Capítulo 4: “¡¿No estabas muerto?! ¡¿Qué pasa aquí?!”

Mientras tanto, en el parque de diversiones, Vegeta se separó del resto del grupo. Todo el resto fue a la montaña rusa y por ello no se percataron de la ausencia del Príncipe de los Saiyajins. Vegeta se metió completamente solo a la Sala de los Espejos, no por entretenerse sino para matar todo ese tiempo que era una pesadilla para él.

Vegeta (bostezando): ¿Esta es la diversión de los humanos?

?????: He regresado, mi señor. Únase a nosotros.

Vegeta se dio vuelta extrañado por esa voz, y al ver a ese sujeto se apoderó de él un tipo de miedo que nunca había experimentado. Se quedó paralizado y sólo atinó a decir:

Vegeta: Naa… Naa… ¡¡¡NAPPA!!! Pero si… si… yo te había ma-matado.

Nappa: Sí, mi señor, pero no te preocupes, ya no te guardo rencor por eso. Por favor únase a nosotros.

Vegeta siente el ki de Nappa y se da cuenta que sigue igual de débil que antes, entonces su confianza y su orgullo vuelven a él.

Vegeta: ¡Eres un imbécil, Nappa! Nunca me serviste para nada y ahora regresas de la muerte sólo para decirme tonterías. ¡Mejor muérete!

Nappa: Por favor, mi señor, no lo haga. P-por fa… favor no me mate. ¡Nooooooo!

Vegeta le lanza un pequeño rayo de energía a Nappa con la punta de su dedo y lo destruye.

Vegeta: A pesar de haberlo matado, presiento que esto no ha terminado, algo muy extraño está por suceder. Es mejor que esto me lo guarde. No dejaré que en esta oportunidad te adelantes a mí, Kakarotto. Pase lo que pase lo resolveré yo mismo.

Para desgracia de Vegeta, Goku también lo supo y de una manera igual de sorprendente que para Vegeta. Goku había tenido que ir al baño, pero al salir del escusado se encontró con una gran sorpresa. Vegeta tenía razón; algo muy extraño estaba ocurriendo.

Goku: ¡No puedes ser tú!

Raditz: ¿Qué te pasa, hermano? ¿No te alegra verme?

Goku: Pero si estabas muerto, ¿qué haces aquí?

Raditz: Me ha enviado el gran Zanafer, él quiere a todos los saiyajins y me ha mandado a buscarte. Ven a ayudarnos a dominar el universo.

Goku: ¡Jamás te ayudaría para algo así!, ya te dije una vez que yo…

Raditz: ¡CÁLLATE!, eres un traidor a nuestra raza. Tú lo has querido, ¡te voy a matar! Ya no te ayuda ese namekuseijin, no eres rival para mí.

Goku: Ya no soy el de antes, si me atacas corres el peligro de morir.

Raditz: ¡MUEEEREEEE!

Raditz ataca y Goku lo golpea lo más despacio que puede, pero en ese momento sus diferencias de poder eran muy grandes y aunque Kakarotto se contiene igual lo deja moribundo.

Goku: ¡HERMANO!

Goku se acerca a Raditz cuando estaba a punto de morir.

Raditz: Her… hermano, r-realmente te… te has vuelto muy fuer… fuerte, p-pero aún así no eres rival para Zanafer. Él v-vengará mi… mueeeerteeeeeeeeeeeeeeeeee…..

Goku: Murió, realmente yo no quería pero él se lo buscó. ¿Quién será ese Zanafer?