Capítulo 1: “Discusiones en la familia y una extraña joven”


Era un viernes como todos los demás en la Corporación Cápsula. Bulma, Trunks, Bra y Vegeta están sentados a la mesa a la hora de la cena. Vegeta come, más bien dicho traga, tal cual es la costumbre de todos los de su raza. Los demás comen tranquilamente. Bra dice:

–Papá, ya estoy harta.

Vegeta deja unos instantes de comer y pregunta extrañado a su hija a la vez que voltea a verla:

–¿Harta de qué?

Bra, muy molesta, le contesta levantando la voz mientras Bulma y Trunks observan:

–Estoy harta de la horrible forma en que comes, me da vergüenza pensar que alguno de mis amigos te pueda ver en tan vergonzoso comportamiento, sobre todo si se enteran de que eres mi padre, sería algo humillante.

Bulma y Trunks se sorprenden de escuchar las palabras de la joven. Vegeta no muestra respuesta alguna y continúa comiendo tal como lo hacía antes de ser interrumpido. Bra, al ver la indiferencia de su padre, dice:

–Ya veo que no te interesa, pero a mí sí y no pienso seguir soportando ver este espectáculo todas las noches. Yo me retiro, se me quitó el apetito.

Bulma, con las últimas palabras de su hija, reacciona y decide intervenir.

–Pero Bra, ¿qué te sucede? Nunca antes te había importado la forma de comer de tu padre.

–Siempre me ha importado, siempre; pero ya estoy harta. Lo había tolerado, después de todo es mi padre, pero mamá, todo tiene un limite, y lo que más me molesta de cómo come mi papá es que se ve justamente igual que el tonto abuelito de Pan.

Vegeta, concentrado en sus alimentos, entre un bocado y otro dice a Bra:

–Si tanto te molesto, ya no te acerques a mí…… Si lo deseas, puedes pensar que ya no soy tu padre…… Si tan humillante es para ti ser mi hija…… desde este momento puedes dejar de serlo, después de todo, a mí no me importas en lo más mínimo.

Bulma queda en shock al escuchar esto. Trunks sólo observa tanto a su padre como a su hermana. Bra, muy despreocupada, contesta:

–Perfecto, me ahorraré la humillación al no tenerte como padre.

Bulma sale de su estado de shock y grita a ambos muy molesta:

–¿Pero en qué demonios están pensando ustedes dos? ¿Cómo pueden hablar así? En especial tú, Bra, ¿cómo puedes decirle eso a Vegeta? Él es tu padre…

Vegeta interrumpe a Bulma:

–Querrás decir que era su padre. Te recuerdo que desde este momento ya no lo soy.

Bulma, incrédula ante sus palabras, dice a Vegeta:

–Pero… Vegeta, si tú siempre la has…

Vegeta la interrumpe gritando muy molesto:

–Cierra la boca, no me molestes. Si quieres reclamarle a alguien, reclámale a ella, a mí déjame en paz.

Bulma intenta hablar con su hija, pero ésta se pone de pie y sale de la cocina. Antes de salir, dice:

–Voy a salir. Nos vemos, hermanito. Nos vemos, mamá.

Trunks, en voz baja, se despide sin quitar de su rostro la expresión de asombro y confusión después de la situación vivida. Bulma no puede creer lo que escuchó salir de la boca de ambos, y permanece en silencio sin poder pronunciar palabra alguna. Vegeta, por su parte, come tranquilamente.

Un rato después, frente a la Corporación Cápsula, llega un joven montado en una moderna moto roja. Bra sale corriendo de la casa para encontrarse con el joven. Cuando estaba a punto de llegar junto a él, un energy ha se le adelanta y la moto explota en mil pedazos, el joven sale volando y cae a media calle. Éste, muy asustado sale corriendo a toda velocidad. Bra sólo observa muy molesta lo sucedido y dice:

–Lo volviste a hacer.

Detrás de ella está Vegeta, parado con los brazos cruzados y una cara de pocos amigos y dice a Bra:

–¿Creíste que me engañarías con algo tan estúpido como lo que hiciste en la cena? Tan sólo fue para poder deshacerte de mí, para que no moleste a ese insecto con el que te querías largar. A mí nunca me vas a engañar, niña, conozco exactamente la forma en que piensas.

Bra, extremadamente molesta, aprieta con fuerza sus puños y comienzan a salir lágrimas de sus ojos, lágrimas de ira y enojo contra su padre. Voltea hacia Vegeta y le grita:

–Te odio, no quiero volver a verte nunca.

Bra llora desesperada mientras corre en dirección a la casa, pero su carrera es detenida por un relámpago que cae justo frente a ella. Bra voltea sorprendida al cielo para buscar de dónde salió el relámpago que por poco impactó con ella. Vegeta busca también en el cielo, pero está totalmente despejado. ¿Cómo es que un relámpago salió así de la nada?, es lo que pasa por la mente de ambos.

De pronto, en el cielo justo sobre ellos aparece una esfera luminosa de aproximadamente 30 centímetros de diámetro, esfera que comienza a crecer y al hacerlo lanza un gran número de rayos y relámpagos en todas direcciones. Vegeta los esquiva sin mucho problema, en cambio Bra con mucha dificultad apenas si lo logra. En un mal salto, ella cae al suelo, y un relámpago se dirige a toda velocidad en dirección suya. Bra solamente cierra los ojos al verse acorralada. Antes de recibir el impacto, Vegeta llega en su ayuda, se para justo frente a Bra y lanza un energy ha que intercepta el relámpago, quedando a salvo ambos. Bra, a salvo de recibir el impacto, abre los ojos, y al ver a su padre parado justo frente a ella, se da cuenta que su padre la ayudó, pero su atención muy rápidamente se dirigió de nuevo a la esfera luminosa en el cielo, que dejó de lanzar relámpagos y ahora es de un diámetro aproximado de 3 metros.

La esfera va descendiendo poco a poco al suelo. En ese instante Trunks y Bulma salen del edificio, debido a que escucharon el estruendoso ruido. Al ver la esfera, sólo la observan en silencio, al igual que Bra y Vegeta. Cuando la esfera toca el suelo, se va desvaneciendo poco a poco. Cuando desaparece por completo, la sorpresa de los cuatro observadores fue mayor al ver el cuerpo de una hermosa joven justo donde desapareció la esfera. Es una hermosa joven de cabello rojo largo hasta un poco más abajo de la rodilla, ella viste unos shorts cortos, una blusa de cuello alto de manga corta, ambos color negro y muy ajustados al cuerpo, dejando ver su hermosa figura. Para complementar el atuendo, unas botas y guantes color lila con blanco.

El grupo se acerca un poco, y la joven susurra una palabra, un nombre, este nombre es…… Vegeta.

Más tarde, dentro de la Corporación Cápsula, en una de las habitaciones, la joven desconocida está recostada en una cama. Ella está aún inconsciente. Junto a la cama se encuentra Trunks haciendo guardia sentado en una silla. Bra está encerrada en su recámara y abajo, en la sala, Bulma y Vegeta discuten.

–Ya te dije que no conozco a esa mujer, ¿que no lo entiendes?

–Entonces, ¿cómo explicas que haya pronunciado tu nombre?

–No lo sé ni me interesa. Ya déjame en paz.

–Cuando ésa despierte, veremos de dónde te conoce, y más te vale que no sea una amante tuya, saiyayin sinvergüenza.

–Has lo que quieras, no me interesa.

Esa noche, Bulma y Vegeta duermen en recámaras separadas. Trunks descansa en su recámara después de cuidar de la extraña joven. Bra está recostada en su cama, mirando el techo de su habitación sin poder dormir, recordando lo sucedido durante el día. De pronto se pone de pie y sale de su habitación, camina por el pasillo, se detiene frente a una puerta, la abre lentamente, tratando de no hacer ruido, entra y la cierra cuidadosamente. En la oscura recámara, recostado, durmiendo tranquilamente, está Vegeta. Ella se acerca y se arrodilla junto a la cama, cruza sus brazos, los apoya en la cama para después acomodar su cabeza sobre ellos, y así ella se queda observando en silencio a Vegeta. De pronto, se escucha una voz.

–¿Qué es lo que quieres?

Bra baja la mirada, y susurra:

–Estabas despierto, papito.

–Lo estoy, y dime ya: ¿qué es lo que quieres?

Vegeta se sienta en la cama. Bra se queda en silencio y la vista abajo. Vegeta sólo la observa. Ella dice:

–Yo…… Papá…… yo…… Quiero pedirte perdón por lo de hoy…… En verdad lo siento mucho.

De los ojos de Bra comienzan a salir lágrimas, que ruedan lentamente sobre las mejillas de la joven. Su padre la observa, y después de un momento, le dice:

–Tienes que entender que no quiero que te relaciones con esas basuras, y mucho menos que hagas cosas como la de hoy para conseguir estar cerca de esos gusanos.

–Papá…… es verdad que fue una tontería lo que hice en la cena, pero… no estoy de acuerdo en que no me permitas salir con ningún chico, es muy injusto.

–Si es justo o no, eso no me importa. Es una orden la que te doy, no te quiero cerca de esos insectos.

–Veo que no cambiarás de opinión nunca.

Bra se pone de pie, seca sus lágrimas y dice a Vegeta, viéndolo a los ojos con seriedad:

–Papá, aunque te quiera mucho no pienso permitir que controles de esa manera mi vida, no puedo creer que no me entiendas. ¿Qué tiene de malo que me involucre con cualquier chico? ¿Sólo porque son humanos? No haremos nada malo. ¿Por qué yo no puedo salir con un chico humano y tú si pudiste con mi mamá?

–Cierra la boca, vete a dormir, y olvídate de ese asunto. No quiero volver escuchar nada más sobre este tema.

–Pero papá, no me hagas esto…… papá……

Vegeta se pone de pie y se acerca a su hija. Ella se queda inmóvil sin decir palabra. Vegeta le dice:

–Bra, ya basta de estas tonterías de los chicos. ¿A ti de qué te sirven esas basuras? Tú no necesitas de ellos para ser feliz. Si es por cariño que buscas a esos insectos, no es necesario, yo puedo darte todo el cariño que necesites, mi niña, mi pequeña, no debes sufrir por esos insectos.

Vegeta abraza a Bra. Ella no se opone, pero piensa:

–Estás muy equivocado, papá, pero…… Ya no quiero estar peleada contigo…… Ojalá fuera tan fácil como tú lo dices…… pero no lo es, papá. ¿Cuándo lograrás comprenderme?

Al día siguiente, se lleva a cabo una reunión en la Corporación Cápsula, reunión a la que asisten todos los guerreros Z (Goku, Gohan, Krilin, Piccolo, el maestro Roshi, etc…, los mismos golleteros de siempre). Todos comen y platican muy animadamente; Bulma, muy sorprendida, observa cómo Bra platica con su padre muy alegre y Vegeta muy atentamente la escucha; por otra parte, Trunks y Goten platican. Trunks le dice a Goten:

–Es realmente hermosa. De verdad, Goten, no te lo puedes imaginar.

–Me gustaría conocerla, pero dices que aún está inconsciente.

–Sí, desde que apareció en el patio de la casa. Aún no despierta.

–Oye, ¿no necesitará que un príncipe la despierte con un beso de su largo sueño? Un príncipe como tú, tu padre viene siendo el rey de los saiyayins desde que murió su padre y tú, por ser hijo de Vegeta, te conviertes en el príncipe de los saiyayins. Anda, ve a despertar a la chica con un dulce y apasionado beso.

Trunks se pone completamente rojo y le grita a Goten:

–No digas estupideces. No voy a hacer eso, eres un idiota.

Goten, muy emocionado, dice a Trunks:

–Oye, hablando así te pareces un poco a tu papá. Te está saliendo lo príncipe saiyayin. Ahora di, “eres un insecto”. Anda, dilo, dilo…

Trunks enfurece y da un puñetazo a Goten en el rostro y éste sale volando y se estampa contra una de las paredes del lugar. Todos, al ver esto se quedan completamente callados, y observan a Trunks el cual, al verse observado, muy, pero muy molesto, les grita:

–¿Qué demonios me están viendo, insectos?

Trunks, al escuchar sus palabras, se tapa la boca, y se da cuenta de lo que acaba de hacer y teme por su vida. Goku se acerca a Trunks, le pone una mano en el hombro al mismo tiempo que suelta una ruidosa carcajada. Dice a Trunks:

–Vaya, ja ja ja ja ja ja ja, te escuchaste idéntico a Vegeta, ja ja ja ja ja. Se nota que eres su hijo, ja ja ja ja ja ja ja ja ja.

Trunks, completamente rojo de la vergüenza, baja la cabeza. Todos observan extrañados los acontecimientos, y una desconocida voz femenina corta con el silencio y las risas de Goku:

–¿Vegeta? ¿Dónde está Vegeta?

Todos voltean hacia todos lados buscando a la persona que expresó tal pregunta. En la puerta encuentran a quien buscan y es la joven que apareció el día anterior. Bulma, al verla, se acerca a ella y le dice molesta:

–Al fin despiertas. Dime: ¿quién demonios eres? ¿Para qué buscas a Vegeta?

La joven pregunta a Bulma:

–¿Conoces a Vegeta?

Bulma, completamente molesta, le grita:

–Claro que lo conozco, y ahí está. ¿Que no lo ves?

Bulma apunta a Vegeta, que está junto con Bra. La joven desconocida aparta a Bulma, lanzándola con una ráfaga de viento haciéndola volar por los aires. Trunks a toda velocidad vuela y atrapa a su mamá, la joven camina tranquilamente hasta Vegeta, quien le dice a Bra:

–Bra, apártate. Tal parece que hay un nuevo enemigo.

La joven escucha las palabras de Vegeta, y al llegar hasta él se detiene y dice:

–Yo no soy un enemigo, Señor Vegeta.

La desconocida se arrodilla ante Vegeta para la sorpresa de Vegeta y todos los presentes, y la dice:

–No soy un enemigo, he venido para ponerme a sus órdenes, además de protegerlo de un enemigo que vendrá hasta usted. He sido encomendada para protegerlo de tal peligro, y las órdenes que se me dieron deben ser cumplidas.

La sorpresa de todos y cada uno de los presentes es mayúscula. ¿Proteger a Vegeta? ¿Ponerse a su servicio? ¿Quién fue el que ordenó proteger a Vegeta? ¿Qué es lo que está sucediendo aquí?