Capítulo 3: “¡¿Problemas en el Reino de Tom?!”

En la entrada del Castillo Blood.

Soldado: Bienvenidos; el Rey, la Reina y los Príncipes estarán muy complacidos con su presencia.

Vegeta no puede evitar suspirar.

Vegeta (pensando): Pensar que pude tener estos privilegios… ¡maldito Freezer!

Los Guerreros Z entran al castillo y luego llegan a la sala principal donde se encuentra Tania.

Tania: ¡¡Qué sorpresa!!

Gokú: Hola; ¿están todos?

Tania: Sí.

Luego, todos fueron a la sala de entrenamiento.

Goten: ¡¡Hola, mamá!!

Milk: ¡¡Hola, hijo!!

Milk abraza a Goten durante un buen rato.

Tim: ¿Cómo están todos?

Vegeta: Bien.

#18: ¿Dónde está Marrón?

Vegeta: ¿Desde cuándo te interesas por tu hija?, siempre hiciste que la cuidara Krilin.

#18: ¡¿Quieres callarte?!, siempre he querido a Marrón; además, tú no has sido un padre excelente que digamos.

Vegeta: Grrrrrrrrr.

Tim: Cálmense; ella está entrenando con Tom y Tommy.

Reiko: ¡Abuela!

Milk: Pero si aquí está mi nieto consentido.

Milk abraza a Reiko otro rato; luego los Guerreros Z entran a la sala de entrenamiento propiamente dicha y ven a Tom y Marrón luchando en el aire sin perder la forma humana y ven a Tommy sentado en el suelo observando a sus padres pelear.

Marrón: ¡¡Lasser Light!!.

Tom esquiva el poder, aparece detrás de Marrón y le da un fuerte codazo en la espalda, luego la golpea en el estómago y con la mano con que le dio el golpe le lanza un Lasser Light, lanzando a Marrón al suelo.

Marrón: Me tomaste por sorpresa.

Marrón se lanza a atacar a Tom.

Marrón: ¡Multiplicity! ¡Dark Ball!

Tom ve venir a tres Marróns, c/u con una Dark Ball lista para lanzar; Marrón golpea a Tom y luego le pega la Dark Ball dejando a Tom aturdido en el suelo.

Tom: Te has vuelto muy fuerte, amor; observa esto.

Tom extiende sus brazos hacia atrás y en cada mano se forma una esfera roja de energía y cuando llega al punto máximo…

Tom: ¡¡Energy Fire!!

Tom lanza al mismo tiempo dos potentes rayos de energía (uno de cada mano) que cerca de Marrón se dividen en cuatro rayos que se dirigen hacia ella golpeándola muy fuerte, por lo que tarda un rato en recuperarse del golpe.

#18: ¡¡Hija!!

#18 corre donde está Marrón y al llegar junto a ella…

#18: ¿Estás bien, hija?

Marrón: Sí, mamá, aunque me duele todo el cuerpo.

Luego Tom y Tommy llegan donde Marrón.

Tom: ¿Te hice daño, amor?

Marrón: Un poco; esa nueva técnica tuya es muy poderosa.

Tom: Sí, he pasado mucho tiempo perfeccionándola; por suerte este cuarto está protegido por una barrera de energía para evitar que sea destruido mientras entrenamos.

Tommy: ¿Papá, te dio muy duro?

Marrón: No tanto, hijo. Mamá estará bien, no te preocupes.

#18: Me diste un gran susto, hija.

Marrón: Lo siento, mamá.

Luego, el cuarteto se reunió con los demás y se fueron al comedor a almorzar.

#17: ¡Por Dios, Pan!, ¿podrías comer decentemente?

Tania: No insistas, #17; por más que lo intentes, nunca dejarán de comer de esa forma.

Gokú, Goten, Gohan, Trunks, Pan, Vegeta y Reiko dejan de comer unos instantes al escuchar lo dicho y luego siguen comiendo de la misma forma.

#18: Comen como salvajes.

Bulma: Lo peor es tener que cocinarles.

Milk: Por lo menos tú le cocinas a tres saiayins; yo le cocino a cinco.

Videl: Hey; yo también cocino contigo, ¿no?

Pan (con la boca llena): Do gamvém aduyo edna codima.

#18: ¡¡Primero traga la comida y después hablas!!

Luego que Pan traga…

Pan: Decía que yo también ayudo en la cocina.

Milk: Sería el colmo que no lo hicieras.

Krilin: Bueno, bueno; cambiemos de tema. Tom, ¿cómo siguen las cosas aquí?

Tom: Van de mal en peor.

Tim: Los grupos rebeldes no quieren entender razones.

Tom: No pensé que sería tan difícil lograr que todo mi pueblo quisiera ser pacífico y que aceptaran la restauración.

Marrón: Lo peor es que a nuestros hijos los llaman mezclados, a mí me dicen impostora y a Goten lo llaman intruso.

Tania: Son idiotas; jamás pensé que nuestra gente iba a caer en el asqueroso mal del racismo.

Tom: Si las cosas siguen así, mucho me temo que estallará una guerra civil entre el reino y esos grupos rebeldes.

Tim: Creo que eso es inevitable.

Tom: Lo que me duele es que mucha gente inocente estará en medio.

Tania: En estos momentos estamos esperando lo peor, pues dichos grupos rompieron el diálogo porque no les concedimos sus peticiones.

En ese momento, todos los saiayins terminaron de comer.

Vegeta: ¿Cuáles eran sus peticiones?

Tom: Que les cediéramos el trono y permitiéramos que ellos nos juzgaran por nuestros crímenes.

Gohan: ¿Cuáles crímenes?

Tom: Permitir que la familia real se mezclara con otras razas; querer cambiar las antiguas creencias de nuestra raza y otras idioteces.

Tania: Nos costó mucho llegar hasta aquí y no daremos marcha atrás.

Tim: Por esa razón no concedimos las peticiones de esos grupos.

Trunks: ¿No temen por sus vidas?

Tom: Sí, pero es un riesgo que debemos correr si queremos lograr nuestro objetivo; por eso aprovecho esta ocasión para hacerle esta pregunta a Goten y a Marrón: ¿Quieren quedarse, luchar y afrontar todas las consecuencias que eso traerá? ¿O prefieren irse a la Tierra y regresar cuando esto haya acabado?

Milk: Por favor, Goten, vente con nosotros; ¿sí?

#18: Hija, ¿qué decides?

Si quieren saber la respuesta de Goten y Marrón, no se pierdan el próximo capítulo.