

  • BR : ¿Qué te pasa?… tienes una cara terrible… –dijo inocentemente.
  • TR : Nooo, te parece… Fíjate que estoy feliz por todo lo que me hicieron tus amigas y tú… No sabes coooomo me encantó… –respondió sarcástico.
  • BR : Bueno, si quieres mañana podemos volver a reunirnos para practicar… ¿quieres? –dijo riéndose.
  • TR : ¡¡No te hagas la graciosa!! –dijo totalmente rojo–. ¿¿Sabes cómo me sentí cuando me obligaron a bailar con ustedes??… ¡¡Fue humillante!!
  • BR : ¡¡Pues que yo recuerde, tú también me dejaste en ridículo cuando esos amigos tuyos me espiaron bañándome y ni siquiera me enteré que los habías traído a la casa!! –le espetó molestándose también. Trunks se cruzó de brazos…
  • TR : En primer lugar, no fue mi culpa el que ellos te espiaran… Aaahhh, ya veo… querías vengarte… –respondió ofendido. Bra apretó los dientes…
  • BR : ¡¡Ya no te quejes!!… ¡¡Nada de esto hubiera pasado si te hubieras quedado en tu habitación!!
  • TR : ¡¡La endemoniada música estaba muy alta!!… ¡¡¿¿Cómo diablos crees que iba a poder concentrarme en resolver mi tarea con esa bulla??!! –volvió a gritarle. Bra lo miró y se hizo la desinteresada.
  • BR : Pero no me dirás que no la pasaste bien con nosotras, ¿no?… Vi muy bien tu cara cuando bailabas con Maho… –entrecerró los ojos.
  • TR : ¡¡Eso no tiene que ver nada con esto!!!… Lo que me molesta es que te hayas puesto de acuerdo con tus amigas para dejarme en rídiculo… ¿Qué ibas a pedirme después?… ¿¿Que me quitara la ropa e hiciera streep tease frente a ellas??
  • BR : Pues no hubiera sido mala idea… –comentó, a lo que Trunks, sacando los colmillos, gritó:
  • TR : ¡¡AHORA SÍ ME LAS VAS A PAGAR!! –entró a la habitación de Bra y cogiendo una revista de un estante dijo extendiendo su mano hacia la revista–. ¡¡Mejor vete despidiendo de tu revista shojo, que ahora la voy a volar en pedazos!!

Bra, al ver lo que intentaba su hermano, se enfureció y en un arranque entró al cuarto del chico, seguido por éste, que no comprendía lo que intentaba hacer y la vio tomar una serie de hojas de su escritorio. Bra también extendió su mano hacia los papeles…

  • BR : Tal parece que esto es muy importante para ti, ¿no? –dijo al ver el espanto del muchacho–. ¡¡Atrévete a destruir MI revista y yo destruyo TU tarea!!
  • TR : No te atreverás… –dijo sudando.
  • BR : ¿Quieres apostar? –volvió a amenazar.
  • TR : Bra… deja mi tarea…
  • BR : Tú deja mi revista…
  • TR : No confío en ti… Eres capaz de destruirla… ¡No lo haré!
  • BR : Pues yo tampoco… Tú decides –contestó impasible.

Ambos hermanos se quedaron mirando, esperando que cualquiera de ellos hiciera el primer movimiento. Sus miradas estaban atentas, sus ojos fríos y a cada uno le corría sudor por sus frentes. De pronto, el viento hizo que se cerrara una ventana de golpe en la habitación de Trunks y… se escuchó un disparo.

Bra todavía estaba de pie sosteniendo las hojas de su hermano intactas, pero estaba como petrificada al ver su revista hecha añicos en las manos de Trunks, que inconcientemente, a causa del golpe, disparó… y ahora sólo se sentía un penetrante olor a ceniza. Bra estaba en shock al ver su revista favorita deshecha y, por su parte, Trunks no sabía qué decir o qué hacer, ya que había sido su culpa…

  • TR : Oye… Bra… lo lamento, en verdad… no quise… –comenzó a disculparse, pero Bra estaba con la cabeza gacha, ya que para ella las cosas que más apreciaba y cuidaba como oro en polvo era su ropa y sus adoradas revistas… Y ahora, una de sus favoritas estaba destruida ante sus ojos. Lentamente levantó la cabeza mientras su ki comenzaba a elevarse poco a poco…
  • BR : Cómo te has atrevido… y eso que yo tuve mucho cuidado en proteger sus cosas, ahora tú te atreves a destruir mi revista… eres un… –dijo entre dientes. Trunks, conciente del creciente enojo de su hermana, trató de tranquilizarla…
  • TR : Bra… hermanita… cálmate, ¿sí?… fue sin querer –retrocedió un par de pasos–. En serio… yo… eh, lo siento…
  • BR : ¿Lo sientes?… ¿De verdad? –dijo con voz tétrica–. ¡¡¡¡PUES AHORA VAS A SENTIR EL DOLOR A UNOS LÍMITES QUE JAMÁS IMAGINASTE!!!!… ¡¡TE VOY A PULVERIZAAAAR!!

Ante el asombro de Trunks, Bra elevó su ki hasta casi parecía que había entrado en “berserk” (entiéndase: furia incontrolable) y se lanzó contra su hermano, que afortunadamente pudo eludir su mortal puñetazo que dejó un enorme agujero en la pared y arrancó a correr por el corredor escaleras abajo, seguido por Bra, que no dejaba de lanzarle disparos y gritos salvajes. Así empezó la más feroz cacería de Trunks por toda la Capsule Corp, demostrándonos a todos lo letal que puede ser Bra cuando se molesta (bueno, por algo es hija de Vegeta, no?).

Trunks salía por una puerta y entraba por una ventana perseguido por Bra, que lo interceptaba, y el chico se veía obligado a cambiar de rumbo para evitarla, sin mucho éxito, ya que ella era muy hábil. La carrera iba de arriba hacia abajo y abajo hacia arriba de la corporación y Bra no daba señales de querer detenerse al parecer hasta acabar con su hermano (estaba un “poquito” enojada). Volvieron a salir y continuaron la lucha en el aire, sólo que en esta ocasión Trunks ya comenzaba a defenderse…

  • TR : ¡¡BRA, YA DETÉNTE!!… ¡¡NO ME OBLIGUES A SER RUDO CONTIGO!! –gritó parando un golpe de su hermana…
  • BR : ¿¿Rudo??… ¡¡JAJA!!… ¡¡ÚLTIMAMENTE TE HAS VUELTO UN DEBILUCHO!!.. ¡¡A VER QUÉ TE PARECE ESTO!!… ¡¡AAAHHH!! –gritó lanzándole un ki-blast que Trunks se vio obligado a repeler con sus brazos y comprobó con rabia que su hermana no fanfarroneaba. Frunció el ceño igual que su padre y dijo mostrando el puño:
  • TR : ¡¡¡MUY BIEN, TÚ TE LO BUSCASTE!!!… ¡¡TE ADVIERTO QUE NO TENDRÉ PIEDAD CONTIGO, HERMANA!!… ¡¡¡AAAHHH!!! –gritó respondiendo con otro disparo más potente, pero que su hermana pudo repeler, cruzando los brazos.
  • BR : ¡¿Con que quieres jugar, no?!… ¡¡¡TE DARÉ UNA LECCIÓN, REMEDO DE SAIYAJIN!!!… ¡¡AAAHHH!! –y terminando de decirlo, volvió a atacarlo con dos disparos, y engañándolo lo pateó en el estómago. Ambos sonrieron y la pelea se tornó más interesante…

Vegeta, ajeno a la “pequeña” riña que tenían sus hijitos, continuaba entrenando en su cámara de gravedad, pero no pudo evitar sentir la subida de energía de Trunks y Bra. Detuvo sus ejercicios y pensó:

  • VG : “Ésos son los kis de Trunks y Bra… Es muy extraño… ¿qué estará pasando?” –En tanto, la riña continuaba y esta vez se había llevado a las inmediaciones de la cámara de gravedad.
  • BR : ¡¡Eres un cretino!!… ¡¡Pero no te salvarás!! –volvió a tirarle un disparo, pero Trunks lo esquivó…
  • TR : ¡¡Oye, te estás comportando como una neurótica y, aparte, añiñada!!… No recuerdo que te molestaras tanto cuando metí ese frasco de hormigas en tu ridículo sombrero… ¡¡upss!! –se tapó la boca. Bra abrió unos ojos de plato y por poco le salen cuchillos de ellos…
  • BR : ¡¡¿¿ASÍ QUE FUISTE TÚ??!!… ¡¡ARRGGGG!!… ¡¡TE VOY A MATAR!! –y haciendo una bola de energía se la lanzó con furia a Trunks, que la eludió, pero la bola siguió su trayecto hasta la cámara de gravedad, impactando en ella con fuerza y remeciendo a cierto saiyajin que estaba en el interior…
  • VG : ¡¡¿PERO QUÉ DEMONIOS FUE ESO?!!… ¡¡¡AAAHHH!!! –gritó Vegeta sintiendo que su cuerpo aumentaba considerablemente de peso y, sin poder soportar más, terminó aplastado contra el suelo.

Sin proponérselo, el disparo de Bra había soltado una pieza en el sistema principal de la gravedad de la cámara y se había salido de control, llevando su nivel a la máxima gravedad (que era algo de 700 G, más o menos), por eso Vegeta no pudo mantenerse en pie. El príncipe de los saiyas comenzaba a sentir que todo su cuerpo se hacía pedazos, ya que nunca había elevado la gravedad a un nivel tan considerable… Y eso hubiera matado a un humano normal…

  • VG : Grrr… te…tengo… que… a…apagar esa máquina… si no… argg… me matará… –musitó, tratando de levantarse.

Mientras tanto, por el otro sector de la corporación, Bulma estacionaba su air-car luego de unas descomunales compras en el super y se le notaba muy cansada. Se imaginaba que Vegeta la estaría esperando muerto de hambre y sus hijos ídem, así que se apresuró. Al entrar a su casa, notó que todo estaba muy silencioso y llamó a su familia…

  • BL : ¡Vegeta, ya estoy en casa! –pero al no escuchar respuesta, volvió a llamar–: ¿Trunks, estás en tu habitación?… ¿Bra?… –luego de un rato, pensó–: “Qué extraño, no hay nadie… Bueno, me imagino que Vegeta debe de estar en la cámara de gravedad, pero los chicos… Uhm, bueno… ya aparecerán, así que para hacer tiempo revisaré algunas cosas en mi laboratorio, como ese invento que ya llevo trabajando en él más de una semana…” –y sin preocuparse de nada más, fue a su laboratorio pensando que todo estaba normal y tranquilo, pero si se lo preguntáramos a Vegeta, él diría otra cosa…
  • VG : ¡¡Mierda, no puedo moverme!!… –gritó frustrado luego de incontables intentos de ponerse de pie para apagar la máquina, pero al final la gravedad le ganaba y lo tumbaba de nuevo al suelo. Sin poder contenerse más, gritó… –¡¡YA NO LO SOPORTO MÁS!!!… ¡¡¡AAAAHHHH!!!

En su desesperación, Vegeta se convirtió en SSJ y lanzó un potente disparo de energía a su adorada máquina, provocando una explosión que la redujo a añicos. Cuando pudo moverse, regresó a la normalidad y, mirando de reojo lo que quedaba de su máquina, dijo:

  • VG : Bulma me va a matar en cuanto vea esto… ¡¡GRRR!!… ¡¡VOY A MATAR AL CULPABLE DE ESTO!! –gritó furioso; tanto, que a causa de su aura los pedazos de baldozas se elevaban y repiqueteaban contra los restos de la máquina y, sin pérdida de tiempo, Vegeta se dirigió a la salida.

Ignorantes de lo que le había pasado a Vegeta, Trunks y Bra continuaban combatiendo y diciéndose de todo, hasta que en una de ésas Bra golpeó a su hermano hasta la puerta de la cámara de gravedad y ambos chocaron sus codos en un golpe y se quedaron mirándose… (todavía estaban delante de la puerta)

  • TR : Has mejorado mucho, hermana… Así sí vale la pena practicar contigo… –sonrió el semisaiyajin empezando a disfrutar de su pelea. La chica sonrió…
  • BR : Lo mismo digo, jeje… pero ya me cansé de jugar… ¡¡TE MANDARÉ A VOLAR!!! –levantó su pierna para tirarle una patada.
  • TR : ¡¡NO LO CREO!!! –contestó el chico.

Trunks imitó el movimiento de Bra y también se dispuso a patearla, pero justo y para mala suerte de ellos, en ese preciso momento se abrió la puerta de la cámara y lo siguiente que se vio fue a Vegeta salir disparado hacia atrás producto del choque de dos piernas que, sin querer… lo golpearon… y en la cara.

¡Auch!… eso debió doler…

Trunks y Bra se quedaron de una pieza, congelados en las posiciones con las que habían golpeado a su padre, y sus expresiones cambiaron a unas de terror cuando vieron lo que le habían hecho…

  • BR : Pa…pá… ayayay… no… –balbuceó Bra muy nerviosa y Trunks no se veía diferente…
  • TR : Oh, no… Ahora nadie nos salva de ésta… –dijo por su parte. Vegeta lentamente se levantó del suelo y limpiándose la sangre de la nariz, se acercó a sus retoños con una expresión de increíble tranquilidad en su rostro. Trunks tragó saliva porque sabía lo que eso significaba… y no era nada bueno…
  • BR : Pa…papito… te… este… ¿te encuentras bien?… ¿No te lastimamos mucho? –preguntó Bra con timidez, ya que suponía que a su papá no se le había olvidado el incidente de la mañana cuando le gritó, pero Vegeta no dijo nada… Entonces le murmuró a su hermano–: Oye, ¿crees que esté bien?… Lo veo muy tranquilo y sereno… ¿No se le habrá afectado el cerebro con el golpe que le dimos?
  • TR : Para nada, tonta… Y cuando está así, es peor de lo que piensas… Recuerdo que ponía esa mirada cuando nos descubría a Goten y a mí en alguna travesura cuando éramos chicos… “y no quiero ni recordarlo…” –respondió Trunks sin perder de vista a su padre, que estaba a escasos dos metros de ellos. Luego de un rato, el saiya dijo en voz muy baja:
  • VG : Tienen diez segundos para desaparecer de mi presencia, y si en ese tiempo no lo han hecho… prepárense. Voy a empezar a contar…
  • TR : ¡Rayos, esto es grave!… ¡Nos matará! –susurró a su hermana.
  • BR : ¿Lo crees?… Nunca lo he visto así de enojado como dices… –contestó en el mismo tono.
  • VG : Uno…
  • TR : Es aún mucho peor que eso… Una vez casi me despelleja junto con Goten a zurradas…
  • BR : ¿Y qué fue lo que hicieron para que se pusiera así?
  • TR : Descompusimos su cámara de gravedad…
  • VG : Dos…
  • BR : ¡¡Lo más seguro es que con ese disparo de energía la descompusiste!!… ¡¡Eres un tonto!!
  • TR : No lo creo… ¡fue por tu patada que se enojó!
  • TR : ¡Tú también lo pateaste, así que no me eches la culpa!
  • VG : Tres…
  • TR : Okey… tiempo fuera… Tenemos que pensar en algo para salir de ésta…
  • BR : Muy bien… ¿Tienes algún plan?
  • TR : Pues… –se rascó la cabeza–… No.
  • BR : ¿Ah? -_-¡
  • VG : Cuatro…
  • BR : Oye… ¿y si nos disculpamos y nos portamos bien toda la semana?… Podría funcionar…
  • TR : Eres una inocente… Más disfrutaría viéndonos muertos… Eso no sirve…
  • BR : ¿Entonces?
  • VG : Cinco…
  • BR : Podríamos escapar volando al horizonte… Si volamos a toda velocidad, no creo que nos alcance…
  • TR : Si hacemos eso, nos alcanzaría en menos de lo que piensas… Nunca subestimes a papá… Además que ya lo intenté una vez y no funcionó…
  • VG : Seis…
  • BR : Trunks… ya pasó la mitad del conteo … ¡¡Si no piensas en algo, yo seré quien te mate!! –lo apretó del cuello, zarándeándolo.
  • TR : Muy bien… todos relajados… a ver… ¡Lo tengo!… Bra, entra a la casa tú primero, yo te seguiré al instante…
  • BR : ¿Cómo?… ¿¿a la casa??… ¡pero allí nos atrapará más fácilmente!
  • VG : Siete…
  • TR : No creas… Es mejor que nos refugiemos en la casa, ya que mi mamá le tiene prohibido a papá hacer cualquier tipo de destrozo allí, así que estaremos relativamente a salvo, ¿comprendes?
  • BR : Bien… entonces yo entro a la casa y tú me sigues, ¿sí?
  • TR : ¡Sí, date prisa!
  • VG : Ocho…
  • BR : Suerte… –y terminando de decirlo, se metió a su casa como alma que lleva el diablo. En tanto que Trunks retrocedía lentamente sin quitarle la vista a su papá…
  • TR : Bueno… eh… te dejo tranquilo, papá… Me voy, ¡ja ne! –y de la misma manera que su hermana lo había hecho, se refugió a su casa. Vegeta seguía sintiéndose muy tranquilo y aprovechaba para mirarse las uñas mientras seguía con su conteo…
  • VG : Nueve… Diez… Tal como sospechaba, los niños se metieron a su casa a esconderse… –sonrió misteriosamente y metiendo la mano en su bolsillo sacó un artefacto parecido a un cronómetro y comenzó a manipularlo–. De acuerdo… a ver cuánto tiempo me demoro en atraparlos… Será un buen entrenamiento… –y lentamente entró a su casa detrás de sus hijos.

Bulma, ignorando todo lo que pasaba con su peculiar familia, estaba ocupada ensamblando las partes de un nuevo invento y lo curioso era que estaba manipulando piezas muy pequeñas, así que tenía puesto un casco parecido al de los mineros con una lupa incorporada para no equivocarse ni perder las piezas. El sudor corría abundantemente por su frente, pero estaba tan concentrada que eso no le importaba…

  • BL : Perfecto… ya sólo faltan un par de tornillos más y este microprocesador estará terminado… Me da gusto trabajar así, sin ruidos… tan tranquila… tan…
  • BR : ¡¡¡AAAAAHHHHH!!!… ¡¡¡¡¡PAPÁ, YA DÉJAME EN PAZ!!!!! –gritó Bra mientras pasaba a toda velocidad por la puerta del laboratorio sin dejar de gritar y Bulma, por el susto, empujó la mesa y todo su invento terminó regado por el piso y ella también, que todavía por el susto no podía moverse.

Vegeta estaba correteando a su hija a toda velocidad. ¡Prácticamento no corrían, sino volaban! Tal parece que Vegeta quería atrapar a sus hijos y no iba a parar hasta conseguirlo, y había empezado la persecución con Bra al descubrirla escondida debajo de la escalera. Al dar una curva, Bra tropezó con una mesa y Vegeta ya estaba a punto de alcanzarla, cuando una mano la tomó de la muñeca y la arrastró consigo…

  • TR : Eres una tonta… ni siquiera sabes volar bien… –dijo el chico de cabellos morados sin dejar de volar, que arrastraba a Bra que no dejaba de quejarse y gritar…
  • BR : ¡¡Oye, eres muy tosco!!… ¡¡pero ya me las pagarás!!… ¡¡¡Y VUELA MÁS RÁPIDO, QUE NOS ALCANZARÁ!!! –gritó al ver que su padre se acercaba cada vez más a ellos. Volvieron a pasar por el laboratorio, haciendo que Bulma cayera nuevamente al suelo por el estruendo y con todas sus piezas nuevamente. Mientras huían, Trunks notó que su abuela caminaba alegre como siempre por el corredor con una bandeja con refrescos en sus manos y, al ver a sus nietos, sonrió:
  • Sra. Briefs : ¡Hola, chicos!… ¿Cómo están?… ¿No quieren un refresco? –preguntó a la volada.
  • TR : ¡¡No, gracias, abuela!!… ¡¡Nos vemos!! –gritó al pasar por su lado.
  • BR : ¡¡Guárdame un vaso, abuelita!!… ¡¡Adióooos!! –respondió de la misma manera.
  • Sra. Briefs : Estos chicos… siempre tan lindos… –y luego vio también a Vegeta que venía igual de rápido–. ¡Joven Vegeta!… ¿Tú no quieres un vaso?
  • VG : Mmhh… –pasó sin decir nada más, preocupado en atrapar a sus chicos. La alegre señora sonrió y entró en el laboratorio donde Bulma recogía todo el alboroto regado en el piso…
  • Sra. Briefs : ¡Hola, querida!… Te traje una bebida deliciosa y un pedazo de pastel, ¿deseas? –preguntó como si nada hubiera pasado.
  • BL : Gracias, mamá… ¿Qué fue todo ese escándalo?… Me pareció escuchar la voz de Bra…
  • Sra. Briefs : Oh, nada de eso, querida… es sólo el joven Vegeta jugando al “corre que te pillo” con sus hijos… ¿No te parece encantador?
  • BL : ”COF, COF!!!… ¡¡¿¿JUGANDO AL QUÉEEE??!!… –gritó casi ahogándose con el líquido y mirando de manera muy extraña a su peculiar madre.
  • Sra. Briefs : Es un muchacho tan dulce… Todavía quiere gozar a sus hijos sin importarle que ya no sean niños… Acaban de pasar corriendo hace un instante, les ofrecí una bebida, pero no querían detener su juego… ¿Por qué no vas a verlos? –preguntó la despistada señora.
  • BL : Sí… eso es justamente lo que voy a hacer. Quédate aquí, mamá… averiguaré qué pasa… –dijo saliendo del laboratorio bastante intrigada por el asunto del ‘juego’–. “Esto es muy extraño… ¿qué se traerán entre manos esa pandilla de locos?”

Regresando con nuestros velocistas, Vegeta había conseguido acorralar a sus hijos en el living y Trunks no podía eludirlo, si no, derribaría el televisor a colores y su madre lo mataría, ni tampoco por el otro lado, porque se traería abajo el costoso stereo que no podría pagarlo ni con todos los ahorros de su vida… (bueno, es un decir… de todas maneras es rico y no importa =P). Los chicos observaron aturdidos cómo su padre se acercaba a ellos con una mirada asesina y Trunks dijo a su hermana:

  • TR : Parece que estamos acorralados… es el fin… –tragó saliva.
  • BR : Esto es por venganza… ¡¡No es justo!!… ¡¡Y todavía no tengo una cita de verdad!!… –se quejó por su lado.
  • TR : Es preferible que atrape a uno a que nos atrape a los dos… Trataré de distraerlo, tú vete mientras lo hago… ¡Deprisa! –dijo Trunks preparándose, pero la verdad estaba tan cansado y tan fuera de forma por las semanas de estudio que no podría durar mucho tiempo con su padre.

A la señal de Trunks, Bra saltó hacia un lado y Trunks hacia su padre, pero Vegeta casi sin esfuerzo inmovilizó al chico de un brazo contra el suelo y de un salto pescó a Bra del tobillo, aterrizando sobre Trunks, que no pudo evitar quejarse al sentir el peso de su padre aplastarlo…

  • BR : ¡¡¡PAPA, SUÉLTAME!!!… ¡¡¡TE JURO QUE NO FUE MI CULPA!!! –chilló mientras Vegeta la inmovilizaba de la cintura con un brazo y ella se debatía tratando de librarse, en tanto a Trunks lo mantenía presionado contra el suelo sin darle oportunidad de moverse…
  • TR : Papá… ¡¡me estás aplastando!!… ¡¡BÁJATE!! –se quejó, pero Vegeta, sin hacerle el menor caso, volvió a sacar el cronómetro y detuvo el tiempo…
  • VG : 2 minutos… 35 segundos… No está mal, pero puedo mejorar esa marca… –comentó divertido para sí, sin prestar atención al albotoro de sus chicos que trataban de soltarse, pero de Vegeta era prácticamente imposible escapar. Los miró y dijo–: Si yo hubiera sido un enemigo de verdad, ya estarían muertos desde un principio… ¿Ya ven lo que les pasa por no entrenar, jovencitos?… Y no creo que patearme en la cara sea una buena forma de hacerlo…
  • BR : Papi, bueno… nosotros… jeje.
  • TR : Todo tiene una explicación lógica y entendible, papá… ¿Nos dejas defendernos antes de que nos mates? –preguntó el chico con una voz muy graciosa.
  • BR : Sí, muy entendible… muy lógica… Nos dejarás, ¿verdad?
  • TR : Bra, déjame hablar a mí…
  • BR : De acuerdo… Por lo que más quieras, ¡¡escúchalo!! –suplicó la chica.

Pero antes que Vegeta pudiera hacer algo y que Trunks pronunciara su increíble discurso, una voz retumbó en la cocina… y que puso pálidos a los tres saiyajines…

  • BL : ¡¡¡¡¡¡AAAAAAHHHHHH!!!!!!… ¡¡¿¿QUÉ LE PASÓ A MI CASA??!!… ¡¡¡¡VEGETAAAAA!!!! –gritó Bulma a todo pulmón al ver los destrozos que habían causado su alborotada familia. A los chicos se les iluminó el rostro al ver su salvación…
  • BR : Mamá… qué gusto me da… ¿verte? –titubeó.
  • TR : Hola, mamá… –saludó agitando su mano.
  • BL : Vegeta… ¡¡¿¿QUIERES EXPLICARME QUÉ DEMONIOS ESTÁS HACIENDO??!! –le gritó en el mismo tono.
  • VG : No tienes que gritar de ese modo, mujer… sólo estamos teniendo una simple y amistosa conversación de padres a hijos… ¿verdad, chicos? –les dijo aplastando a cada uno de la manera en que los tenía atrapados.
  • TR y BR : ¡Ay!… ¡Sí, papá! –contestaron al mismo tiempo, a la vez que Vegeta dejaba de torturarlos…
  • BL : ¡¡¿¿Y ACASO TIENE QUE HACER DESTROZOS CADA VEZ QUE CONVERSAN??!! –se acercó a ellos sin creerles ni una palabra–. Vegeta… ¿¿y porqué los tienes así??
  • VG : Sólo les estaba enseñando algunas llaves que me preguntaron y como tú sabes que a mis hijos les encanta entrenar… Se los expliqué aquí mismo… ¿Cierto? –volvió a aplastarlos y recibió la misma respuesta afirmativa de ellos. Bulma arqueó una ceja…
  • BL : Vegeta… hazme el favor de soltar a mis hijos en este momento… ¡¡¡ANTES QUE TE OBLIGUE A HACERLO DE LA MANERA MÁS CRUEL QUE SE ME OCURRA!!! –amenazó, a lo que el saiya retrocedió su rostro con una gota de sudor… (creo que ya sabe cómo es Bulma cuando se molesta, y de sus crueles “castigos”…). Vegeta miró las “caritas” inocentes y tiernas de sus “bebés” y suspirando dijo:
  • VG : Bueno… –y, soltándolos, pensó–: “Salvados por la campana… Qué suerte tienen las sabandijas que no se bañan, jum…”
  • BL : Ahora, díganme… –Miró a sus hijos enojada y cruzada de brazos mientras golpeaba con su pie el piso–. ¡¡¿¿Qué fue todo ese escándalo??!!… Y quiero la verdad… Muy bien… los escucho…
  • BR : Bueno.. pues… todo empezó cuando vinieron mis amigas a la casa… ¡¡Y Trunks casi nos echa a perder la tarde!! –dijo, gritando la última frase.
  • TR : ¿¿Que yo qué??… ¡¡Oye, ustedes fueron las que se burlaron de mí y con el escándalo que hacían no podía estudiar nada!!! –también gritó.
  • BR : ¡¡Si no hubieras destruido mi revista, nada de esto hubiera pasado!!… ¡¡FUE TU CULPA!!
  • TR : ¡¡Eso no es cierto!!… ¡¡FUE TUYA!!
  • BR : ¡¡TUYA!!
  • TR : ¡¡TUYA!! –respondió en el mismo tono, en tanto que a Bulma le temblaba una ceja y un ojo mientras escuchaba el amigable argumento. Vegeta se percató de eso y sonrió…
  • VG : “Jeje… esto se está poniendo divertido…” –pensaba– “Ahora empezará lo bueno… Muy bien y eso será en… cinco, cuatro, tres, dos, uno…” –y como calculó, Bulma estalló…
  • BL : ¡¡¡¡¡YA CÁLLENSE!!!!! –gritó haciendo que retumbara toda la corporación y se quedó respirando agitada mientras Trunks y Bra habían terminado pegados a las paredes y la observaban asustados–. ¿Ya terminaron?… ¿Sí?… ¡¡Ahora vengan aquí inmediatamente y hablen claro!! –les gritó.
  • TR y BR : ¡¡FUE SU CULPA!! –se gritaron señalándose y a Bulma le volvió a salir una vena en la cabeza, en tanto que Vegeta hacía esfuerzos increíbles por no reírse…
  • BL : ¿¿Y siguen??… ¡¡BASTA!! –les gritó, esta vez muy molesta–. ¡¡No me interesa de quién haya sido la culpa y no me opongo a que se peleen, eso ya es cuestión genética, pero si quieren hacerlo váyanse a un lugar donde no pueda verlos!!… ¡¡ESTA ES UNA CASA DECENTE Y MERECE RESPETO!! –Ante sus palabras, los dos chicos bajaron sus cabezas…
  • TR : Lo siento, mamá…
  • BR : Yo también… perdón…
  • BL : Muy bien… ¡¡ahora quiero que en este momento me pongan todas las cosas en su lugar y a mi regreso todo debe estar en orden e impecable!!… ¿¿Fui lo suficientemente clara??
  • TR y BR : Sí, mamá…
  • BL : Aquí tienen en el armario de la cocina todos los instrumentos de limpieza… ¡¡Y quiero verlos trabajar!! –terminó de decir y mientras ellos iban rápidamente por los útiles de limpieza, Vegeta se acercó a su esposa y dijo:
  • VG : Yo que tú les daría un castigo más severo, mujer… Eres demasiado tolerante con estos mocosos… En fin, me voy… –ya estaba a punto de irse, cuando Bulma lo detuvo de las patillas de la cabeza… (y eso duele, créanme… =P)–. ¡AYY!… ¿¿QUÉ DIABLOS TIENES??… ¡¡SUÉLTAME!!
  • BL : ¿A dónde crees que vas, querido?… Tú te quedas… ¡¡¡Así que olvídate de entrenar, porque también vas a ayudar a limpiar este desorden!!! –le dijo, tirándole una escoba ante la sorpresiva mirada de Trunks y Bra, que habían regresado con todas las cosas para limpiar. Vegeta la miró atónito…
  • VG : Oye, mujer… ¡¡a mí no me metas en tus problemas!!… ¡¡Yo no tuve nada que ver con las tonterías de estos mocosos!! –le devolvió la escoba.
  • BL : Pues yo creo que sí… –se la tiró de nuevo.
  • VG : ¿Ah, sí?… ¿y cómo? –le devolvió la escoba. Trunks y Bra sólo movían sus cabezas, como espectadores observando un juego de ping-pong…
  • BL : ¡¡Porque no te creo nada de la explicación del entrenamiento y eso me hace sospechar que también eres cómplice en esto!!… ¡¡ASÍ QUE MUEVE EL TRASERO Y PONTE A BARRER!! –terminó de decir, tirándosela nuevamente. Al saiya se le inyectaron los ojos…
  • VG : ¡¡MUJER ESTÚPIDA, TÚ NO ERES NADIE PARA HABLARME DE ESA FORMA!! –apretó la escoba con fuerza hasta casi llegar al punto de romperla.
  • BL : Oh, sí… yo creo que sí… Entonces, cuando se vuelva a descomponer la cámara de gravedad… repárala TÚ mismo… –dijo mirando fijamente. Vegeta tragó saliva recordando el pequeño accidente con su cámara, así que, muy en su contra, tuvo que acceder…
  • VG : Como quieras… pero sólo por esta vez… –dijo apoyando la escoba en el suelo. Está por demás decir que Trunks y Bra estaban muertos de risa, ya que los papeles habían cambiado. Vegeta se dio cuenta y gritó–: ¡¡¿¿Y USTEDES DE QUÉ SE RIEN, SO PEDAZOS DE IDIOTAS??!!
  • BL : ¡¡¡VEGETA!!! –le gritó, haciendo que volteara a verla y muy a su pesar hizo ademán como si barriera… (increíble, verdad?). Bulma sonrió…
  • BL : Así está mejor… ¡¡y eso también va para ustedes!!… ¡¡Ahora, a trabajar!! –dijo antes de retirarse a su laboratorio. Realmente, Bulma era la única capaz de dominar a Vegeta y, junto con Chi-chi, merecen ser llamadas las mujeres más fuertes del universo al tener control sobre los saiyajins más poderosos de todo el universo. Vegeta esperó hasta que se fuera y, mirando a sus hijos, dijo…
  • VG : Muy bien… –le dio la escoba a Trunks–. Los dejo para que se diviertan…
  • BR : Oye, papá… ¡¡Le dijiste a mamá que nos ayudarías!! –dijo la chica, mirándolo muy mal.
  • TR : Eso es verdad, papá… y como tú siempre dices: uno tiene que ser responsable de sus actos… así que no te escapes… –dijo en tono ceremonioso. Vegeta simplemente les sonrió…
  • VG : Que yo sepa… tu madre dijo que los responsables de este desastre tendrían que limpiar… Y ustedes fueron los únicos que rompieron todo… yo no… –dijo muy tranquilo.
  • TR y BR : ¿¿¿???
  • VG : Son muy ingenuos al pensar que caería en su trampa… ¿Creyeron que metiéndose en la casa no los iba a atrapar?… Supuse perfectamente que harían eso, y sobre los destrozos… Yo tuve mucho cuidado en no romper nada, ya que estoy acostumbrado a entrenar esquivando objetos, todo lo contrario de ustedes… Además, pude darme cuenta perfectamente de lo que se rompió y lo que no… y si desean los puedo enumerar… ¿Alguna objeción?… –los miró sin dejar de sonreír.
  • BR : Eso no es justo… –musitó Bra.
  • TR : Yo digo lo mismo… –dijo en el mismo tono.
  • VG : Como yo no rompí nada, no tengo porqué hacer esto… y cambiando de tema, todavía no se me ha olvidado la payasada que me hicieron hace rato… Aunque si desean, puedo cambiarles este castigo por uno llevado a cabo por su servidor y que a mí me daría mucho placer hacerlo… –dijo tronándose los dedos y haciendo que los chicos tragaran saliva ya que no sabían qué decir–. ¿Preguntas?… ¿No hay?… Entonces, nos vemos y asegúrense de que quede bien limpio… Y no se aburran, ¡¡jaja!! –y terminando de decirlo, salió cerrando la puerta. Bra casi estuvo a punto de romper la escoba y la tiró con violencia al suelo…
  • BR : ¡¡GRRRR!!… ¡¡Lo odio cuando hace esto!!… ¡¡Siempre se sale con la suya!! –gritó exasperada. Trunks sólo atinó a asentir con la cabeza…
  • TR : Así es, papá es muy astuto… y en eso no le podemos ganar, hermana… Me da rabia que salga victorioso de casi todos los problemas y en parte eso es lo que admiro de él… En fin, será mejor que nos pongamos a trabajar, si no, nunca voy a terminar con mi tarea… –dijo mientras recogía los objetos rotos y los metía a una bolsa.
  • BR : Oye, Trunks…
  • TR : Mejor no me digas nada… ya tengo suficientes problemas por ahora. Acabemos ya… –y dándole la espalda, continuó trabajando.

Bra lo miró y se sorprendió de la increíble paciencia de su hermano para tolerar a su padre. En verdad él y Goten habían recorrido mucho camino en estos asuntos. Por otro lado, se sintió mal mientras lo observaba limpiar… No había sido su culpa, ya que ella fue la principal culpable del pleito y que había sido por una simple y estúpida tontería… Quería preguntarle si seguía enojado con ella, pero no dijo nada ya que supuso que estaba ofendido y también se puso a limpiar por su lado… en silencio.

Cuando terminaron (que fue bastante tarde) y dejaron todo en orden, Trunks se retiró a su cuarto a terminar con su tarea y Bra fue a cenar con su madre, ya que su papá todavía estaba entrenando en la cámara (bueno, lo que quedaba de ella) y también porque no estaba de humor para verlo o soportar sus sarcasmos. Bra tenía poco apetito, así que terminó rápido y ya se disponía a irse a su cuarto cuando…

  • BL : Bra, linda… ¿podrías llevarle esta bandeja con comida a tu hermano?… El pobre está tan ocupado estudiando que hasta se olvidó de bajar a cenar… –le dijo extendiéndole la bandeja. Bulma ya estaba mucho más calmada ya que los disgustos le pasan muy rápido. Bra observó la fuente…
  • BR : Está bien… me queda de camino, así que lo haré… –sonrió, recibiendo la fuente.

Bra subió al cuarto de su hermano y se detuvo delante de la puerta… Pensó en tocar, pero tenía miedo que le gritara o algo parecido, así que entró de frente y en silencio. Lo vio inclinado en su escritorio muy concentrado en cosas raras que él llamaba integrales y derivadas, y que causarían un verdadero dolor de cabeza a cualquiera. Se quedó parada observándolo y Trunks, dejando de escribir, dijo sin voltear…

  • TR : ¿Pasa algo, Bra? –preguntó muy serio. Bra no se sorprendió de que supiera que era ella, ya que podía sentirla por su ki.
  • BR : Eh… mamá me mandó con un poco de comida para ti… ¿deseas? –preguntó tímida. Él se quedó callado…
  • TR : Gracias, ya me estaba dando hambre… Déjala por allí, ¿quieres?… Después bajaré los platos… –respondió, reanudando su tarea. Bra hizo lo que decía y antes de salir se le quedó mirando…
  • BR : Trunks… ¿tienes un minuto? –preguntó.
  • TR : Estoy ocupado. ¿Qué quieres? –respondió secamente.
  • BR : No te quitaré mucho tiempo… Por favor, ¿sí? –A sus palabras, Trunks dejó su lápiz y se dio vuelta para verla…
  • TR : Está bien… ¿qué pasa? –preguntó igual de serio y con una expresión idéntica a la de su padre.
  • BR : Bueno… esteee… quería darte las gracias por haberme ayudado a escapar de papá… Lamento que te haya lastimado. –dijo, mirando hacia otro lado.
  • TR : No me hizo nada… Comparado con sus entrenamientos, eso fue casi una caricia, je… Además, no podía dejarte allí ya que sé muy bien cómo es papá y no te merecías uno de sus castigos… –sonrió suavemente.
  • BR : Sí, me imagino –sonrió –. ¿Sabes?… también quería disculparme por lo que pasó en la tarde con mis amigas, sé que estuvo mal, pero… ya sabes cómo es Pan, me obligó prácticamente a eso y no me pude negar…
  • TR : No me molesta la actitud de Pan, ya sé cómo es ella… Lo que me molesta es que te dejes manipular tan fácilmente por tus amigas… Si tú no querías hacerlo, no les seguías el juego y punto… –sonrió–. Pero… en el fondo fue divertido. Está bien, Bra… no estoy enfadado contigo… somos hermanos, ¿lo recuerdas?
  • BR : ¡Gracias, Trunks!… y como dice Tsubasa… ¡eres maravilloso! –dijo abrazándolo efusivamente, hasta casi dejarlo sin aliento.
  • TR : Esteee… mejor dejémoslo así… –dijo nervioso, al recordar el incidente–. Hablaremos en otro momento, enana… Tengo que estudiar…
  • BR : Está bien, te dejo… –en eso recordó algo–. Oye, ¿puedo hacerte una consulta?
  • TR : Ay, ¿ahora qué pasa?… Es decir… a ver, dime… –volteó a verla nuevamente.
  • BR : Cómo te explicaré… Verás, hay un chico… –iba a seguir, pero su hermano la cortó.
  • TR : ¡Ajá!.. Conque esas tenemos… Muy bien, tienes toda mi atención… –dijo, sentándose mejor en la silla.
  • BR : Si quieres que te termine de contar, no me interrumpas, ¿sí?… –le dijo–. Bueno.. el hecho es que en pocos días será el baile de graduación y… bueno… me pidió que sea su pareja, y acepté…
  • TR : Sí, algo me pareció escuchar cuando estabas con tus amigas… ¿Y te gusta ese chico?
  • BR : Bueno… pues… –se sonrojó y eso fue una respuesta contundente para Trunks.
  • TR : Jum… interesante… Bueno, es normal… Estás en la edad, yo también he pasado por eso… ¿Y cuál es el problema?… No entiendo…
  • BR : Que a cierta “persona” no le va a gustar eso… Ya sabes de quién estoy hablando…
  • TR : ¿A papá?… ¡Na!, no te preocupes… Lo que a mí me parece es que te haces muchas bolas por este asunto… –respondió muy tranquilo.
  • BR : Pero acaso no sabes que…
  • TR : …casi mata a tus amigos?… por favor, eso pasó porque TÚ lo permitiste y en el fondo no te gustaban esos chicos… ¿Tengo o no tengo razón?
  • BR : Pues… creo que sí… –dijo dudosa–. Pero el problema es que ya sabe de ese asunto y tuve una discusión muy fuerte con él y terminé gritándole muy feo… No sé qué hacer…
  • TR : Escucha… Si en verdad te gusta ese muchacho, has todo lo posible para que papá respete tu decisión… Mira, Bra… es verdad que papá es muy celoso y posesivo, pero también tiene que entender que ya no eres una niña y que debes madurar… si te mantienes firme en tus preceptos, ya verás que lo comprenderá y se le pasará más pronto de lo que crees… –explicó como todo un experto.
  • BR : ¿Tú crees?
  • TR : Sólo sé constante y nunca bajes la cabeza… No le desmuestres debilidad y, como él dice siempre, tenemos que demostrar nuestra sangre saiyajin… Deja que las cosas vayan solas y no tendrás problemas…
  • BR : Creo que tienes razón. Pan me dijo lo mismo… Muy bien, eso haré… ¡¡Gracias, Trunks, eres el mejor hermano que tengo!! –dijo abrazándolo de nuevo.
  • TR : Soy tu único hermano, tontita… –sacudió sus cabellos azules y dijo–: Ahora vete a dormir, si no, mamá se enfadará, ¿sí?… Yo todavía tengo que estudiar estas malditas fórmulas…
  • BR : ¿Y qué curso es? –preguntó curiosa a la vez que miraba los cálculos.
  • TR : Tecno I… (suspiro)… Es para volver loco a cualquiera… No lo entenderías ni en mil años…
  • BR : Bueno, entonces buena suerte… –le dio un beso cariñoso en la frente–. Sólo no te quedes hasta muy tarde… Hasta mañana –dijo cerrando la puerta.
  • TR : Hasta mañana… Bueno, continuemos… –y siguió batallando con sus ecuaciones.

Luego de despedirse de su hermano, Bra entró a su habitación y se dejó caer sobre su cama. Había sido un día muy alborotado y se sentía agotada por tantas cosas. Conforme pasaban los minutos y se iba adormeciendo, recordaba a Jason, y su corazón saltaba por la emoción, ya que no podía esperar a la noche de la fiesta. También recordó las palabras animosas de su hermano y sus amigas… y se quedó dormida pensando que era la persona más afortunada del mundo.