Capítulo 1: “La enfermedad de Trunks”

Nos encontramos tres años después de la derrota de Cell. Como siempre, todos creían que el peligro en la Tierra se acabó para siempre. Pero no es así…

En algún lugar desconocido…

?????: Espero que ahora sí hayas entendido mi plan.

?????: Por supuesto, no se preocupe, señor.

????? (Pasándole una aguja de plata): Entonces toma. Ten mucho cuidado con ésta, pues es la única que tengo.

?????: Está bien, pero, por cierto, ¿que pasaría si llegan esos guerreros y defienden a la chica?

?????: Tan sólo cerciórate de que Bulma esté sola…

De esa manera, el tipo que recibió la aguja se retira. Mientras tanto, en la Capsule Corporation, no se encontraba nadie más que Bulma acompañada del pequeño Trunks en el laboratorio.

Trunks (Corriendo por todos lados con una pelota): Mira mami, ¡soy un futbolista!

Bulma: Trunks, trata de no romper algo.

Trunks: Ya mami… ¡Yupi! ¡Soy un futbolista!

En ese momento, Bulma recibe una llamada telefónica.

Bulma: Corporación Cápsula…

Yamcha: Hola, Bulma, ¿Qué tal?

Bulma: Hola, Yamcha. ¿Tienes los paquetes que me enviaron?

Yamcha: Sí, ya los retiré. Dime, ¿está tu padre?

Bulma: No, él no…

Repentinamente ocurre una explosión en el techo, justo arriba de Trunks.

Bulma: ¡¡¡Cuidado!!! (Salta hacia Trunks y lo empuja a tiempo para salvarlo de los escombros) ¿Trunks, estás bien?

Trunks: Mam… mam… ¡¡¡Buaaaaa!!!

Yamcha: ¿Bulma?… ¡Bulma! ¿Qué ocurre?

Entonces una figura baja del hueco que quedó en el techo, volando.

?????: Ha, ha, ha, ha. Así que tú eres Bulma.

Bulma: ¡¿Quién… demonios eres?!

????? (Sacando la aguja de plata): Si quieres saberlo, me llamo Taikiodachu, pero no importa. Porque ahora morirás.

Bulma: ¿P-pero qué…?

Taikiodachu: Esta aguja contiene en su punta una peste sin ninguna cura existente. Es la enfermedad más terrible que pueda haber.

Bulma: Supongo que quieres enfermarme con eso.

Taikiodachu: Exacto. No eres tan tonta como yo pensaba. Pues, entonces… ¡¡¡toma!!!

Taikiodachu lanza la aguja hacia Bulma, quien sin pensarlo dos veces se tira al suelo. Sin embargo, Trunks, quien se encontraba llorando justo detrás de Bulma, recibe la aguja, la cual se clava directamente en su brazo derecho. El chico cae inmediatamente al piso y se desmaya.

Bulma: ¡No, Trunks! ¡¡¡Noooo!!!

Taikiodachu: ¡Rayos! ¡Me confié demasiado! Bulma… ¡debiste quedarte quieta!

Inmediatamente llega Yamcha volando a toda velocidad y le revienta la nariz a Taikiodachu de un solo codazo.

Yamcha: ¡Deja tranquila a Bulma, idiota!

Taikiodachu: Maddito… (Limpiándose la sangre) ¡¿Cómo te atdeves?! ¡Tde voy a matad!

A toda velocidad carga contra Yamcha, quien recibe el ataque.

Yamcha: ¡Ugggghhhh…! ¿Ah, sí? ¡Pues toma esta patada!

Taikiodachu: ¡Uffff! (Se estrella contra la pared)

Yamcha: ¡Dime! ¡¿Por qué haces esto?! ¡¿Qué tienes en contra de Bulma?!

Taikiodachu: Tontos, no entienden. Esa aguja significa su destrucción y nuestra dominación del mundo… ja… ¡Toma! (Le dispara a Yamcha, el cual queda aturdido) Ahora, Bulma… ¡Es tu turno!

Se lanza contra Bulma para darle un poderoso golpe, pero Yamcha es más rápido y lanza un Kame Hame Ha para detenerlo.

Yamcha: Cielos, se me pasó la mano, creo que lo desintegré… Bulma, ¿Estás bien?

Bulma (Llorando): No, nada bien…

Yamcha se acerca y ve a Trunks con la piel llena de manchas verdes. Se lo llevan al hospital de inmediato.

Más tarde, en el hospital.

Bulma: ¿Cuál es el estado de Trunks, doctor?

Dr. Kelsso: Bulma, siento decirte que Trunks tiene una enfermedad desconocida por nosotros y hemos intentado con todas las curas conocidas, pero nada resulta. Lamentablemente, en el estado en que está, no resistirá más de 72 horas.

Bulma: No… no puede ser… posible…