Capítulo 2: “¡Los Guerreros Z van a Blood!”

En casa de Krilin.

Jan: La comida está muy sabrosa, mami.

#18: Gracias, al menos alguien lo nota.

Krilin: ¿Sabes?, me quedé pensando en lo que dijiste de Marrón.

#18: ¿Vamos a visitarla? Por favor…

Krilin: Sí, tenemos tiempo sin verla y me preocupa que la situación allá no esté estable.

#18: Yo también estoy preocupada por eso.

Krilin: Vamos a buscar a los demás.

#18: Bien.

En casa de Bulma.

Bulma: ¿Dónde se habrá metido Vegeta?

Vegeta estaba entrenando con Trunks cerca de allí.

Trunks: Wow, papá. Te has vuelto muy fuerte.

Vegeta: Lo sé.

Trunks: Pero sigues igual de egocéntrico, ¿eh?

Vegeta: ¡¿Quieres callarte y atacarme?!

En ese momento llega Bra.

Bra: Yo también quiero pelear, papá.

Vegeta: Definitivamente no.

Bra: Pero papá…

Vegeta: No dejaré que te metas en nuestras luchas; no quiero que te lastimen.

Bra: Yo soy una sayanin y soy muy fuerte.

Vegeta: Es Saiayin; además eres muy pequeña.

Trunks: Yo empecé a entrenar más pequeño que ella.

Vegeta: ¡No te metas!

Trunks: Sí, papá.

Vegeta: Esas peleas son muy peligrosas así que olvídate de participar.

Bra comienza a llorar.

Vegeta: No me vas a conmover con esos lloriqueos.

Trunks (pensando): Ni él mismo se cree eso.

Bra sigue llorando.

Vegeta: ¡¡Rayos!!, está bien, vamos a entrenar.

Bra: Bieeeeeeennnn.

Vegeta (pensando): No es posible que el gran Príncipe de los Saiayins se deje dominar por dos terrícolas. Al menos con Trunks es diferente, él me guarda algo de respeto todavía.

En casa de Gokú.

Krilin: Hola, ¿cómo están?

#17: Hola, hermanita.

#18: Hola, #17.

Krilin: ¿Está Gokú?

Milk: Está en su cuarto, un momento, ¡¡Gokuuuuuuuuu!!

Gokú: Ya voy.

Cuando Gokú llega a la sala.

Gokú: Hola Krilin.

Krilin lo pone al tanto de lo que quiere.

Gokú: Me parece una buena idea.

Milk: Sí, yo quiero ver a Goten.

Gokú: Saldremos pasado mañana, ¿te parece?

Krilin: Perfecto, adiós.

Al día siguiente, en el Centro Comercial.

Videl: A ver; ¿está todo?, no, falta la comida.

Milk: Esos seres nos matan si no la llevamos.

#18: Los saiayins comen como unos animales.

Bulma: Por lo menos tú no tienes que alimentarlos.

#18: Por eso yo no cambio a mi Krilin por nadie; además, cada día que pasa, me enamoro más de él, es un ser encantador.

Videl, Bulma y Milk (irónicas): ¡Qué lindo es el amor! Ja, ja, ja.

#18: No se burlen.

Videl: Bueno, cambiando de tema, ¿iremos a Blood mañana?

#18: Sí, no puedo esperar para ver a Marrón.

Milk: Yo también estoy ansiosa de ver a Goten.

En ese momento…

Pan: ¡Apúrense!, estoy mal estacionada.

Videl: Ya vamos, hija.

#18: Será mejor terminar rápido.

Milk: ¡Listo!, hora de irnos.

#18: Creo que me iré volando para llegar más rápido; no quiero dejar a Jan mucho tiempo solo con Krilin; lo está malcriando y lo peor es que lo deja ver películas de terror y después el niño tiene pesadillas.

Milk: ¿Que Krilin no era el esposo ideal?

#18: Supongo que nadie es perfecto.

Todas: Ja, ja, ja, ja.

#18: Bueno, adiós.

Milk, Pan, Videl y Bulma: Adiós.

Al día siguiente, todos estaban listos para irse menos Mr. Satán, a quien habían dejada encargado de Jan, Bra y Max.

Mr. Satán: Esto es el colmo; para lo que he quedado.

Max: Papá, quiero ir contigo.

#17: No podrá ser, hijo. El sitio que vamos es muy peligroso.

Pan: Te prometo que pronto te llevaremos.

Jan: Mami, llévame contigo.

#18: Lo siento, pero no puedes ir.

Krilin: Partamos de una vez.

Gokú: Bien.

Y Gokú desaparece junto con los demás. ¿Qué les espera a los Guerreros Z en el Planeta Blood?