Capítulo 33: “En busca de las esferas”


Gohan y los otros finalmente llegaron a Namekusei. Por otro lado, Goku, Piccoro y Vegeta atacan con un inmenso poder a Freezer, pero éste hace lo mismo, dando como resultado un choque de energías en el que no se sabe quién va a ganar.

Vegeta SSJ: ¡¡¡Terminemos con esto pronto!!!

Freezer: ¡¡¡¡¡HAAAAAAAAAA!!!!!

Goku SSJ2: ¡¡¡¡AHORA…!!!!

Los tres llegan al límite de su poder y arrojan una descarga que Freezer no puede soportar.

Un gran estallido puede sentirse en todas partes. Cuando todo llega al silencio no queda ningún rastro del vil demonio.

Vegeta: No… fue… muy difícil…

Piccoro: …Uf… Claro que lo fue…

Goku: Pero no fue capaz de vencernos… eso es lo que importa…

Piccoro: ¿Ahora qué vamos a hacer?

Goku: Bueno… Gohan los va a revivir muy pronto, tengan paciencia…

Piccoro: ¡Gohan! ¡¿Gohan está vivo?!

Vegeta: ¿Cómo… diablos pudo salvarse?

En el momento cuando Goku se disponía a dar una respuesta, Piccoro es fulminado por un rayo. Luego, Vegeta corre la misma suerte sin poder reaccionar. Cuando el saiyajin restante volteó hacia el lugar de donde provenían los disparos, pudo ver a Freezer, carente de un brazo y una pierna, pero aún muy vivo (o muerto, lo que sea).

Piccoro y Vegeta caen inconscientes y van directo hacia el infierno.

Goku: ¡¡¡Maldición!!! ¡¡¿¿Todavía no te das por vencido??!! (Se transforma)

Freezer: He…he…he…

Goku SSJ: ¡¡¡Estúpido!!!

Sin titubear, lanza un rayo en dirección a su rival, quien no se encontraba en condiciones de detenerlo. Goku puede presenciar la destrucción definitiva del villano.

En segundos, el resplandor de toda la dimensión regresa, dejando atrás esa fría oscuridad. Todos los demonios que se encontraban sueltos son transportados automáticamente de vuelta al lugar donde pertenecen: el infierno.

Goku ve a sus compañeros y los atrapa antes de atravesar las nubes que no les permitirían salir.

Goku: ¡Los tengo! Ahora vamos donde Kaiosama…

Cuando todo eso ocurría, los que visitaban el planeta Nameku acababan de arribar a una aldea.

Gohan: ¡Llegamos!

Mr. Satan: Que casas tan raras…

Dende: ¡Kilan! ¡Gurara! ¡Feldon! ¡¡Hola!!

Kilan: ¿Dende? ¡¡¡Dende!!! ¡Ho…hola!

Mr. Satan: ¿E-e-e-esos son sus amigos?

Gohan: Ahá…

Gurara: ¡¿Dende, qué estás haciendo aquí?!

Feldon: Pensábamos que estabas en la Tierra…

Dende: Tuvimos un problema… y… bueno…

Luego de un rato les cuenta todo lo ocurrido.

Kilan: Cielos. Eso es muy triste…

Gohan: Por eso vinimos a Namekusei. Le pediremos a Porunga que reconstruya la Tierra, que reactive las esferas y que les dé más poder.

Feldon: ¿Más poder? No creo que sea posible… ¿Pero para qué?

Dende: Para que pueda revivir a muchas personas las veces que queramos.

Gurara: ¡Ah, pero todo eso no es necesario!

Gohan: ¿Cómo?

Gurara: Hace unos pocos meses arreglamos las esferas del dragón. Nos costó un poco, pero logramos aumentarles el poder y ahora puede regresar a la vida a cuantas personas queramos en un solo deseo.

Gohan: ¡¡¿¿E-e-en serio??!!

Patriarca: Sí, así es.

Dende: ¡Gran Patriarca!

Mr. Satan: ¡Cielos! ¡¿Cuántos de ellos hay?!

Patriarca: Ahora las esferas ya no tienen limitaciones. Pueden pedir lo que deseen.

Gohan: ¡Bien! ¿Por qué no buscamos las esferas ahora mismo?

Patriarca: Está bien. Tenemos una aquí en la aldea, así que solamente tenemos que buscar seis más.

Gurara: Yo iré a la otra aldea a buscar la esfera de dos estrellas.

Feldon: Yo recogeré la de una y tres estrellas, aunque tardaré un poco.

Kilan: Bien, iré por la de cuatro y seis estrellas. Intentaré apresurarme.

Gohan: Oh, muchas gracias.

Kilan: No hay de qué.

Patriarca: Falta la de cinco estrellas en la aldea del norte. No está muy lejos.

Dende: Gohan, ¿qué tal si vamos nosotros?

Gohan: De acuerdo… ¡Vamos entonces!

Cada uno vuela rápidamente en distintas direcciones. Sólo quedan ahí el Patriarca y el humano, además de algunos aldeanos.

Patriarca: Sí.

Mr. Satan: …

Patriarca: …

Mr. Satan: …

Patriarca: ¿Qué?

Mr. Satan: …eh… hola…

Mientras tanto, en el otro mundo Goku llegaba donde Kaiosama con Piccoro y Vegeta, inconscientes.

Kaiosama: ¡Goku, lo lograste!

Goku: Sí, pero sin ellos no lo hubiera logrado.

Kaiosama: ¡Piccoro y Vegeta! Verdad que ellos habían muerto… ¿qué les pasó?

Goku: Ah… es largo de explicar…

Enmasama: ¡Eh! ¡Hola!

Kaiosama: ¡Ah, Enmasama! ¡Pensé que te había pasado algo malo!

Enmasama: No, no. Es que quería decirles que todos los revoltosos están de vuelta en el infierno. Puse más guardias por si acaso…

Goku: Me alegra que todo esté bien de nuevo, Enmasama.

Enmasama: ¡Ah, Goku! Unos trabajadores encontraron a Freezer tirado por ahí. Dicen que tenía muchas heridas, pero ya lo pusieron donde corresponde.

Goku: Pensé que lo destruí, pero bueno… debe haber quedado con un buen trauma.

Kaiosama: Seguro que sí… Ha ha ha ha ha ha…