Capítulo 3: “Entrevistas II”


Akane-san: Oye, ¿se irá a tardar mucho Ranma? Ya me dio frío.

Oba: ¡Yo con mucho gusto te doy mi abrigo!

Danyliz: ¡No! ¡No te atrevas a tocarla! Conozco tus mañas.

Oba: No seas celosa, mi amor. Tú tuviste oportunidad conmigo también.

Kaly: Sí, sólo que ella te puso una buena.

Oba: Bien dijiste “amor apache”.

Danyliz: Que te quede muy claro: ¡¡¡serías la última persona en la Tierra en la que me fijaría!!! ¿Entendiste?

Gretel: Así de claro, ¿quién no?

Oba: Además no sé porqué preferiste a Valente sobre mí, si yo soy más guapo…

Gretel: Hasta un ciego hubiera elegido a Valente.

Valente: No sé si tomarlo como insulto o como halago.

Danyliz: Tómalo como halago.

Valente: No me convenció eso, pero en fin…

Daga: Disculpen…

Gretel: ¡¡¿¿Qué quiere??!! ¿No ve que esto es una entrega de premios? ¡No damos caridad aquí!

Danyliz: ¡¡Ya cállate!! Por lo visto no sabes ni quiénes son los invitados especiales. Eres una…

Gretel: ¿A poco ella es otra de las invita…?

Danyliz: ¡Claro! ¡Si no sabes, no hables!

Oba: A todos aquellos que querían una escena violenta de mujeres… ¡Ahí les va esto!

Todos: ¡¡Cállate!!

Danyliz: Lo siento, Daga. Guruclef todavía no llega. Kaly ¿le faltará mucho?

Kaly: ¿Y por qué me lo preguntas a mí?

Danyliz: ¿Cómo qué por qué? ¡Se suponía que tú ibas a ir a avisarles! ¡Recuerda que eres la única, además de Oba, que puede viajar a Céfiro!

Kaly: Pero yo no sabía que tenía que avisarles.

Danyliz: ¿Cómo qué no? Si yo le dije a Oba que te dijer… ¡¡¡OBA!!!

Oba: ¡Ups! M-mande…

Danyliz: ¿No le dijiste a Kaly lo que te encargue?

Oba: Ah, es que yo, es que se me ol… (Pensando) “¡Tarado! ¡No le digas que se te olvidó!”.

Danyliz: ¿Es que qué? Habla.

Oba: Bueno, relativamente le dije, porque la verdad es que no pude porque soy una persona sumamente…

Valente: No le eches paja, mejor di que se te olvidó.

Danyliz: ¿¿¿SE TE OLVIDÓ???

Oba: Bueno, olvidar es una palabra compleja. Yo diría que mi memoria no tuvo un lapso de lucidez para decirle a Kaly que fuera a Céfiro y además…

Todos: Se te olvidó…

Oba: Bueno, sí, perdón…

Danyliz: ¿¿Perdón?? ¿Sabes que en todas las malditas nominaciones están personajes de Céfiro?

Oba: ¿En todas? ¡No exageres! Sólo en el 99.99%

Valente: Mira, mejor ni le arregles.

Danyliz se aproxima furiosa a golpear a Oba, pero entre todos la detienen (como pueden).

Valente: ¡Cálmate! Las mujeres toman todo muy a la ligera. ¿No ves que estamos al aire?

Kaly: Oye, sí que estás fuerte.

Gretel: ¡A ver si ya te comportas!

Daga: Esto es más de lo que imaginaba.

Danyliz: ¡¡Cómo se te olvidó!! ¡¡Eres un tonto!! ¡¡Ya verás como te voy a dejar!! ¡¡Suéltenme!!

Gnomo: Yo les avisé…

Todos voltean a ver quién había dicho eso.

Danyliz: ¿Gnomo?

Gnomo: ¡Hola a todos!

Gretel: ¿Gnomo? Se ve bastante alto para ser un Gnomo…

Gnomo: Pero qué mensa…

Kaly: Te apoyo…

Danyliz: ¡No seas tarada! ¡Gnomo es uno de los invitados especiales! ¡Ya te dije que si no sabes, no hables! ¡Eres una grosera! Como que te pasas de entusiasmo, ¿no?

Gretel: ¡Pero no me grites tanto!

Oba: Uff, qué bueno que la detuvieron a tiempo. Estaba a punto de arruinar mi varonil rostro…

Todos: ……

Danyliz: Ah, se me olvidaba (lanzándose a Oba) ¡¡Pagarás haber olvidado mi recado!!

Todos vuelven a sujetar a Danyliz.

Gretel: ¡Valente! ¡Controla a tu novia!

Valente: ¿Crees que me hace mucho caso?

Kaly: Lo que me gusta de Danyliz es que no le hace caso a NADIE.

Daga: Y a mí me sorprende que entre todos tengamos que detenerla.

Gnomo: ¡Oye! No tienes porqué golpearlo, ya te dije que yo les avise.

Danyliz: No importa, tiene que pagar haberlo olvidado…

Valente: Te propongo algo: ¿qué te parece si en la fiesta que organizó Mr. Satán para después de la entrega, lo embriagamos?

Daga: ¡Sí! ¡Yo le entro!

Gretel: Cuenten conmigo.

Kaly: ¡No se olviden de mí! ¡Yo quiero ser la que le dé la primera copa!

Gnomo: Esto será divertido… ¡No me lo perderé!

Oba: Pues si me dejo.

Danyliz: Bueno, está bien, lo dejaré por ahora.

Gnomo: Como les decía, yo les avise a las personas de Céfiro. Me imagino que ya entraron.

Danyliz: Pero nos hubiéramos dado cuenta, ¿no?

Gnomo: No te ofendas, pero con el escándalo que ustedes hicieron, no creo que hayan podido darse cuenta de algo.

Gretel: ¿Nos estás diciendo escandalosos?

Gnomo: Algo así…

Daga: Entonces, ¿yo qué hago?

Danyliz: Esto es un problema…

Oba: ¿Y si le pedimos la máquina del tiempo a Trunks y viajamos al pasado?

Gretel: Mejor cállate, simplón.

Valente: Además, te recuerdo que chocaste con ella, así que no debe servir.

Gnomo: ¿Y qué es lo que van a hacer?

Danyliz: Entra con Daga, Gnomo. Así los dos podrán darse cuenta si entraron o no.

Gnomo: Me parece buena idea.

Daga: No me queda de otra. Si me quedo otros cinco minutos con ustedes, me volveré loca.

Gnomo: Entonces, ¿entramos?

Daga: Sí. Sólo espero que esté Guruclef…

Gnomo: ¿Vas con Guruclef? ¡Yo voy con Umi!

Daga: ¡Qué casualidad!

Oba: ¿Umi? ¿Eso es una persona?

Gnomo: ¡¡Claro que es una persona!! Se nota que no sabes nada de animación japonesa, tonto.

Oba: Como que todos ya se agarraron confianza conmigo, ¿no?

Danyliz: No le hagas caso, Gnomo. No tiene caso que gastes energías enojándote, y te agradezco que hayas ido a avisarle a Clef y a los demás. Por cierto, ¿va a venir Ascot?

Gnomo: No lo sé, supongo que sí. Yo sólo le avisé a Clef y a Ferio…

Danyliz: ¿Y los demás?

Gnomo: Bueno, no me iba a pasar todo mi valioso tiempo buscándolos, ¿verdad?

Danyliz: ¿Y cómo supiste que nadie les avisaría?

Gnomo: No lo sé, pero conociéndote, era casi imposible que no pasara algo así…

Danyliz: Supongo que tienes razón.

Valente: ¡Oye! ¡Yo te dije lo mismo y casi me matas!

Oba: Mmmm… estás perdiendo encanto, Valente…

Valente: ¡¡¡Cállate!!!

Daga: E-esteee, ¿ya podemos irnos? Tengo frío, y además estoy ansiosa por ver si ya llegó Clef.

Gnomo: Sí, yo también quiero ver si ya llegó Umi.

Daga: Entonces vamos.

Los dos entran, mientras afuera, los reporteros siguen esperando a las personalidades.

Gretel: Yo creo que ese Gnomo exageró. Sí nos hubiéramos dado cuenta de que entraron.

Oba: Pues sí. Además, si no les dijo bien, entonces es posible que no den con el lugar…

Danyliz: ¡Desaparécete si no quieres que…!

Vicky: Recuerda que la violencia sólo genera violencia, niña.

Danyliz: ¡¡Vicky!! ¡Qué bueno que llegaste!

Gretel: ¿Y ésta? Ah, ya sé, otra de las invitadas especiales.

Danyliz: ¡Sí! ¡Y más te vale cerrar la boca!

Gretel: Se ve muy ordinaria.

Vicky: ¿Ordinaria? ¡Pero si tú eres la corriente!

Gretel: ¡Pero qué grosera!

Oba: Es cierto, ponle que sea una fachosa y vulgar, pero no tiene la culpa de ser así.

Gretel: ¡¡Grrr!! ¡Mejor no me ayudes!

Kaly: Oigan, según los niveles de audiencia, nos está ganando en rating un documental de 24 horas de Barney.

Todos: ¿¿Qué??

Danyliz: ¿Ese maldito dinosaurio?

Valente: ¡Pero cómo!

Kaly: Ni yo lo creía, así que mejor hay que hacer algo…

Oba: ¡¡Una de las chicas que se desnude!!

Kaly: ¿Cómo propones esas cosas al aire?

Gretel: De todos modos, solamente pocas personas nos están viendo…

Valente: Además se nota que tienes malas intenciones…

Oba: ¿¿Yo?? ¡Cómo crees! Yo solo quiero echarme un taco de ojo viendo esos cuerpos tan…

Kaly: A eso se les llama malas intenciones.

Valente: ¡¡Esto es el canal Satán, no el Hot Sky!!

Kaly: Además, el teleauditorio no es sólo “pervertidos”, como tú comprenderás…

Oba: ¡Yo no soy un pervertido!

Kaly: ¡Ah, noo! ¡Claro que no lo eres!

Oba: No te estás burlando de mí, ¿verdad, Kaly?

Kaly: ¿Me crees capaz a mí, una tierna niña?

Valente: ¡No empiecen! ¡Parecen niños chiquitos!

Danyliz: Parece que su deporte favorito es pelear.

Gretel: Sí, son unos vulgares. Pero, ¿qué se podía esperar de personas tan poco sofisticadas?

Vicky: Disculpen… ¿Ya podrían hacerme caso?

Danyliz: Lo siento, Vicky. A estas chicas les encanta pelear…

Oba: ¿Y a ti no? ¿Acaso te recuerdo que hace cinco minutos me querías matar porque se me olvidó decirle a Kaly lo de Céfiro?

Danyliz: ¡¡Te voy a…!!

Entre todos vuelven a agarrar a Danyliz.

Danyliz: ¡¡Suéltenme!! ¡¡Te voy a hacer puré!!

Kaly: Lo dicho, no puedes quedarte callado.

Valente: ¡¡Ya!! ¡¡Paren de pelear!! ¡¡Esto es algo serio!!

Oba: Además no creo que con estas cosas subamos el rating.

Danyliz: ¡¡Te juro que ésta me la pagas!!

Oba: Eso si puedes con el ¡¡Gran Super Oba!!

Danyliz: ¡¡¡Ahora sí te mato!!!

Kaly: Yo opino que lees muchos mangas chafas de ciencia-ficción. Eso es lo que te atrofia el cerebro, tonto.

Oba: Mira, tú ni opines “Super niña”.

Kaly: ¿Qué dijiste?

Valente: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡YYAAAAA!!!!!!!!!!

Vicky: ¡Vaya! Hasta que alguien pone remedio a esto.

Valente: ¡¡YA ESTUVO BUENO!!

Oba: ¡Que gritón!

Valente: Además, ¡¡piensen…!!

Oba: ¿Pensar? ¿En qué?

Kaly: Tú ni lo intentes, no creo que tengas algo de cerebro. Parece que hablo con un retrasado mental.

Oba: ¡Para que sepas, aquí la que está hablando con un retrasado mental eres tú!

Kaly: Sí, ya lo entendí.

Oba: Espera… ¡Auch! Yo solito me tiré.

Danyliz: ¡Lo que Valente quiere decir y no lo dejan, es que todavía no empieza la entrega y que a lo mejor la gente sólo quiere ver eso!

Gretel: ¿Sí? ¿En serio piensan que es lo que pasa?

Valente: Ojalá. Si no, estaremos perdidos. El productor nos matará lentamente.

Oba: ¿El productor? ¿Y ése quién es?

Valente: Nadie, excepto Danyliz, sabe quién es.

Kaly: ¿En serio? ¿Tú sí sabes quién es el productor, Danyliz?

Danyliz: Claro, Kaly. Si te portas bien, te llevo a conocerlo algún día.

Kaly: ¿De verdad? ¿Y crees que me dé mi propio programa?

Danyliz: Yo creo que sí. Es cuestión de pedírselo amablemente.

Gretel: ¿Terminaron? Kaly, no es necesario que le pidas eso. El productor se presentará para despedir el programa.

Oba: Sí, pero aunque así sea, ¿cómo se le va a acercar si ni lo conoce?

Gretel: ¡Tú cállate!

Valente: Como sea, ya dejen de decir esas cosas y concéntrense en el programa, por favor.

Danyliz: Akane-san… ¿Que aquel que está allá no es Ranma?

Akane-san: Sí, creo que sí. ¡Vamos!

Kaly: Esperen… ¿quién es el chico que está a su lado?

Danyliz: Se parece a Ryoga…

Todos: ¡¡Es Ryoga!!

Al lado de Ranma, estaba un chico con un vendaje en la cabeza.

Danyliz: ¡¡Dijiste que no le había pasado NADA!!

Kaly: ¿Pues qué le hizo?

Valente: Lo atropelló…

Kaly: ¿¿Hizo qué??

Vicky: ¡Pero qué menso!

Akane-san: ¿Atropelló a Ryoga?

Kaly: ¡¡Eres una amenaza ambulante!! ¿Cómo pudiste atropellarlo? ¿Eres miope o qué fumaste? ¿Por qué no tienes más cuidado?

Oba: Oye, oye, no te pongas violenta.

Vicky: ¡Eres un salvaje! Pobre Ryoga…

Akane-san: Sí, pobre. ¿Acaso no eres pacifista?

Oba: Lo dicen como si yo tuviera la culpa… yo sólo lo golpeé…

Danyliz: Mira, no voy a perder el tiempo contigo, así que mejor vamos con ellos, así podré presentarles a Akane-san…

Vicky: ¿Y yo?

Danyliz: Michiru ya entró, Vicky, debiste madrugar.

Vicky: Lo sé, pero un tarado venía en sentido contrario y me hizo desviar el camino.

Todos: ……

Oba: Mmmm, no recordaba eso.

Kaly: Pero qué desmemoriado…

Danyliz: Esto está más difícil, y me pregunto… (mirando a Oba) ¿Quién tendrá la culpa?

Oba: No lo sé, de seguro el idiota que iba en sentido contrario, ¿no?

Danyliz: ¡¡¡Ahora sí…!!!

Danyliz le da un fuertisisisísimo golpe a Oba, que lo deja tirado por un rato.

Valente: ¡No hagas eso! ¿Acaso estás loca?

Kaly: Vaya, ella sí tuvo el gusto de golpear a este menso.

Danyliz: Agradezco tu sinceridad, Oba, pero ahora tendrás que dormir por eso.

Gretel: Qué forma tan elegante de decir que no ande de hablador.

Vicky: Ahora sí ya me asustaste…

Danyliz: No te preocupes, él se lo merecía.

Kaly: (Pegándole a Oba unas buenas cachetadas) ¡Oye! ¡Oba! ¡Despierta! ¡Despierta!

Oba: (Bastante enojado) ¡¡Ya!! ¡¡Deja de golpearme, mensa!! ¿No ves que me duele?

Kaly: Ya está bien…

Oba: (Incorporándose) ¡Oye! ¡Ahora sí me sonaste duro!

Danyliz: Eso y más te mereces.

Akane-san: Danyliz… ¿No te has olvidado de mí?

Danyliz: Ah, lo siento, Akane-san. De acuerdo, vamos con Ranma.

Todo el grupo se dirige hacia Ranma y Ryoga.

Ranma: Mira, Ryoga. Muchas chicas vienen hacia acá…

Ryoga: Sí… (mirando a Oba) Ese muchacho… ¡Es el que me atropelló!

Oba: (Que ya había llegado) ¡Hola, Ryoga! ¿Cómo has estado? Hace mucho que no te veía.

Ryoga: Sí, desde hace una hora que no te había visto, Oba. Oye, ¿te regañó mucho la enfadosa que siempre te molesta y que…?

Oba: Shhhh, no lo digas tan alto.

Danyliz: ¿Así que enfadosa?

Oba: Ahhhh, eso era… una bromita, no es verdad.

Danyliz: Ya arreglaré cuentas contigo más tarde.

Ranma: ¿Y ustedes quiénes son?

Danyliz: Permíteme: nosotros somos el grupo de reporteros encargados de cubrir este evento: Valente, Kaly, Gretel, Oba, y tu servidora Danyliz.

Ranma: Ah. ¿Y ellas dos?

Kaly: Ellas son Akane-san y Vicky.

Danyliz: Akane-san conducirá un segmento contigo.

Ranma: Ah, lo recuerdo.

Akane-san: ¡Hola, Ranma-san! ¡Es un gusto conocerte!

Ranma: ¡Hola, Akane-san!

Akane-san: Te ves muy guapo hoy. Claro, tú siempre estás guapo.

Ryoga: Creo que debes comprar lentes.

Akane-san: No seas envidioso, Ryoga-san. Además, Ranma es como un Dios, es guapisisisísimo.

Ranma: Qué linda, gracias por tus halagos.

Akane-san: Ya debes estar acostumbrado, Ranma. Después de todo, TODAS las chicas de la serie te persiguen como moscas a la miel.

Ryoga: A ellas también les hacen falta lentes.

Akane-san: Pero créeme que yo estoy dispuesta a conquistarte, como sea.

Ranma: Ah, eh, bueno, yo…

Danyliz: ¿Por qué no entran?

Ranma: Sí, es buena idea… ¡Vamos, Ryoga!

Ryoga: Yo entraré aparte, Ranma. Adelántate (pensando) “Si Ranma se queda con Akane-san, Akane Tendo queda para mí ^-^

Danyliz: Además de que tú debes entrar con Akane-san.

Ranma: ¿Sí? Esteee, pero yo…

Akane-san: No te preocupes, querido, hasta ahora no he comido a nadie.

Ranma: Supongo que no tengo alternativa.

Ranma y Akane-san entran muy abrazaditos (claro, Akane-san es la que lo lleva muy abrazado, pero qué importa), Ryoga decide seguirlos para ver que el romance florezca (aprovechado), mientras que Danyliz encuentra qué hacer con Vicky.

Danyliz: A ver, a ver, Vicky… ¿Qué hacemos contigo?

Oba: Yo con mucho gusto me sacrifico por el bien del programa y la escolto para que entre sana y salva.

Kaly: No seas exagerado, Oba, si la entrada está aquí cerca.

Oba: ¿Y si algo le pasa en el transcurso del camino?

Kaly: ¿Como qué?

Oba: Pues como que se caiga, y entonces un tonto que no sepa conducir la atropelle. Ya saben que hay cada loco al volante, uno nunca sabe…

Kaly: Se nota que no sabes el significado de la vergüenza.

Oba: ¿Por qué lo dices?

Kaly: Me ahorro mis comentarios…

Alondra: ¿Llegué muy tarde?

Danyliz: ¿Eh? ¡Ah, hola Alondra! No, bueno, Vegeta ya entró, pero fue mejor que llegaras tarde.

Alondra: ¿En serio? De veras no quería ser impuntual, (señalando a Oba) pero este idiota que está a tu lado se me echó encima, y por esquivarlo mi coche se descompuso. Es un tarado…

Gretel: Sincera la niña, ¿verdad?

Alondra: ¿Y por qué fue mejor que llegara tarde?

Valente: Porque Vegeta ya sabe lo de la cena…

Alondra: ¿Lo sabe? Creí que habían dicho que tenía que ser sorpresa, por eso no le dije a nadie que yo había ganado…

Danyliz: Sí, pero el tarado que te retrasó fue el mismo tarado que le dijo a Vegeta…

Alondra: Ah, entonces ya no tengo que fingir que no gane nada, ¿verdad?

Danyliz: Pues gracias a este menso, no.

Oba: ¿Por qué tiene un chavo tan simpático como yo ser ofendido tanto?

Kaly: Porque lo que tienes de simpático lo tienes de inteligente, o sea… ¡¡NADA!!

Valente: Kaly, tienes que admitir que Oba tiene algo de simpatía. Si no, ¿cómo está aquí?

Danyliz: Porque me dio lastima y por eso lo invité.

Ryota: Disculpa…

Gretel: ¡¡Ryota Miyagi!!