Capítulo 2: “Ángeles en la Capital del Oeste”


Cada noche se repite, una y otra y otra vez. Parece la nada, pero a la vez lo es todo. Un lugar tranquilo, cuyo poder radica en no verse afectado por el paso del tiempo. El lugar que siempre anhelé, el lugar donde encontré mi destino. Estoy yo, solo, pero tan solo, que puedo escuchar el latido de mi corazón. Siempre me dicen que soy tonto. Vegeta es quien más se encarga de recordármelo todo el tiempo. Pero aquí es diferente, no sólo soy fuerte, sino que mi mente lo abarca todo. Soy consciente del movimiento de la más mínima molécula. Del más ligero cambio del ambiente. Nada pasa desapercibido para mí. Controlo hasta el más mínimo detalle de esta realidad. Más que un hombre, más que un saiyajin… una entidad superior, sí, eso es lo que yo soy aquí. Chichi se sorprendería de oírme hablar así. Pero es que ella no me conoce, nadie me conoce. Sólo conocen al Goku superficial, al que les doy a mostrar a los demás. Pero no es culpa de ellos, ése es el Goku que domina este cuerpo, desde aquel estúpido accidente que tuve de pequeño. Le he permitido que lleve este cuerpo durante todo este tiempo, pero pronto esa situación cambiará. La hora señalada está próxima.

Mientras reflexiono sobre todo esto, aparece él. Aún no conozco su nombre. Es joven, bordea los 15 años, es amable y sabe escuchar a los demás. Gracias a él sé la verdad. Lleva casi un mes desde que me visita. Aunque cada vez me cuenta cosas nuevas, siempre son fragmentos o trozos de la gran idea central. Dice que él me puede guiar, pero sólo yo puedo descubrir cuál es mi verdadera misión. He cambiado mi forma de pensar. Ya no me interesa ser fuerte. Sé que Vegeta se enojaría mucho conmigo si me oyera. Eso ya no me importa. Pronto su opinión y la de todos los demás no serán más que un recuerdo. Un fantasma del nuevo mundo que está por venir. Hoy, el joven ha prometido contarme cómo llevar a cabo la voluntad del supremo. Es lo que había esperado. Ambos nos sentamos en el suelo. Si es que se puede llamar a esto suelo. Empieza a mover la boca, pero en mis oídos no llega ningún sonido. Una luz muy fuerte me empieza absorber, el joven trata de ayudarme, pero es inútil. ¡Maldición!. Estoy despertando… ¡GOKU, GOKU!


–”¡Goku, Goku!

Una suave voz se transforma en un grito. Un tremendo almohadazo cae sobre la cara del saiyajin. Goku se incorpora poco a poco, frotándose los ojos mientras bosteza.

–”¿Qué pasa, Chichi? Todavía no es de día. Déjame dormir un poco más

–”Bulma está en el teléfono. Acaba de llamar, porque un inmenso monstruo está atacando la Capital del Oeste

–”¡¡¡¿QUÉ?!!! ¡Mierda, no han pasado ni dos años desde que acabamos con Boo y aparece otro monstruo! Dame el teléfono, por favor, y prende la televisión

–”Aló” –dijo Goku al tiempo que tomaba el aurícular.

–”¡Aló! ¿Goku, eres tú?” –se le escuchó preguntar a la presidenta de Capsule Corp.

–”Sí, soy yo. ¿Hace cuánto rato apareció?

–”Hace como 15 minutos. Estaba durmiendo, cuando me despertó un ruido espantoso. Me levanté y en ese momento llegó Trunks a decirme que mirara por el balcón. Apenas me asomé, vi una especie de escorpión, destruyendo todo a su paso

–”Para haberlo visto desde tu balcón, debe ser inmenso

–”Es gigante. Está como a veinte cuadras de mi casa y se ve claramente. Debe medir como dos edificios de alto. ¡Ven rápido, Goku, o si no va a destruir la ciudad! No hay nadie para defenderla

–”¿Y Vegeta?

–”Salió hace como una semana en una nave para entrenar en el espacio. Estaba decidido a ser un ssj3 como tú. Trunks quiere ir a pelear, pero no me atrevo a que vaya solo

–”Buena decisión. Espera a que me cambie de ropa. Voy enseguida con Gohan y Goten

–”Adiós

Apenas colgó, tuvo que encarar a una furiosa Chichi que lanzaba humo por la nariz y con un aura que opacaba a los ssj.

–”¡Estás loco si crees que voy a permitir que lleves a mi pequeño Goten a un lugar tan peligroso! ¿ENTENDISTE?

–”Pero Chichi, ¿cómo le diste permiso con lo de Boo?

–”Era muy distinto. Tú tenías que volver al Otro Mundo, Vegeta estaba muerto y pensábamos que Gohan también lo estaba. No había otra opción. Pero ahora están tú y Gohan. Debería ser más que suficiente. ¿O no?

–”No podemos subestimar a ningún oponente, Chichi. Tal vez requiera de la cooperación de todos

–”NO, NO y NO

–”Pero…

–”Basta de perder el tiempo, tenemos que ir enseguida

Tanto Chichi como Goku se dieron vuelta para escuchar al dueño de la voz.

–”¡¡PICCOLO!!

El namek, que había entrado por la ventana, se acercó rápidamente a Goku y, haciendo uso de sus habilidades, transformó el pijama del saiyajin en su clásico doji naranja. Luego, tanto saiyajin como namek corrieron a la habitación de los hijos del primero. Chichi salió corriendo tras ellos, pero al entrar a la pieza de sus hijos, la halló vacía.

–”¡Lo hizo otra vez! ¡¡¡¡¡¡¡GOKUUUUUUUUUU!!!!!!!


Bulma tomaba café mientras un impaciente Trunks se asomaba por el balcón. Mientras tanto, Bra lloraba en su cuna por todo el ruido que había en el exterior. Ésa era la situación en la Capsule Corp. cuando aparecieron Goku y sus tres acompañantes. La mujer estaba tan nerviosa que con tan súbita aparición dio tal salto que casi habría podido atravesar el techo.

–”¡¡¡¡ESTÁS LOCO!!!! ¡Casi me matas de un infarto, animal! ¡¿No conoces una manera más normal de aparecer!?

–”No es el momento de discutir por eso, Bulma” –contestó el saiyajin mayor–. “¿Todavía se ve por el balcón?

–”Sí, asómate” –contestó el pequeño Trunks por su madre, que estaba demasiado alterada para hacerlo.

Así lo hizo el saiyajin y el resto de los recién llegados. Ninguno lo había visto aún, excepto Piccolo, que lo había hecho desde la Plataforma Celeste. Era un ser de un aspecto bastante imponente. Como ya lo había dicho Bulma, tenía forma de escorpión y medía el doble de alto del promedio de los edificios de la Capital del Oeste. Pero su alto no era nada comparado con su largo. De la cabeza a la cola medía como el cuádruple de su alto. Sus tenazas destruían edificios como si fueran ramas secas. Todo el ejército se había retirado al ver lo inútil que eran las armas ante tal criatura.

Goku sonrió e hizo crujir sus dedos. Los demás se dieron vuelta para verlo.

–”Ya lo hemos visto suficiente. Vamos a acabar con él antes que hayan más víctimas

Trunks dejó de mirar al monstruo y luego dijo con voz calmada…

–”No se puede sentir su ki

–”¡¿Qué dices, Trunks?!” –dijo Gohan.

–”Llevo mucho rato observándolo y, por más que lo intento, no logro percibir su ki

En ese momento, todos se dieron cuenta. Por lo rápido que partieron, no se detuvieron a pensarlo.

Piccolo estaba bastante intrigado.

–”Tengo que decirles algo. La verdad, cuando lo vi desde la Plataforma, no le dí mucha importancia pues en este mundo hay dinosaurios y toda clase de seres extraños. Pero decidí venir, porque Dende estaba muy preocupado. Parecía muy debilitado y empezó a hablar en un idioma Namek muy antiguo, por lo cual no entendí nada. Parecía como si estuviera poseído. Sus ojos se pusieron blancos y luego se desplomó al suelo. Mr.Popo se quedó para cuidarlo. Ahora acabamos de enterarnos que el monstruo no tiene ki. Esto me da muy mala espina

Goku se quedó un rato pensando y, como no sacó nada en limpio, puso dos dedos en su frente listo para ejecutar el Shunkanido.

–”Iré a pelear. Si por casualidad llega Vegeta, avísale de inmediato que fuimos a pelear, Bulma. La pelea puede cambiar de lugar y si sólo siente nuestro ki, pensará que estamos entrenando entre nosotros. Me iré utilizando el ki de alguien que esté cerca del escorpión

Dicho esto, Trunks, Gohan, Goten y Piccolo se sujetaron de él y se esfumaron. Bulma continuó con su café.

–”Esa cosa llamada Shunkanido nunca dejará de sorprenderme” –pensó.


Apenas aparecieron los cinco en escena, vieron cómo se les iba encima una tenaza gigante. Sin tiempo de reaccionar, el tremendo impacto los empotró al suelo con una fuerza gigantesca. El escorpión no perdió tiempo y decidió rematarlos con un golpe de su poderosa cola. Son Goku, viendo esto, cogió rápidamente a sus compañeros y se teletransportó con ellos detrás del monstruo a fracciones de segundo de ser aplastado. Gohan hizo uso del poder místico otorgado por Ro Kaioh Shin, generando unas olas de ki tan destructoras que desaparecieron completamente los edificios de toda la cuadra. Bulma, que vio cómo iba la pelea desde el balcón, decidió que unos tres mil kilómetros más lejos era el mejor lugar para observarla, por lo que tomó a Bra, se subió a su aerocoche y se alejó de allí. Gohan, habiendo sacado buena parte de su ki, se lanzó contra aquel enemigo, pero su puño chocó con una especie de pared invisible que estaba a varios metros del objetivo original.

–”¿Qué tipo de barrera es ésta? Es demasiado resistente

–”¡Gohan! Debe estar generando una barrera con algún tipo de ki extraño que no podemos detectar” –le gritó su maestro.

–”¡Hazte a un lado, Gohan, hay algo que esta bestia no podrá contener!” –dijo el padre del alter ego de Gran Saiyaman.

–”A ver cómo te sientes con un Kame Hame Ha de ssj2, maldito monstruo” –dijo para sí el hijo de Bardock, a la vez que se transformaba preparando su más conocido ataque.

Piccolo y Gohan distrajeron a la bestia, para que quedara de espaldas a Kakarotto. Al mismo tiempo, Goten y Trunks preparaban su ya conocida fusión aprovechando ese lapso de tiempo.

–”¡¡HAAAAAAAAA!!

La gigantesca ola de energía tragaba todo a su paso con una velocidad impresionante. Los edificios cercanos que no fueron alcanzados por la técnica se hicieron polvo con las ondas de choque que generaba ésta. Tal magma de energía chocó en la espalda del monstruo, pero fue detenido por el campo que éste generaba a su alrededor. Aún así, la técnica del anciano dueño de Kame House seguía ejerciendo presión sobre el temible arácnido gigante. El lugar donde se fundía el rayo con la barrera de la bestia era un caos absoluto, un remolino de dimensiones incalculables que absorbía toda materia a su alrededor. Gohan, Gotenks y Piccolo se alejaron un poco para no sufrir el mismo destino que los edificios cercanos. Finalmente, el Kame Hame Ha no penetró la barrera, pero la fuerza del impacto que generó la onda de choque era tan grande que sacó volando al escorpión de la ciudad.

–”Vaya, tu padre ha mejorado aún más en estos dos años” –le comentó Piccolo a Gohan.

–”Sí. A pesar de lo que alega mi mamá, mi padre sigue entrenando todo el día. Todavía no se ha puesto a buscar trabajo. En eso es igual a Vegeta

–”Ustedes se pueden quedar conversar como viejas en un evento social. El gran Gotenks le dará lo que se merece a ese monstruo” –Dicho esto, la fusión de Trunks y Goten se transformó en ssj y salió volando a toda velocidad hacia las afueras de la ciudad, donde había caído el escorpión.

Goku se acercó a ellos con su clásica sonrisa estúpida y una mano detrás de la cabeza…

–”Je…je, parece que se me pasó la mano…

Piccolo y su ex-discípulo vieron con una gran gota detrás de sus cabezas, cómo más de la mitad de la ciudad estaba hecha escombros. Al mirar hacia atrás, Kakarotto sopló aliviado: Capsule Corp. estaba intacta…

–”Aunque seguramente Bulma ya se alejó del lugar, si hubiera destruido Capsule Corp. me habría dado tal patada que el culo me hubiese quedado a la altura del cuello

Gohan se rió bastante por el comentario de su padre, pero Piccolo lo detuvo, ya que a falta del príncipe de los saiyajins, alguien tenía que poner el tono serio a la situación.

–”Basta, hay que ir a ayudar a Gotenks. El pequeño es muy fuerte, pero le falta seriedad ante estas situaciones. No va a poder solo


A varios kilómetros de ahí, el pequeño Gotenks le tiraba su Super Ghost Kamikaze Attack y todo el resto de su estúpido arsenal de ataques, que obviamente no hacían mella en el campo de la bestia.

–”Candy Power Punch, Dynamite Plasma Yogurt Kick, Fantastic Double Headcrusher Attack, etc… Increíble, mis ataques más potentes no surten efecto en él

–”Entonces atácalo con algo que le haga daño de verdad, enano” –le comentó Piccolo a su lado, que había llegado junto a los otros.

–”Bien, si eso quieres… ¡¡¡RENZOKU SHINE SHINE MISSILE!!!

El diluvio de rayos golpeó con una fuerza indescriptible a la bestia, a la vez que hacía añicos el suelo alrededor de ella. Toda la Tierra temblaba de tal manera que parecía que ocurriría un Namek II. Gotenks se había transformado en ssj3 mientras ejecutaba su ataque y estaba incontrolable.

–”¡Gotenks, deténte, destruirás la Tierra por completo!” –gritó Piccolo lo más fuerte que pudo.

Al escuchar estas palabras, Gotenks se dio cuenta de lo que podía desencadenar y cesó su brutal ataque contra el pobre globo terráqueo, que había sufrido de tantos daños en innumerables ocasiones. Cuando se disipó el humo, ya no había rastro de la bestia, pero sí un cráter de enormes proporciones al cual era muy difícil verle el fondo. Pasaron casi dos minutos y nada ocurrió, por lo que Gotenks se acercó al hoyo.

–”Maldita bestia, ya acabé contigo, pero me quiero llevar una parte de tu cuerpo como trofeo

Piccolo gritó para detenerle…

–”¡¡¡Espera, Gotenks, no sabemos si la bestia está muerta. Era muy fuerte y puede estar planeando algo!!!

Goku pasó volando al lado de Piccolo en dirección al hoyo.

–”Vamos, Piccolo. ¿Crees que haya podido soportar el ataque de Gotenks? Será fuerte, pero nunca tanto…

–”¡Esperen…!” –insistió el namek.

En el momento en que Goku y Gotenks llegaron volando encima del cráter, una enorme cola salió de su interior y desde la punta de ésta salió un líquido extraño que impactó en los dos saiyajins. El líquido secretado por la criatura empezó a quemarles la piel a ambos, dejándolos inconscientes. Gotenks se separó en sus dos componentes originales. El namek estaba increíblemente enojado.

–”¡IMBÉCILES, SE LOS ADVER…!

Piccolo no terminó su frase. Una tremenda tenaza lo golpeó brutalmente junto con Gohan, enviándolos al suelo. Ambos ya no daban más y comenzaron a vomitar sangre en el suelo.

–”M-mierda… estamos perdidos. Ya…ya no hay nada que podamos hacer

¡¡¡¡¡¡FLAAAAAAASH!!!!!!

Un inmenso portal se abrió al lado del escorpión, las figuras de dos gigantes realmente imponentes emergieron de su interior. Uno de ellos no perdió tiempo y golpeó a la bestia con tal fuerza que atravesó su barrera y rompió una de las piernas del escorpión. Luego, este mismo ser, que era un robot de color rojo, sujetó con sus brazos a la bestia, mientras que el otro, de color morado, introdujo los brazos en el campo de fuerza de la bestia y con sus manos abrió un hueco dentro de ésta.

–”¡P-piccolo, esos dos gigantes abrieron un hueco en su barrera. E-es nuestra oportunidad!

–”¡Sí, Gohan!

Ambos, tanto saiyajin como namek, maestro como discípulo, se levantaron y cada uno arrojó su propia técnica. Así, el Masenko de Gohan y el Makanko Sapo de Piccolo, se fundieron en un solo rayo que se introdujo por el orificio e hizo que el monstruo explotara en mil pedazos. Lo habían conseguido. El maestro y el discípulo se sentaron en el suelo bastante cansados y preocupados por Goku, Trunks y Goten, que seguían con aquel líquido encima que les provocaba tantas quemaduras. Ambos gigantes se sentaron en el suelo también y del cuello de cada uno salió un tubo que se abrió, emergiendo en uno un chico y en el otro una chica, Ambos bordeaban los 15 años y usando el brazo de los robots se deslizaron hasta tocar el suelo. Después de conversar entre ellos unos segundos, se acercaron al grupo. Al ver a Piccolo, se sintieron algo nerviosos, pero recordaron que fue uno de los que ayudó a destruir al escorpión.

–”Ustedes son increíbles. Tienen poderes asombrosos” –dijo el joven sonriendo.

–”Ustedes no se quedan atrás. Esos gigantes son fantásticos. Sin ustedes, no hubiéramos podido detener al monstruo” –le respondió Gohan.

–”No son gigantes. Se llaman Evas y eso con lo que peleamos se llama Ángel. Lo supimos por su campo AT” –contestó la chica con arrogancia.

Piccolo entró en la conversación al escuchar esto.

–”¿Ángel? No me parece el nombre más apropiado para un bastardo como ése

–”Lo que tú piensas no es lo importante” –dijo la chica con antipatía.

Piccolo, molesto con el comentario de ella, se acordó de las miradas asesinas patentadas por Vegeta y le dedicó una a la chica, a la cual le entró bastante pavor, pero gracias a su orgullo lo supo disimular bien. El niño trató de excusarla.

–”Les pido que la perdonen, a veces se porta como una niña de 5 años. A propósito, no nos hemos presentado. Yo me llamo Shinji Ikari y ella es…

–”¡¡¡YO puedo decir mi propio nombre, estúpido. Soy la mejor piloto de Evas en todo el universo, con mi querido 02 soy la guerrera más fuerte que existe… soy SOHRYU ASUKA LANGLEY!!! ¡¡JA JA JA!!

–”¡Mierda, aquí está la versión femenina de Vegeta!” –comentó Piccolo en voz baja.

Gohan intervino entonces.

–”Yo me llamo Son Gohan y él fue mi sensei, se llama Piccolo. Ellos son mi padre, llamado Son Goku, mi hermano, Son Goten y el hijo de unos amigos, su nombre es Trunks. Todavía tienen ese líquido que les arrojó ese monstruo o ángel o como se llame, así que si saben cómo quitárselo, por favor díganlo

Shinji tomó entonces la palabra.

–”P-perdonen que me… meta, pero ya había visto antes esa sustancia. Otro ángel con forma de araña secretaba el mismo líquido corrosivo. Pero era capaz de derretir titanio. Me parece increíble que sus amigos permanezcan vivos

–”Es que tenemos ciertas habilidades especiales. Pero volviendo al tema, ¿sabes cómo sacarlo?

–”¡Pero qué bruto! Es un ácido. ¿Cómo lo quieres remover? ¿Con un quitamanchas?” –este “amable” comentario vino obviamente de Asuka. Tenía bastante suerte de que Gohan, al igual que Shinji, fuera bastante tímido y no le gustara discutir.

–”Salgan de ahí, ya sé cómo encargarme de esto” –interrumpió el namek.

Todos se alejaron del grupo que estaba en el suelo. Piccolo dejó que todo su ki empezara a fluir por el interior de su cuerpo. Concentrándose al máximo, canalizó éste dentro de su mente para hacer uso de su telekinesis. Sus ojos empezaron a brillar, mientras cada una de las partículas del líquido corrosivo era expulsada de los cuerpos de Goten, Trunks y Goku. El hombre verde continuó con este procedimiento hasta que hubo salido la última partícula y luego las reunió todas en una sola masa compacta que arrojó contra una roca. Ahora podían ver claramente las quemaduras de los tres saiyajins y éstas eran graves. Por suerte, Piccolo era precavido y antes de venir había pasado donde el maestro Karin por unas semillas de ermitaño, las cuales les dio de inmediato a los afectados.

–”¡Uff! De la que nos salvamos” –dijo Goku tras haberse recuperado.

–”Sí, ahora me siento mejor que nunca” –continuó Trunks.

–”Igual que yo” –finalizó Goten.

Ambos pilotos estaban perplejos. No podían creer que unas simples semillitas hubieran tenido tal efecto en gente que estaba casi agonizando.

–”Me habrían dado buen dinero por ellas allá en Tokio-3” –pensó Asuka.

Entonces fue Goku quien puso cara de extrañeza al ver a ese par de niños.

–”¿Y ustedes quiénes son?

–”Ellos nos ayudaron a vencer al escorpión, papá” –le respondió Gohan.

–”¡¡¿AYUDAR?!! ¡Si hicimos casi todo el trabajo! Ustedes apenas aportaron en algo

Asuka tenía de nuevo sobre ella la mirada de odio de Piccolo, pero ahora, entre tantos seres “humanos”, se sentía mucho más segura. Estaba convencida que no dejarían que aquel “bicho” verde le hiciera daño. Goku se acercó a Shinji para felicitarlo con su clásica sonrisa.

–”¡Ustedes son muy fuertes para haber vencido a esa bestia! ¡Felicitaciones!

Goku, entonces, tomándolo como un acto muy natural, lo felicitó dándole amistosas palmadas en la espalda. Claro que esas palmadas terminaron con un Shinji que salió volando como diez metros hacia adelante. Asuka se acercó entonces furiosa hacia Goku.

–”¡¡ANIMAL!! ¡Pudiste haberle partido la columna en dos!

El saiyajin estaba sorprendido.

–”Pues a mí no me parecen nada fuertes” –dijo mirándose la mano.

Asuka corrió hacia donde estaba Shinji, muy preocupada.

–”Shinji… Shinji… ¿Estás bien?

–”S-sí. ¡Auuchh! P-por suerte no me rompí nada… ¿Eh?… Espera un poco. ¿Estabas preocupada por mí?

Asuka se puso completamente roja.

–”N-no seas tonto. E…era paraaa… ¡Ah, sí! Era para cerciorarme que estabas en buenas condiciones para pelear contra mí en los Evas. Después de todo, tengo que demostrar que soy la mejor piloto de Eva

Shinji la miró con cara de “no te creo” y pronto llegaron al lugar los saiyajins y el namek. Goku estaba apenado.

–”Lo siento. Pensé que lo resistirías. Después de todo, derrotaste al monstruo, ¿no?

Gohan se tapó la cara con la mano y le tuvo que explicar pacientemente a su padre.

–”¡Aaaaaah! ¡Ya entendí! Ellos ocupan esos…

–”Robots, papá. Robots

–”¡Eso! ¡Robot! Ellos los ocupan para pelear, pero no tienen fuerza propia

–”¡¡¡¡¡¡SÍ!!!!!! ¡PAPÁ, POR FIN ENTENDISTE ALGO! ¡GRACIAS, KAMISAMA, GRACIAS POR EL MILAGRO QUE ME HAS CONCEDIDO HOY!

Trunks, que ya estaba cansado de no hablar, intervino.

–”¿Y ustedes dos a qué han venido?

–”Bueno, lo que pasa…” –empezó Shinji.

–”Cállate, eres demasiado tonto para explicar algo, así que lo haré yo. Nosotros venimos de otra dimensión. Otro planeta Tierra. En ese lugar sucedieron unos hechos llamados “impactos”. Cada uno de ellos marcó un gran cambio en la historia y en cada uno murió mucha gente. El segundo y tercer impacto fueron culpa de unos seres llamados “ángeles”, cuya procedencia desconocíamos, pero lo que sí sabíamos era que si contactaban entre ellos, sumados a una serie de eventos, provocarían el impacto. Nosotros tratamos de detener el tercero de estos impactos, pero fracasamos y toda la gente de la Tierra perdió su cuerpo y su alma se perdió en el espacio a excepción de nosotros dos. Una persona nos comentó que aún quedaba otro impacto y que ocurriría aquí, por lo que hemos venido para evitarlo. Ya confirmamos que esto era cierto con la aparición de ese ángel. Además, nos quedaremos a vivir aquí

En ese momento del relato, Shinji la interrumpió.

–”¿Cómo es eso que nos quedaremos a vivir aquí?

–”Shinji… ¡¿ERES TONTO?! El portal que nos trajo ya se cerró. Además, no tengo intención de volver a un mundo muerto. Este lugar es bastante bonito

–”Es verdad, tienes razón

Piccolo estaba a punto de sufrir un infarto.

–”¿Tendremos que aguantar a esta urraca para siempre?

En eso, se escuchó una voz en el cielo.

–”¡Hey! ¡Grupo de incompetentes! ¡¿Qué pasó acá?!

Todos levantaron la vista y quienes le conocían, dijeron:

–”VEGETA

Shinji le preguntó a Gohan:

–”¿Quiénes son?

–”Son unos amigos nuestros. Él se llama Vegeta y la que viene con él es su mujer, Bulma

–”Venimos a saber qué pasa. Perdonen la demora, pero fuimos a dejar a Bra al cuidado de unos tíos míos” –se disculpó por los dos la mujer de Vegeta.

Vegeta aterrizó y soltó a Bulma para dirigirse a Gohan.

–”¿Quién dijo que soy tu amigo, gusano?

–”¿Qué haces aquí, Vegeta?” –preguntó Kakarotto.

–”¿Qué crees tú, imbécil? Llego de un viaje espacial, la mitad de la ciudad está destrozada y no hay nadie en mi casa. Encuentro a mi mujer por su ki y ella me dice que un monstruo enorme pelea contra ustedes. ¿A qué piensas que vine, tarado? ¿A jugar piedra, papel o tijera?

–”JUAJUAJUAJUAJUA” –era Asuka la que estallaba de la risa–. “Se llama Vegeta. ¿Y como se llaman tus hermanos? ¿Zanahoria, Fruta, Lechuga, Apio? De todas maneras, déjame felicitarte. Aparte de tener un nombre divertido, pareces ser el único con personalidad en este grupo”

Pero cuando le tendió la mano, Vegeta pasó de largo.

–”Jamás permitiría que mi mano se mezclara con basura. No te hagas la inteligente conmigo, estúpida, porque a los humanos graciosillos como tú los aplasto sin reparos. No soy como esta bola de estúpidos que hay aquí. No soy sentimental. Eres horrible, pareces un palo, ni siquiera te han crecido las tetas, tu C.I es nulo, para mí vales lo mismo que una mosca o un pedazo de caca, o sea, nada. Crece un poquito más y ahí veré si eres digna de discutir con un príncipe como yo. Por mientras, por qué no te vas de una puta vez a la mierda del mundo, para no ver tu cara de retrasada mental

Para rematar Vegeta le dirigió una de sus “cálidas” miradas.

Asuka estaba perpleja. Nunca nadie le había hablado de ese modo. Nadie se había atrevido a llevarle la contraria. Nunca la habían humillado de tal manera. Un sujeto que había conocido apenas unos segundos atrás, la había tratado como si fuera el ser más insignificante del mundo. En un instante, todo ese sentimiento de grandeza y poder que tenía sobre ella misma se había derrumbado. Quería llorar, pero su orgullo fue más fuerte y no se lo permitió.

Entonces, Gohan se acercó a Shinji.

–”¿Asuka siempre ha tenido ese carácter?

–”Desde que la conozco que es así. Orgullosa, egocéntrica y despectiva. ¿Por qué?

–”¡MIERDA! ¡¡DOS BOMBAS ATÓMICAS ESTÁN A PUNTO DE COLISIONAR!!