Capítulo 2: “Mi misión es…”


Vegeta observa a la joven mientras ella le dice:

–Mi nombre es Laoni y he sido enviada para cuidar de usted, mi señor Vegeta. Desde este preciso momento estoy bajo sus órdenes.

–Yo no necesito de los cuidados de una niña como tú. ¿Quién fue el que te ordenó venir a molestar?

–Lo siento, señor, pero me es imposible decirlo. Pero de algo puede estar seguro: es un ser supremo muy poderoso el que ha dado la orden de que usted debe ser protegido de un peligro que se acerca. Aún no sé cuál es ese peligro, pero mi labor es permanecer a su lado, cumplir con todas sus órdenes y protegerlo de todo peligro.

Bra interviene para decir a la joven:

–Mira tú, mi papá es muy poderoso y no necesita de una niñera.

–No molestes, contigo no estoy hablando.

–Eres una grosera, además, yo molesto a quien se me pega la regalada gana, y más si es alguien que está molestando a mi papá.

Trunks desciende de los aires y baja a Bulma, la cual va hasta la joven, y le dice:

–Dime algo, ¿por qué razón habríamos de creerte que Vegeta corre peligro?

–No tengo por qué darle explicaciones a nadie, a no ser al señor Vegeta y mi amo. Es decir, si no me crees, no me interesa.

Bulma, enfurecida, grita a Laoni:

–Eres una grosera y mal agradecida. Durante este tiempo que estuviste inconsciente, fui yo quien te dio asilo y mi hijo ha sido quien ha estado cuidándote, así que yo creo que merecemos una explicación.

Laoni se pone de pie y contesta:

–Yo no recuerdo haberte pedido nada, mucho menos que te pagaría el favor.

Vegeta interviene, diciéndole a Laoni:

–Yo no necesito la protección de nadie, soy un guerrero de clase alta, el príncipe de los Saiyayins, no necesito que me cuides.

–Discúlpeme por lo que voy a decir, señor, pero no podrá derrotar a un enemigo venido de mi dimensión. En mi dimensión, el nivel de pelea de todos los seres que la habitan está fuera de su alcance. Sé que eso hiere su orgullo, pero no es más que la verdad, debe comprender que necesitará de mi ayuda.

–Hmp, nivel de pelea mayor que el mío, tu ki es diminuto. Comparado con el mío, yo soy el ser mas poderoso del…

Laoni interrumpe a Vegeta:

–Disculpe que lo interrumpa, pero creo que tendré que demostrarle mi poder para que comprenda la magnitud de lo que digo.

Vegeta la observa cuidadosamente tratando de sentir el supuesto gran poder que le mostrará. Laoni permanece de pie muy tranquila. Unos instantes de tensión después, Goku exclama:

–No… no puede ser… es increíble…

Vegeta, con una enorme sorpresa que se refleja claramente en su cara, dice:

–¿Cómo puede ser posible? Tiene un poder extremadamente enorme…… No puede ser, ¿cómo es que tienes un poder así?

–Provengo de una selección de los mejores guerreros, guerreros de todas las dimensiones, y dentro de esta selección soy una de las más nuevas adquisiciones. A decir verdad, ésta es mi primera misión. Por mi nivel de poder estoy ubicada en la clase guerrera femenina media.

–Si todo lo que dices es verdad –pregunta Piccolo–, ¿crees que sería prudente entrenar para estar preparados para la llegada de ese enemigo?

–No es necesario que entrene nadie, yo sola me encargaré de ese peligro. Ésa es la razón por la que estoy aquí. Ustedes no tienen nada por qué preocuparse.

Goten llega (ya completamente repuesto del golpe que le dio anteriormente Trunks) y dice:

–Entonces, si ella se encargara de ese enemigo, hay que continuar con la fiesta, no hay por qué preocuparse, sigamos divirtiéndonos.

–Goten tiene razón –dice Krilin–. Sigamos con la fiesta.

Todos continúan con lo que hacían antes. Sólo Vegeta no quitaba la vista de la joven, que ya había ocultado su energía y lo observaba fijamente. Sus miradas se intercambiaban. De pronto Vegeta escucho una voz dentro de su cabeza, era la voz de una mujer, la voz de Laoni, que decía:

–Señor Vegeta, no se preocupe por nada, estoy aquí para ponerme incondicionalmente a sus órdenes. Todo cuanto usted diga u ordene, será cumplido por mí.

Vegeta permanece observando a la joven, ella hace una leve reverencia con su cabeza. En ese momento, Bra le dice:

–Oye, papito, esta mujer no me simpatiza, no permitas que se quede.

Bra mira con indiferencia y desprecio a Laoni. Laoni la ignora completamente; su atención se concentra solamente en Vegeta. Bra dice a Vegeta al mismo tiempo que lo jala del brazo y lo lleva con ella:

–Vamos, papito, quiero tomar algo.

Laoni los sigue. Bra, al darse cuenta, le dice:

–Oye tú, ¿por qué nos sigues? Eres una molestia, vete.

–Acompañaré al señor Vegeta.

–Oye, papá, no quiero que ésa te ande siguiendo, mucho menos si yo estoy presente. Me molesta, córrela.

Vegeta, sin voltear, sólo dice con voz fría y dominante:

–En este momento no necesito de tus servicios, retírate. Si te necesito, te mandaré llamar, y es algo que dudo mucho que suceda.

Laoni hace una reverencia y dice respetuosamente a Vegeta:

–Como usted ordene, mi señor. Estaré a su servicio cuando usted disponga.

Laoni se da media vuelta y camina lenta y tranquilamente. Vegeta y Bra continúan caminando, mientras que Bra observa de reojo a Laoni.

Trunks se acerca a Laoni, que está parada frente a una ventana, y le saluda:

–Hola, me llamo Trunks. Mucho gusto, Laoni.

Trunks extiende la mano a Laoni, la cual se gira y solamente lo observa y dice:

–¿Qué es lo que quieres?

Trunks, que aún tenía la mano extendida para saludar a Laoni, baja la mano y dice:

–Tan sólo quería saludarte. Vas a vivir aquí durante un tiempo y pues…… me parece buena idea llevarnos bien.

Goten llega junto a ellos. Dice a la joven:

–Hola, mi nombre es Goten. ¿No quieres comer algo?

–¿Qué es eso?

–¿Qué es qué?

–¿Qué es “comer algo”?

Goten y Trunks caen de espaldas y se levantan con una gota en la cabeza y Goten pregunta:

–¿No sabes qué es comer?

Laoni, muy seria y un poco molesta, contesta:

–No, no lo sé. ¿Acaso es algo muy importante?

–Verás. Ven y te enseño.

Goten toma de la mano a Laoni y la jala. Laoni lo acompaña y Trunks va tras ellos. Cuando llegan frente a la mesa llena de bocadillos, donde también están Bra tomando un vaso de un líquido rojo y observando a Vegeta y Goku comer como locos, Goten señala a Goku y Vegeta y dice:

–Mira, ellos están comiendo. Llevan a su boca eso que es llamado alimento, y son necesarios para poder vivir.

–¿Necesitan de eso para vivir?

–Pues sí, además que es algo muy delicioso.

Laoni observa la comida en la mesa, toma un pequeño trozo de carne, lo introduce a su boca y lo mastica. Luego de tragarlo, dice:

–No entiendo qué tiene de especial esto de comer.

Goten, Trunks y Bra se le quedan viendo. Ella, al sentir sus miradas, les dice:

–No entiendo qué obtienen comiendo. Es una tontería que necesiten de esto para vivir. Yo por lo menos no necesito de esto, pero esto de comer es lo que menos me interesa. Yo tengo una misión y es lo único que me interesa, así que no me molesten con tonterías como ésta de comer, que sólo sirven para quitarme el tiempo.

Laoni se de media vuelta y comienza a caminar; pero de pronto se detiene, voltea bruscamente y revisa todo el lugar con su mirada, y por fin fija su atención en Vegeta, y corre a toda velocidad hacia él……