Capítulo 1: “Quiero ir a Blood”

Han pasado 7 años desde la lucha contra Tim, y los Guerreros Z han vivido en paz, aunque una paz muy frágil. En la Tierra, los miembros de la resistencia, ayudados por los Guerreros Z, han reconstruido casi todo y se respira un clima de tranquilidad. Jan, el hijo de #18 y Krilin, tiene 6 años y es amigo inseparable de Bra, Max y Tommy, aunque este último viva en otro planeta y ellos se llaman a sí mismos “El Poderoso Grupo de los Cuatro” (faltos de imaginación ¿no?). En Blood, Reiko, el hijo de Tania y Goten, quien tiene la misma edad de Jan, ha crecido (junto con Tommy) en un ambiente tenso (por no decir hostil); el pueblo está dividido en los que apoyan al Reino y la idea de la Restauración hacia una nueva era y los que quieren vivir en el pasado y seguir con la conquista y la destrucción. El plan de Tom, de guiar a los Vampiros hacia una convivencia pacífica con los humanos, fue un fracaso. Grupos extremistas han buscado derrocarlo durante estos siete años, pero gracias a la alianza con los Guerreros Z, ninguno de los ataques ha logrado su objetivo. Ni siquiera han causado mayores problemas. Pero eso está a punto de cambiar…

En el lejano planeta Teerum, los tres líderes de los más poderosos grupos que intentan derrocar a Tom, se han reunido para trazar sus planes.

Ladracu: “No hay forma de vencer sin ayuda. Esos Guerreros Z son demasiado poderosos. Nuestros mejores hombres ni siquiera han logrado hacerles un mísero rasguño”

Ogre: “No es para tanto, no son invulnerables. Aunque estoy de acuerdo en que es imposible que les derrotemos nosotros solos. Además, nuestro grupo no es muy numeroso. Muchos de los nuestros permanecen fieles a Tom”

Grensa: “Si se trata de conseguir ayuda, tenemos la mejor muy cerca de aquí”

Ogre: “¿De qué estás hablando? Ninguno de los mundos cerca de aquí tiene habitantes poderosos que puedan ayudarnos”

Grensa: “No hablaba de eso, me refería a Rametek”

Ladracu: “¿¡Rametek!? ¿El mismo de la leyenda?”

Grensa: “No es ninguna leyenda, su pasado está bien documentado. Se dice que su poder es absoluto e ilimitado”

Ladracu: “Pero… un antiguo y todopoderoso Emperador Vampiro, que se puso en estado de hibernación para poder llamarlo en el momento en que se le necesitara… demasiado fantástico para ser real”

Ogre: “Con su ayuda no podríamos perder, pero ¿cómo liberarlo? Se dice que en una guerra de hace siglos se le intentó despertar, pero un poderoso hechicero lo aprisionó antes de que despertara por completo”

Grensa: “El hechizo que lo libera es prácticamente irrompible, es cierto”

Ladracu: “Volvemos a estar como al principio… no hay nada que hacer”

Grensa: “Error. Hay una forma de romper el hechizo”

Ogre y Ladracu: “¿¿Cuál??”

Grensa: “Con una sencilla invocación, en el momento de la alineación de los 15 planetas de este sistema solar”

Ogre: “Ya entiendo… y precisamente falta poco para ese alineamiento…”

Grensa: “Ojalá fuera tan sencillo… los 15 planetas se alinearán dentro de unos 7500 años”

Ladracu: “¿¿¿7500 años??? ¿Y eso de qué nos sirve, entonces? No sugerirás que nos sentemos a esperar”

Grensa: “Deja de portarte como un imbécil derrotista. No les diría todo esto si no lo tuviera todo planeado. Dentro de un par de meses, 12 de los 15 planetas estarán alineados, y a los otros tres estarán fuera de la línea por muy poco. Todo se reduce a la sencilla tarea de mover esos tres planetas”

Ogre: “¿¿Así de simple?? ¿Podremos liberar a Rametek en sólo un par de meses?”

Grensa: “Hagan sus preparativos, caballeros. Dentro de dos meses, iniciaremos nuestra ofensiva”

En casa de Krilin, en la Tierra.

Jan: Mamá.

#18: Hmmm…

Jan: Mamá.

#18: ……

Jan: ¡¡MAMÁAAAAAAAAAA!!

#18: Eh, ah, hijo; son las tres de la mañana. ¿Qué haces de pie?

Jan: Hay un monstruo en mi cuarto.

#18: Hijo, los monstruos no existen.

Jan: Sí existen, yo los vi en la tele con papá.

#18 (pensando): Así que eso es lo que le enseña Krilin al niño; ese inconsciente me va a escuchar.

Jan: ¿Puedo dormir con ustedes?

#18: Está bien, pero sólo por hoy.

Y #18 saca a Krilin de la cama para que Jan se duerma en ella.

Krilin: Hey, ¿qué pasa?

#18: Que por culpa tuya Jan no puede dormir por culpa de un “monstruo” en su cuarto; ¿Por qué dejas que nuestro hijo vea esas películas de terror?

Krilin: Eh… ah… esteee…

#18: Eres un irresponsable. Bueno, esta cama es para dos personas, y como Jan no quiere dormir solo, tú te vas a dormir en el sofá.

Krilin: ¿Y por qué no te vas tú al sofá?

#18: ¡¡¡Porque el que deja que el niño vea esas películas, eres tú!!!

Krilin: Ah, que más da…

Jan: Buenas noches, papá.

Krilin: Buenas noches, hijo.

Krilin le da a Jan el beso de buenas noches y luego le da un beso en la boca a #18.

#18: Siempre quieres arreglar todo con besos; pero, me gusta que lo hagas; estos momentos me hacen recordar a Marrón. ¿Qué estará haciendo? ¡Cómo me gustaría ir a verla!

En Blood.

Fabio: Mi Reina, El Rey y los Príncipes la esperan para cenar.

Marrón: Bien, ya voy.

En el comedor del castillo.

Tania: La situación no es nada favorable. Tom.

Tom: Esos grupos rebeldes no quieren entender razones.

Tim: Lo siento, creo que esto es culpa mía.

Tom: Eso no es verdad, esas creencias absurdas son tan viejas como nuestra raza misma.

Tommy: Papi, ¿por qué la gente dice que yo no soy de su raza?

Reiko: A mí también me dicen eso. ¿Por qué?

Tom: Esto es el colmo, es soportable que se metan con nosotros, pero nuestros hijos son inocentes de todo esto que está pasando.

Tania: Ustedes son de nuestra raza y no dejen que nadie les diga lo contrario.

Marrón: Eso mismo pensarán de mí.

Goten: Por lo menos ustedes son mezclados, yo no tengo ni una gota de sangre de Vampiro. ¿Qué me quedará?

Tim: Va a ser una tarea difícil lograr que todas las personas acepten la restauración.

Tom: Pero no descansaremos hasta conseguirlo.