Capítulo 43: “El Arcángel Venganza”


Bulma, Roshi y todos los demás se reunieron en la Corporación Cápsula. Cuando Uulon y Puar se disponían a ir a ese lugar, Yamcha llega a la Kame House.

Yamcha: ¡Puar!

Puar: ¡Yamcha, ya volviste! ¿Cómo les fue?

Uulon: Nos dijeron por teléfono desde el hospital que ustedes fueron a buscar las esferas desconocidas para salvar a Trunks.

Yamcha: Oh, sí. Tuve un gran problema. No sé qué pasó. Lo peor es que la encontré y luego… ¡No sé! ¡De repente desperté mientras flotaba en el océano!

Puar: Un momento. El maestro dijo que estaba en la Corporación Cápsula y que lo fuésemos a buscar. ¿Por qué no llamó desde el hospital?

Uulon: ¡Fue el maestro! Ahora me lo dice…

Yamcha: A lo mejor Trunks se mejoró por su cuenta. ¡Quién sabe! A fin y al cabo ese niño es un saiyajin.

Uulon: Bueno. Si tenemos que ir a buscarlo será mejor que tomemos la nave y vayamos ahora.

En un lugar muy lejos…

Krilin: Será mejor que volvamos al hospital y les digamos qué pasó.

Piccoro: Estoy de acuerdo.

#18: Démonos prisa…

Vegeta: A mí no me importa avisarles. Mejor me voy a entrenar… (Sale disparado con rumbo desconocido)

Ten Shin Han: Ni siquiera se preocupa por su hijo enfermo… Qué mal padre.

Piccoro: Ahora que el niño volvió a la vida, me pregunto si su enfermedad se habrá ido junto con su muerte.

Krilin: ¿Eh? ¿Dijiste algo?

Piccoro: Eh… No importa…

Ten Shin Han: Mientras estamos vivos, será mejor que nos apresuremos en ir con los demás.

#18: ¡Entonces vamos!

Y en la Corporación Cápsula…

Roshi: ¿Por qué tardarán tanto? Hace bastante rato los llamé…

Sr. Briefs: Disculpe que no le hayamos prestado nuestro vehículo, pero estaba descompuesto y no he podido repararlo.

Bulma: Papá… El auto está hecho pedazos. Todo por culpa de Vegeta.

Milk: ¿Vegeta?

Bulma: Siempre entrenando. Esta vez le tiró la cámara de gravedad encima. Y claro, se arrancó enseguida…

Pocos minutos después, una nave aterriza en la parte frontal de la Corporación Cápsula. En ella venían Yamcha, Puar y Uulon.

Yamcha: ¡Permiso! ¿Puedo entrar?

Bulma: ¡Yamcha! ¿Dónde estabas?

Milk: De seguro se estaba divirtiendo por ahí, mientras mi Gohan quién sabe donde estará…

Roshi: No te preocupes, Milk. Ya sabes que Gohan sabe cuidarse muy bien…

Yamcha: Estaba buscando esa esfera que tenía que encontrar, pero cuando la encontré… como que me desvanecí, y más tarde me encontraba flotando en el mar. Así que después me fui directo hacia la Kame House.

Roshi: Bueno. Ahora que llegaron, vámonos a la nave y volvamos a casa…

Sra. Briefs: Huy. ¿Pero por qué tanta prisa, señor Roshi?

Uulon: No se preocupen, siempre es así. Quiere saber si sus revistas están a salvo en casa… ¡AAAYY!

Roshi: …No digas esas cosas, pequeño puerco…

Milk: ¿Pero es que a nadie le importa si mi Gohan está a salvo?

Chaoz: Pues de seguro está con Ten, Piccoro y los demás.

Yamcha: Sí. Eso es…

Mientras, Vegeta volaba sin un objetivo definido, pero entonces ve una región montañosa abajo y desciende.

Vegeta: Kakarotto… ¡Maldición! ¡¿Cómo es posible que aún estando muerto me supere?! ¡Debo alcanzar ese nuevo nivel de poder Saiyajin!

Al levantar la mirada, Vegeta ve una gran roca y no resiste el destruirla. Luego, comienza a destruir cada piedra con desesperados disparos. En ese momento, escucha una voz que venía desde encima de él.

?????: ¡Alto, humano!

Vegeta: ¡¿Eh?! ¡¿Quién demonios eres tú?

El desconocido tenía la forma de un humano, pero también poseía alas, como las de un ángel.

Después de haber estado un buen rato observando al saiyajin desde el aire, baja y pone sus pies en Tierra.

?????: Sé que intentas destruir la esfera para salvar tu mundo. ¡Pero yo no te lo permitiré!

Vegeta: ¡¿De qué estás hablando, insecto?! ¡¿Quién eres tú?!

?????: Soy uno de los tres arcángeles del cielo imperial. Soy el Arcángel Venganza. Mi amo necesita reunir las esferas de Shaakar por razones personales.

Vegeta: ¡Eres un idiota! ¡¿Quieres que te crea historias tan tontas?!

Venganza: Eso yo lo considero una falta de respeto. No permitiré que me hables de esa manera…

Vegeta: ¿Y qué me vas a hacer? ¿Golpearme?

Venganza: Hum… ¡Bien!

Venganza hace un veloz movimiento de su mano y golpea a Vegeta estando a 20 metros de él. El impacto lanza a Vegeta al piso.

Vegeta: ¡Maldito! ¡Ya verás!

Venganza: Eres un necio… ¡¡¡SÓMNUFUM!!!

En un instante, un extraño hechizo le da a Vegeta y éste comienza a agotarse y dormirse.

Vegeta: ¿Qué… extraño… tipo… de… pelea… es…?

Venganza: ¡Desaparece de mi vista!

Y Vegeta es empujado por una fuerza invisible, arrojándolo contra una hilera de montañas. Luego del impacto, todas las rocas caen encima del saiyajin y éste queda inconsciente.

Venganza: Estos seres de la Tierra creen que pueden vencer a nuestra magia. ¿Eh? ¿Qué es ese brillo?

Entonces el arcángel se aproxima al tenue resplandor que había vislumbrado, y nota que era una de las esferas que andaba buscando. La esfera de Shaakar.

Venganza: Así que aquí estaba esa esfera. No tengo idea de cómo a mi maestro le puede importar tanto algo así de pequeño… Pero bueno… es hora de que me retire.

Por otra parte, el grupo de Piccoro volaba hacia el hospital de donde habían comenzado su viaje.

Piccoro: Díganme, ¿ustedes no recuerdan nada de lo ocurrido después de que el dragón Shaakar los atacó?

Krilin: Pues no. ¿Acaso no estuvimos inconscientes?

Piccoro: ……

#18: ¿No lo estuvimos?

Piccoro: Pues, la verdad…

Ten Shin Han: ¡Miren! ¡Ahí está la ciudad!