Capítulo 3: “Una extraña aparición”

Bra se había quedado callada al escuchar esa penetrante voz, pero no la reconocía. De pronto unas nubes negras la envolvieron y se encontró en tinieblas. Al mirar al frente, entre las nubes, pudo distinguir una extraña silueta, que conforme se fue aclarando, pudo ver que era una mujer de cabello largo y negro con ropas saiyajin que la miraba fijamente. Parecía ser un fantasma, porque podía distinguir las nubes detrás de ella, pero esta extraña mujer emanaba un tremendo poder…

  • BR : ¿Qui…quién eres? –preguntó nerviosamente.
  • ??? : ¡Cómo!… ¿acaso no me reconoces? –dijo la figura, riéndose– Seguramente que no, eras sólo una cría cuando me viste por primera vez.
  • BR : ¿Que yo te he visto antes?
  • ??? : Ajá… un momento, déjame refrescarte la memoria en tu pequeño cerebro –continuó– ¿recuerdas que cuando eras pequeña, una nave en forma de esfera rompió el techo de tu casa y de allí salió una mujer que trató de matar a tu padre? ¿Y que luego recibiste un disparo por tratar de proteger a tu patética madre? –dijo con una sonrisa malvada.

(Nota: ver Love Affairs)

Bra se quedó petrificada en el sitio sin poder articular palabra alguna. Algo recordaba en su memoria, de aquella terrible noche en la que casi toda su familia pierde la vida por culpa de esa horrible mujer saiyajin, cuando ella era sólo una niña. Pero… ¡¡eso era imposible!! ¡¡Ella estaba muerta!! ¡¿Cómo pudo haber regresado?!… Realmente estaba muy confundida…

  • ??? : ¿Qué pasa? ¿Por qué esa carita de asustada? ¿Acaso no te da gusto verme? –dijo burlándose, fingiendo una cara inocente– Tal parece que aún no te acuerdas de mi nombre, bien… te lo diré… Soy NYAAR, y recuérdalo bien, porque será lo último que escuches…
  • BR : ¡¡¿¿Q-QUÉEE??!! –dijo tragando saliva.
  • NY : No pongas esa cara, niña, no pienso matarte, eso lo haré más adelante… –siguió diciendo con la misma expresión– primero pienso mandar al infierno a ese estúpido de Vegeta, luego a la hembra que me lo quitó y finalmente a ese mocoso inútil. En otras palabras… a TU familia. Pero en la forma inmaterial en que estoy no podré hacerlo, así que para lograr mi venganza pienso tomar prestado TU CUERPO.
  • BR : ¡¡¿QUÉ ES LO QUE TRATAS DE DECIR?!! –gritó muy alterada.
  • NY : Es muy sencillo… entraré en tu cuerpo y tomaré control de ti, para luego acercarme lo suficiente a tu familia y acabar con ellos uno por uno de la manera más dolorosa… –luego la miró– ¡Vaya! veo que tienes cola, así no será tan desagradable y será más fácil. Puedo sentir que tienes un gran poder y con mi ayuda podrás despertarlo al igual que tus habilidades… ¿Qué te parece mi encantadora idea?

Bra apretó los puños y la miró a los ojos con furia…

  • BR : ¡¡¡NUNCA!!! ¡¡JAMÁS DEJARÉ QUE HAGAS ESO!!… ¡¡ANTES QUE LO INTENTES, ACABARÉ CONTIGO!! Dicho esto, se lanzó a toda velocidad contra Nyaar, pero al tratar de golpearla, su puño la atravesó como a un fantasma…
  • NY : Veo que aún no quieres entender… –dijo irónicamente– has salido igual de necia y estúpida como tu padre… ¿Acaso no recuerdas que soy inmaterial?… Pero no te preocupes, eso se puede arreglar…

Acto seguido, se convirtió en una especie de gases azulados que envolvieron a Bra y que se metieron por su boca, provocándole espasmos y horribles dolores. De pronto soltó un tremendo alarido y un rayo cayó, desatando la tormenta. Minutos más tarde, en medio de la lluvia, Bra estaba levitando suspendida, con su cabeza gacha y su rostro oculto por las sombras. Lentamente levantó la cabeza mostrando una siniestra mirada llena de maldad y de sed de venganza. Sus ojos soltaron un destello rojo como la sangre y apuntando con sus manos a una montaña cercana, la reventó de un solo disparo. Bra había sido poseída por la malvada Nyaar.

  • BR ? : Ahora… –dijo sonriendo maliciosamente– la verdadera diversión comenzará a partir de este momento… ¡¡¡jajajajajajaja!!! Después de esto, partió a toda velocidad en medio de la terrible tormenta que se acababa de desatar, como si anunciara la catástrofe que estaba a punto de ocurrir…