Capítulo 4: “Se inicia la invasión”

Mientras la batalla en el futuro se intensifica, algo extraño ocurre en el presente…

Bulma: “¿Qué fue ese ruido? Pareció una explosión”

Bulma regresa al lugar donde guardaba la nave de Setsuden, y se sorprende al encontrar el techo destruido. Pero se sorprende más aún al ver una extraña luz proveniente del interior de la nave. Y todavía más al ver a alguien salir de ella.

Centro Comercial Satan

Cientos de personas compraban, consumían, compraban, consumían… Todo indicaba que sería un día normal, como cualquier otro. Todo cambiaría cuando los dos primeros extraños que salieron de la nave del saiyajin hacen su aparición.

Voz 2: “Qué raza de debiluchos… ni siquiera servirían como esclavos”

Voz 1: “Eso no importa, mi detector dice que la dimeutrita está muy cerca de aquí”

Voz 2: “¿Estará bien si nos presentamos antes?”

Voz 1: “¡Jaja! Bueno… un poco de diversión no le hace daño a nadie”

Los dos se lanzan contra el Centro Comercial, destruyendo varios locales con sólo pasar a través de ellos. En uno de los locales semidestruidos, un conocido nuestro tenía una cita con su novia número… em… bueno, un número muy grande.

Yamcha: “¡Esmeralda! ¿Te encuentras bien?”

Silencio…

Yamcha: “E…Esm… No puede ser… está muerta… Quien lo haya ocasionado… ¡lo pagará!”

Voz 1: “¡Vaya! ¿Sientes lo mismo que yo? Parece que no todos son basuras en este planeta”

Voz 2: “Parece que la diversión apenas comienza”

Yamcha: “¿Ustedes son los que han ocasionado todo esto?”

Voz 1: “Sí. ¿Tienes algún problema con eso?”

Yamcha: “Yo mismo les daré su merecido… ¡Ella me había dicho que SI!

Luego se lanza contra los dos extraños, a quienes sorprende con su velocidad. En medio de su desesperación, Yamcha se pregunta de donde pudieron salir estas personas que parecen humanos, pero que evidentemente no son de la Tierra.

Corporación Cápsula

Bulma: “¿Y… y éstos de donde salieron? ¡y cada vez son más!

Soldado: “Capitán, detectamos varios yacimientos importantes de dimeutrita. Un par de nuestros hombres se encuentran ya en uno de ellos”

Capitán: “Bien. Que un grupo acuda a ayudarles. Envía unos cuantos a los yacimientos más pequeños. El resto vendrá conmigo al mayor de todos”

Soldado: “¿Y qué hacemos con esta nativa?”

Capitán: “Déjenla en paz. Su poder es despreciable. ¡Vámonos ya!”

Soldados: “¡Sí, señor!”

Todos los extraños se dispersaron en diferentes grupos. Cada segundo llegaban tres o cuatro más.

Bulma: “¿N-nativa? ¿Poder despreciable? Creo que tenemos problemas… más vale que me aleje de aquí”

Luego de recoger todos los aparatos que pudo, y guardarlos en cápsulas, Bulma huye del edificio. Desde afuera, pudo apreciar la gran cantidad de soldados que salían de él y se alejaban volando en distintas direcciones.

Bulma: “Sí… tenemos problemas”

En algún lugar de las montañas

Tenshinhan: “¿Qué es esa extraña energía? Nunca había sentido algo similar…”

Chaoz: “¿A qué te refieres, Ten? No siento nada”

Tenshinhan: “Ven, vamos a averiguar”

Ambos vuelan unos minutos, hasta que encuentran la extraña fuente del poder: más de cincuenta de los extraños soldados devastaban la región con sus rayos de energía.

Soldado: “Es extraño… el sensor detecta la dimeutrita exactamente aquí, pero no se ven rastros de ella”

En ese momento, llega Tenshinhan con su compañero.

Tenshinhan: “¡Alto! ¿Qué creen que hacen?”

Soldado: “Destruimos este lugar, ¿que no lo ves?”

Tenshinhan: “¿Quiénes son y que es lo que buscan? ¡Respondan!”

Soldado: “Qué molesto… haces muchas preguntas. ¡Atáquenlo!”

La pelea se inicia. Tenshinchan y Chaoz son más fuertes que ellos, pero la inferioridad numérica supone una gran desventaja.

Centro Comercial Satan

Yamcha ya ha acabado con uno de sus enemigos, y el otro no opone mucha resistencia, pues Yamcha es más fuerte que él.

Yamcha: “¡ME HABIA DICHO QUE SI! ¡KAMEHAMEHAAA!”

Cuando la explosión se disipó, no quedaban restos del enemigo.

Yamcha (más calmado): “No eran muy fuertes… pero sigo preguntándome de dónde habrán venido. Y lo más extraño es que no pude sentir su Ki”

Alguien golpea a Yamcha por la espalda, y luego que se recupera, ve a unos cien soldados similares a los otros dos.

Yamcha: “¡Rayos! Supongo que esto significa que mi retiro como guerrero se ha terminado”

Los soldados rodean a Yamcha, listos para atacar.

Yamcha: “¿Quiénes son? ¿Qué es lo que quieren?”

Como respuesta, todos se lanzan contra él. Su gran número pone en serios aprietos a Yamcha.

Cerca de allí, alguien detecta el Ki de Yamcha y se extraña de sentirlo luchar solo. De todas formas, va en su ayuda.

Yamcha: “¡Kame… Hame… Haaa!”

Un soldado menos… faltan 99. Entre todos disparan a Yamcha, que debe recurrir a toda su velocidad para esquivar los rayos. De todas formas, es alcanzado por algunos.

Crilin: “¡KienZan!”

El disco de energía, corta en dos a varios soldados. Luego Crilin se reune con Yamcha para combatir juntos a los demás.

Yamcha: “¡Crilin! ¿Dónde están Goku y los otros?”

Crilin: “No tengo idea, creo que perdí la práctica, no puedo sentir el Ki de Goku ni de estos soldados”

Yamcha: “No lo creo, yo tampoco puedo sentir el Ki de los soldados… ¿crees que sean androides? tal vez el doctor Gero no esté muerto en realidad…”

Crilin: “¿Te han dicho que tienes mucha imaginación?”

La batalla continúa, la gente huyendo despavorida mientras casas y edificios se desmoronan en ruinas a su alrededor.

Mientras, en el futuro de Trunks…

Goten: “¿Trunks? ¿Estás bien?”

Trunks: “S-sí… creo que no fue buena idea atacarlo juntos”

La lucha de Setsuden contra Gohan, Goku SSJ3 y Vegeta SSJ2 continúa, ahora con clara ventaja para Setsuden.

Trunks: “Tenemos que intervenir. ¡Debemos fusionarnos ahora!”

Goten: “¡Sí!”

Palacio de Kamisama. Tiempo Presente

Soldado: “El radar no se equivoca señor. Este es el sitio exacto”

Capitán: “Extraño lugar para un yacimiento de dimeutrita. También hay gente muy rara por aquí, pero ya hay uno que no molestará más”

El capitán soldados habían llegado unos momentos antes, y ya habían provocado su primera víctima: Mister Popo.

Dende: “¿Q-qué es lo que quieren?”

Capitán: “Solamente nos interesa cierto material de gran interés estratégico para nosotros. En cuanto lo obtengamos, nos iremos. Aunque no saldrás con vida de aquí”

Dende: “¡Aaah!”

El capitán se prepara para matar a Dende, pero el golpe es detenido por un recién llegado.

Piccolo: “No sé quiénes sean, pero más les vale que se vayan por donde vinieron si no quieren morir”

Capitán: “¿Qué? ¡Nadie me habla así! ¡Ataquen!”

Piccolo: “Dende, esto puede ser peligroso, será mejor que huyas”

Dende: “Sí, sí… ya me iba”

Otra lucha se inicia. Los soldados no son rivales para el poderoso namekuseijin, que los elimina uno por uno, a pesar de que no puede sentir el Ki de sus oponentes.

Capitán: “¡Ya basta, retírense!”

El capitán estaba muy enojado por la derrota de sus hombres.

Capitán: “Ustedes busquen la dimeutrita, yo me encargaré de este insecto verde”

Piccolo: “¿Insecto? ¡Ya verás!”

El poder de Piccolo es superior al del capitán, pero…

Capitán: “¡Ya es suficiente! ¡Te acabaré!”

La energía alrededor del capitán empieza a aumentar, pero Piccolo aún no es capaz de sentir el Ki de su enemigo.

Capitán: “¡Ahora presenciarás mi VERDADERO poder!”

Piccolo: “¡¿Q-qué?! ¡No puede ser! ¡Es un…!”

El capitán estaba frente a él, con un aura de energía a su alrededor. Ahora su cabello era de color dorado intenso.

Se ha convertido en un Super Saiyajin.

¿¿¿Otro Super Saiyajin??? ¿Qué está ocurriendo aquí? ¿Podrán los Guerreros Z que quedan en el presente enfrentar esta amenaza con éxito? ¿Y cuál será el resultado de la batalla en el futuro? Veremos qué ocurrirá en el próximo capítulo…